“Aragón es una de las CCAA en las que más adelantado está el plan de eliminación de Hepatitis C”

“Aragón es una de las CCAA en las que más adelantado está el plan de eliminación de Hepatitis C”

En Aragón se han puesto en marcha planes de cribado, información y formación para cumplir con el objetivo marcado por la Organización Mundial de la Salud de eliminar de la hepatitis C en el año 2030.

Desde la aprobación del Plan Estratégico para el Abordaje de la hepatitis C en el Sistema Nacional de Salud (PEAHC), la respuesta conjunta a la hepatitis C en España ha logrado grandes avances en su eliminación como problema de salud pública. Se ha observado una tendencia descendente de la prevalencia de infección activa por el virus de la hepatitis C (VHC) en algunas de las poblaciones más vulnerables, además se ha progresado en el conocimiento de la epidemiología de la infección activa en población general a través del 2º Estudio de Seroprevalencia en España. Pero, a pesar de todo, las actuales características de la situación epidemiológica de la infección por el VHC en España hacen que siga siendo un problema de salud pública.

En el marco de la estrategia mundial del sector de la salud contra las hepatitis víricas 2016-2021, se han propuesto, dentro de las metas globales, el diagnóstico del 50% de las personas con infección crónica por VHC para 2020 y del 90% para 2030. En este sentido, en España, el Ministerio de Sanidad publicó en el mes de julio una guía donde se recogen indicaciones sobre el cribado del VHC y la vinculación de las personas diagnosticadas al seguimiento y tratamiento de la hepatitis C en España.

Asimismo, este año la eliminación de la hepatitis C ha cobrado especial relevancia tras la concesión del Premio Nobel de Medicina a los descubridores del VHC. Gracias a este reconocimiento se presenta la oportunidad de hacer divulgación y concienciar, tanto a profesionales como a pacientes y a la población general, de la importancia de la eliminación del virus de la hepatitis C.

A nivel de las Comunidades Autónomas, destaca Aragón, en donde se han puesto en marcha diferentes planes de cribado, información y formación para alcanzar el objetivo de eliminación del VHC. Además, se han simplificado muchos circuitos.

“Tenemos desde hace tiempo el diagnóstico en un solo paso que evita la pérdida de pacientes, ya que facilita el diagnóstico. Además, hemos puesto en marcha un circuito de cribado de pacientes con factores de riesgo y su derivación a los médicos especialistas en digestivo o en enfermedades infecciosas para que sean tratados. Por otro lado, hemos iniciado un plan de información general con carteles y folletos específicos en los que se explica lo que es la enfermedad y los factores de riesgo para concienciar a la población. Por último, tenemos un programa de formación para los profesionales, para ayudar a que se cribe bien a los enfermos y a que se haga un mejor manejo de los pacientes”, explica la doctora Trinidad Serrano, jefa de sección de hepatología del Hospital Clínico Lozano Blesa de Zaragoza.

En este sentido, la doctora destaca que, gracias a la colaboración de personas de todos los niveles asistenciales, junto con profesionales de diferente origen y con la ayuda directa de la dirección general de asistencia sanitaria de Aragón, hemos conseguido ser una de las Comunidades Autónomas en las que más adelantado está el plan de eliminación de la Hepatitis C” Por otro lado, reconoce que con motivo de la pandemia del COVID-19 “se ha vivido un retroceso, porque durante varios meses ha bajado el ritmo de tratamiento y de atención a los pacientes con VHC, ya que prácticamente todos los recursos han estado dedicados a los pacientes con coronavirus. Pero hemos visto también que, en los periodos entre olas, es decir, cuando mejoraba un poco la pandemia, sí que remontan, es decir, que en el momento que afloja un poco la pandemia se vuelven a retomar las acciones. Nosotros, el equipo de estrategias, es decir, todo el equipo regional que estamos participando en la estrategia de la eliminación de la hepatitis C, nos hemos seguido reuniendo precisamente para evitar un estancamiento del plan”, añade.

Asimismo, con el objetivo de seguir buscando las fórmulas más adecuadas que permitan retomar las acciones necesarias para alcanzar la eliminación de la Hepatitis C en España, el equipo multidisciplinar constituido por representantes de los agentes involucrados en cada comunidad autónoma, entre ellas Aragón, se volvió a reunir bajo el paraguas del proyecto Retomando la eliminación del virus de la hepatitis C (REC), organizado por la compañía biofarmacéutica AbbVie.

Una muestra de todo este esfuerzo es la reducción tanto de la incidencia como la prevalencia de la enfermedad. “Vemos ya muchos menos enfermos graves por hepatitis C y se ponen muchos menos pacientes en lista de espera por cirrosis hepática por hepatitis C. Por este motivo, estoy convencida de que en el 2030 y, seguramente antes, se conseguirá eliminar la hepatitis C y acabará siendo una enfermedad de la que sólo habrá algunos casos residuales”, concluye la doctora Serrano.

 

Fuente: consalud.es

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

No hay eventos!

TE PODRÍA INTERESAR

Las comidas más comunes que pueden causar serios daños a tu hígado

Las comidas más comunes que pueden causar serios daños a tu hígado

Se trata de uno de los órganos más importantes del cuerpo humano, de ahí que haya que maximizar los cuidados para no sufrir enfermedades hepáticas en el futuro.

El hígado es el gran laboratorio del cuerpo humano, de ahí la enorme importancia que tiene a la hora de realizar las funciones vitales. En resumen, es el encargado de ayudar al estómago a digerir los alimentos, eliminar las toxinas y almacenar energía. Si no cuidamos bien nuestra dieta o mantenemos malos hábitos como por ejemplo beber alcohol o fumar, nos arriesgamos a sufrir serias enfermedades hepáticas que además de complicar mucho nuestra vida cotidiana pueden llegar a ser potencialmente mortales.

Algunos de los síntomas más comunes de diversas enfermedades hepáticas incluyen hinchazón en el abdomen o las piernas, cambios bruscos en el color de las heces o la orina y, sobre todo, ictericia, es decir, piel y ojos amarillos. Como no quieres exponerte a esta serie de riesgos, aquí van una serie de alimentos y productos que deberías eliminar de tu dieta lo antes posible, recopilados por la revista ‘Eat This Not That’.

Refrescos azucarados

El alcohol no es la única bebida que puede causar serios estragos a tu hígado. También las bebidas azucaradas y refrescos. “En dosis bajas pueden llegar a ser malas para tu intestino delgado”, reconoce Ian Braithwhite, especialista en salud y estilo de vida británico. “Pero en dosis altas pueden llegar a producir toxicidad hepática. Los alimentos que propocionan más cantidad de fructosa (uno de los ingredientes tóxicos de los refrescos) contienen azúcares altamente refinados”.

Algunas salsas

Si quieres cuidar tu hígado, otra de las mejores cosas que puedes hacer es decir adiós al ketchup o a la mostaza. A no ser que optes por hacerlas tú mismo, ya que el problema radica en que, al igual que los refrescos, contienen muchos azúcares añadidos. “A menudo, las fuentes más peligrosas de fructosa son aquellas en las que el contenido de azúcar es menos obvio como el ketchup o algunos aliños de ensaladas, asegura el especialista.

Patatas fritas

Evidentemente, a no ser que las cocines tú mismo, si las compras ya congeladas es muy posible que contengan un alto contenido de grasas saturadas. “Las dietas altas en este tipo de lípidos llevan a un aumento de la grasa presente en el hígado y afectan a la resistencia de la persona a la insulina”, explica Leann Poston, médico especialista en enfermedades hepáticas.

Aceites vegetales

“El aceite vegetal se oxida más rápidamente que el de oliva a la hora de freír, contribuyendo al daño hepático por medio de la enfermedad del hígado graso no alcohólico”, asegura Kelly Cole, enfermera británica. Por ello, lo mejor que puedes hacer es gastarte un poco más de dinero en el aceite de oliva. Tu salud y tu hígado te lo agradecerán.

Charcutería

La buena cantidad de sodio que contienen este tipo de productos cárnicos puede causar un desequilibrio de las proporciones de líquidos en el cuerpo, lo que “dificulta que el hígado realice un filtrado eficiente”, recalca John Fawkes, dietista y especialista en nutrición. “Esto podría causar problemas hepáticos mucho más graves en el futuro”.

 

Fuente: elconfidencial.com

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

No hay eventos!

TE PODRÍA INTERESAR

“Diagnosticar enfermedades hepáticas ya es posible sin hacer pruebas invasivas”

“Diagnosticar enfermedades hepáticas ya es posible sin hacer pruebas invasivas”

El Dr. Javier Ampuero, del Hospital Virgen del Rocío, premiado como uno de los mejores investigadores jóvenes de Europa.

La Asociación Europea de Gastroenterología acaba de conceder al doctor Javier Ampuero el premio Rising Star, que reconoce la trayectoria de calidad, en los ámbitos de la investigación, la clínica y la capacidad de liderazgo, de profesionales jóvenes (menores de 40 años) altamente cualificados de toda Europa en el campo de la Gastroenterología y Hepatología.

Como se dice habitualmente: uno entre un millón. El doctor Javier Ampuero Herrojo es especialista de Aparato Digestivo del Hospital Universitario Virgen del Rocío, investigador del Instituto de Biomedicina de Sevilla y Profesor Asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sevilla.

Con 36 años recién cumplidos tiene 86 publicaciones científicas en revistas bien indexadas de la especialidad. Desde esta semana suma otra patente, y ya son tres, en el campo de la medicina hepática. Centra su asistencia principalmente en tres campos: El de la Hepatitis C; la enfermedad hepática metabólica grasa, el hepatocarcinoma, y la cirrosis hepática y sus complicaciones.

Natural de Granada, ha dividido su corta vida entre Melilla, Córdoba, donde estudió Medicina, y desde hace 11 años en Sevilla, pasando entre medias por los Estados Unidos.

¿Cómo le ha dado tiempo a hacer tanto?

Cuando uno lee negro sobre blanco de todas las cosas realizadas toma conciencia de que sí, son muchas cosas. A veces, el día a día no permite observar esto con la perspectiva necesaria. Detrás de ello no hay secretos, sólo esfuerzo, sacrificio y contar con un gran apoyo personal y profesional de las personas que me rodean.

¿Por qué eligió la especialidad del Aparato Digestivo y dentro de este la Hepatología?

Es una especialidad muy completa y amplia, que incluye aspectos puramente clínicos y también técnicas diagnósticas y terapéuticas invasivas. Dentro de la especialidad tengo un apego especial por las enfermedades hepáticas, debido a que el hígado es un órgano esencial e interconectado en múltiples procesos sistémicos.

¿De qué forma nos beneficiaremos de sus investigaciones?

La investigación en la que participo es muy amplia, incluyendo aspectos más lejanos de la práctica clínica y otros con impacto “inmediato”. Entre ellos, creo que podemos destacar la creación de un algoritmo (Hepamet Fibrosis Sscore) que evita, en un número muy importante de pacientes con esteatosis hepática, la realización de una biopsia hepática, ya que podemos predecir con alta fiabilidad qué grado de daño hepático presentan. Por otro lado, estamos trabajando en el desarrollo de un algoritmo para detectar qué pacientes desarrollan cáncer de hígado tras haberse curado de hepatitis C, de tal manera que podamos dar de alta a aquellos pacientes que no vayan a tener un problema y mantener en consulta sólo aquellos en riesgo.

¿A qué otros retos se enfrentan en el campo de la Hepatología?

Retomando la pregunta anterior, el primero sería el desarrollo de métodos no invasivos, fáciles, sencillos y baratos, que sean capaces de predecir el daño hepático y su evolución. El segundo, combatir la lacra que sigue suponiendo el consumo excesivo de alcohol, que año tras año siega la vida de muchas personas. Y el tercero, acercarnos al tratamiento personalizado de enfermedades tan relevantes, en términos de morbilidad y mortalidad, como la esteatosis hepática y el cáncer de hígado.

El estudio por el que le reconoció la Sociedad Española de Patología Digestiva el año pasado se centraba en la esteatosis hepática o hígado graso no alcohólico. El doctor Ampuero afirma que afecta a un 20-30% de la población. Sin embargo reconoce que esta enfermedad, que causa la mayoría de los trasplantes hepáticos en los países occidentales, se puede revertir en parte con cambios de dieta y la práctica de ejercicio físico de forma habitual, porque la obesidad, entre otros, es un factor importante para el desarrollo de la misma. 

Es una enfermedad infradiagnosticada ¿Podríamos solucionarlo instruyendo mejor a la Atención Primaria?

Sí, porque tiene ciertas barreras al tratarse de una enfermedad que no es contagiosa (a diferencia de la hepatitis C), que no es estigmatizante (a diferencia del consumo de alcohol) y que no suele tener síntomas hasta estados avanzados. En este contexto, es fundamental el papel de Atención Primaria en la detección precoz, ya que representa la puerta de entrada al sistema sanitario. A este respecto, en mi área sanitaria, hemos llevado a cabo un plan con Atención Primaria para facilitar el uso de métodos no invasivos basados en nuestra patente a través de su integración en el sistema electrónico de petición de analíticas.

¿Otro reto sería buscar tratamientos adecuados en función de la etiología u origen de la enfermedad?

Así es. Sabemos que existen múltiples factores de riesgo para desarrollar esteatosis hepática, como la obesidad, la diabetes, la hipertensión o los trastornos del colesterol. En este sentido, la tendencia es ir hacia tratamientos personalizados en función del elemento principal que origine la enfermedad hepática. Es decir, tocar la tecla adecuada en cada paciente.

¿Qué peso tiene la microbiota en las enfermedades hepáticas?

La microbiota es el conjunto de microorganismos que habitan en nuestro cuerpo y que, fundamentalmente, residen en nuestro aparato digestivo. Actualmente, sabemos que tienen un papel fundamental en muchas enfermedades. Como no podía ser diferente, juega un papel cada vez más claro en el desarrollo de enfermedades hepáticas, como la esteatosis o las complicaciones asociadas a la cirrosis hepática.

¿Y qué nos depara el conocimiento de la microbiota?

El futuro, cada vez más presente, aboga por el trasplante de microbiota como una terapia eficaz en determinados escenarios.

No se cansa de afirmar que la obesidad es una pandemia. ¿Esto lo ha provocado nuestro estilo de vida?

Lamentablemente, el estilo de vida actual, basado en una alimentación poco saludable y un incremento del sedentarismo, ha hecho que se disparen las tasas de obesidad. En España, por ejemplo, tenemos un gran problema con la obesidad infantil y adolescente que no estamos sabiendo detener. La obesidad será la epidemia que marcará el siglo XXI y corremos el riesgo que, debido a sus múltiples conexiones con diversas enfermedades, erosione enormemente los sistemas públicos de salud.

Usted puede aconsejar, pero no cambiar el estilo de vida de las personas. ¿Qué puede cambiar como científico?

No podemos renunciar a ser proactivos con los pacientes cada vez que estos acudan a un punto de salud, en aras de mantener la adherencia a un estilo de vida saludable. No obstante, es cierto que es difícil en ocasiones conseguir este objetivo. En este contexto, como científicos, debemos trabajar en programas de telemedicina, que nos permitan incrementar la monitorización del estilo de vida, y en el desarrollo de terapias antiobesidad. Siempre buscando el mayor grado de eficacia.

 

Fuente: elcorreoweb.es

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

No hay eventos!

TE PODRÍA INTERESAR

Expertos aconsejan extender los cribados de hepatitis C y atender a poblaciones marginales y de riesgo

Expertos aconsejan extender los cribados de hepatitis C y atender a poblaciones marginales y de riesgo

En los últimos años la aparición de los nuevos antivirales de acción directa ha revolucionado el tratamiento de la hepatitis C.

Investigadores de la Unidad de Infección Viral e Inmunidad en el Centro Nacional de Microbiología del ISCIII han publicado en el Journal of Clinical Medicine un editorial en torno a los objetivos a corto y medio plazo en el manejo de la hepatitis C. Entre las recomendaciones que se apuntan en el texto destacan la extensión de posibles cribados, facilitar los tratamientos y una atención especial a poblaciones marginales y de riesgo.

Isidoro Martínez y Salvador Resino, de la citada unidad, son los principales firmantes del artículo, en el que también participan Pablo Ryan, del Hospital Universitario Infanta Leonor de Madrid, y Jorge Valencia, de la Unidad de Reducción de Daños del Servicio Móvil de Atención Sociosanitaria y Derivación a Tratamiento de la Comunidad de Madrid.

En los últimos años la aparición de los nuevos antivirales de acción directa ha revolucionado el tratamiento de la hepatitis C, aumentando de forma muy significativa las curaciones entre los pacientes, también los incluidos en grupos de muy alto riesgo, como los consumidores de drogas inyectables.

Estos fármacos, junto con los nuevos métodos de cribado, han llevado al lanzamiento de nuevos objetivos, mucho más ambiciosos: la Organización Mundial de la Salud (OMS) confía en que en 2030 se hayan reducido las nuevas infecciones en un 90% y que las muertes hayan disminuido un 65%.

El panorama, pese a que aún no hay vacuna contra el virus de la hepatitis C, es esperanzador, aunque hay que consolidar las mejoras para alcanzar estos y otros retos. Los investigadores advierten de que aún hay grupos de riesgo que sufren infradiagnóstico y falta de tratamiento, por lo que los autores proponen una estrategia de microeliminación que permita reducir e incluso eliminar los casos entre estas poblaciones especialmente vulnerables.

Las dificultades son especialmente importantes entre las personas consumidoras de drogas inyectables, que tienen menor acceso a los métodos diagnósticos y, por tanto, a las nuevas terapias; la implantación de procesos que permitan llevar el diagnóstico a lugares más asequibles para este colectivo es uno de los retos pendientes, junto al manejo de posibles resistencias a los nuevos antivirales, que aparecen debido al desarrollo de variantes del virus de hepatitis C (VHC) capaces de escapar a la acción de los fármacos.

Finalmente, los autores han considerado que, con los avances producidos en los últimos años, la erradicación de la enfermedad está más cerca que nunca, pero advierten de que es preciso dar nuevos pasos al frente para acercar más aún esta posibilidad.

 

Fuente: consalud.es

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

No hay eventos!

TE PODRÍA INTERESAR

Un antiviral para la hepatitis reduce la carga viral y la capacidad de contagio de la COVID-19

Un antiviral para la hepatitis reduce la carga viral y la capacidad de contagio de la COVID-19

El peginterferón lambda-1 se ha mostrado eficaz y seguro en pacientes con coronavirus leve o moderado.

El uso de peginterferón lambda-1, un anticuerpo monoclonal involucrado en las respuestas antivirales innatas frente a patógenos respiratorios, se ha mostrado eficaz para reducir la carga viral en pacientes de COVID-19 que no necesitan hospitalización.

Un ensayo aleatorizado doble ciego publicado en The Lancet con 60 personas muestra que una inyección subcutánea de 180 microgramos de peginterferón lambda durante la semana siguiente a la aparición de los síntomas o un resultado positivo en un test para SARS-CoV-2 logró una carga viral indetectable a los siete días en el 80% de los pacientes, frente al 63% en el grupo placebo.

Este fármaco es una forma de acción prolongada del interferón lambda-1, que ya ha mostrado eficacia antiviral similar en infecciones hepáticas y además tiene un mejor perfil de efectos secundarios.

Peginterferón lambda puede reducir la capacidad de contagio de la COVID-19

El estudio sobre la capacidad antiviral de peginterferón lambda frente a la COVID-19, comandado por Jordan Feld, del Toronto Center for Liver Disease, destaca también su seguridad. Sólo dos individuos llegaron al umbral de eventos adversos de grado tres, uno en cada grupo, y no hubo eventos adversos de grado 3 o 4.

Los autores concluyen que el peginterferón lambda tiene potencial para prevenir el deterioro clínico y acortar la duración de la diseminación viral, pudiendo reducir la capacidad de contagio de aquellos pacientes leves o moderados de COVID-19, particularmente en los que tienen una alta carga viral de base.

 

Fuente: redaccionmedica.com

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

No hay eventos!

TE PODRÍA INTERESAR

Una nueva terapia combinada ofrece la posibilidad de curar la hepatitis B

Una nueva terapia combinada ofrece la posibilidad de curar la hepatitis B

Alrededor de 260 millones de personas, más del 3% de la población mundial, están infectadas crónicamente por el virus de la hepatitis B (VHB); a largo plazo, esto suele provocar complicaciones como cirrosis hepática y cáncer de hígado. Todavía no es posible la curación con los medicamentos disponibles.

Ahora, científicos del Centro Alemán de Investigación de Infecciones y del Hospital Universitario de Eppendorf (Alemania) han investigado ahora una nueva terapia combinada que ha resultado muy eficaz en su modelo de infección.

Este nuevo enfoque terapéutico se basa en la desactivación del genoma viral de la hepatitis B localizado en el núcleo de las células hepáticas infectadas. Tras la infección de la célula hepática, el genoma viral se transforma en el interior del núcleo en una molécula de ADN circular cerrada. Este ácido desoxirribonucleico es una molécula estable conocida como ADN circular cerrado covalentemente (ADNcc) y sirve como plantilla para la producción de nuevos virus. El cccDNA representa el reservorio central de los virus de la hepatitis B y permite su persistencia en el hígado.

Estos investigadores consiguieron evitar que el VHB-ADNc produjera más virus en el modelo animal. El punto de ataque de su terapia es la proteína viral HBx, que protege el ADNcc en el núcleo celular del silenciamiento impidiendo que un factor del huésped (el complejo SMC) se una a él. El equipo trató a los animales, por un lado, con la citoquina antiviral interferón-alfa, que ya había demostrado reducir el ARN viral y, por otro, suprimieron la formación de la proteína HBx mediante interferencia de ARN, un método en el que se inhibe la traducción de ARN a proteína.

En ambos casos, consiguieron anular la producción de HBx en la mayoría de las células infectadas y, por tanto, desactivar el ADNc mediante la reaparición del factor de restricción del huésped. Además, combinaron este tratamiento con la administración de bulevirtida, capaz de impedir la entrada del VHB en las células y, por tanto, una reinfección.

De este modo, el efecto de la desactivación del ADNc podría mantenerse incluso más allá del final del tratamiento. La bulevirtida, más conocida por el nombre de investigación myrcludex, fue codesarrollada en el DZIF y ha sido aprobada recientemente para el mercado europeo como sustancia activa en el tratamiento de la hepatitis D.

“Esta terapia combinada fue capaz de lograr el cierre sostenido del ADNc en las células infectadas”, explican los científicos. Aunque hasta ahora sólo se ha probado en el modelo de ratón, están convencidos de la combinación: “Los resultados demuestran que el genoma del VHB puede cerrarse con ciertos tratamientos combinados. Estos enfoques pueden aplicarse ahora en estudios clínicos para lograr una cura funcional de la hepatitis B crónica”.

 

Fuente: infosalus.com

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

No hay eventos!

TE PODRÍA INTERESAR