Rifaximina para la prevención de la encefalopatía hepática en pacientes tratados con TIPS: un ensayo multicéntrico aleatorizado controlado con placebo

Rifaximina para la prevención de la encefalopatía hepática en pacientes tratados con TIPS: un ensayo multicéntrico aleatorizado controlado con placebo

Antecedentes

La eficacia de la rifaximina en la prevención secundaria de la encefalopatía hepática (EH) está bien documentada, pero su eficacia para la prevención de un primer episodio en pacientes tratados con TIPS no está establecida.

Métodos

En este ensayo aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo, se asignaron al azar a los pacientes que fueron tratados con TIPS para recibir rifaximina, a una dosis de 600 mg dos veces al día o placebo, comenzaron 15 días antes de TIPS y durante 6 meses después el procedimiento. Los pacientes fueron seguidos por un período de un año (6 meses después de dejar de tomar rifaximina). El punto final primario de eficacia fue la probabilidad de permanecer libre de EH a los 6 meses.

Resultados

Entre el 10/2013 y el 06/2016, se incluyeron 186 pacientes (144 hombres / 44 mujeres, edad media 60 ± 9 años). Las indicaciones de TIPS fueron ascitis recurrente o prevención de nuevas hemorragias en 86% y 16% de los casos, respectivamente. La etiología de la cirrosis fue alcohólica en el 70% de los pacientes. Las puntuaciones medias de Meld y Child-Pugh fueron de 12 ± 4 y 8 ± 1, respectivamente. Veinte por ciento de los pacientes ya han experimentado al menos un episodio de EH antes de TIPS.

El seguimiento medio fue de 310 ± 120 días. La probabilidad de 6 meses de estar libre de EH fue del 59,1% en el grupo de rifaximina en comparación con el 44,2% en el grupo de placebo (P = 0,05). La supervivencia libre de trasplante a los 6 meses fue del 93,2% en el grupo de rifaximina en comparación con el 84,0% en el grupo de placebo (P = 0,05).

Conclusión

En pacientes tratados con TIPS, demostramos que el uso de rifaximina preventiva se asocia con un menor riesgo de EH y una mayor tasa de supervivencia sin trasplante durante el período de tratamiento de 6 meses después del procedimiento.

 

Fuente: aasld.org

Autores: Christophe Bureau y col. (Francia)

Abstract traducido y adaptado por ASSCAT

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

No hay eventos!

TE PODRÍA INTERESAR

Experiencia multicéntrica. Evaluación de resultados de donantes seropositivos del VHC a los receptores seronegativos del VHC en el trasplante de hígado

Experiencia multicéntrica. Evaluación de resultados de donantes seropositivos del VHC a los receptores seronegativos del VHC en el trasplante de hígado

Antecedentes

Ahora se puede considerar el trasplante de hígado (TH) de injertos de donantes seropositivos del virus de la hepatitis C (VHC) debido a la aparición de agentes antivirales de acción directa (AADs). Reportamos nuestra experiencia multicéntrica (Mayo Clinic) evaluando el uso de donantes seropositivos al VHC a receptores seronegativos del VHC para TH.

Métodos

Este es un análisis retrospectivo de una base de datos recolectada prospectivamente de un estudio de investigación multicéntrico en curso aprobado por IRB expandido en el protocolo clínico para evaluar receptores adultos de TH seronegativos al VHC que recibieron injertos de donantes seropositivos al VHC.

Resultados

Desde enero de 2018, 22 receptores de TH seronegativos al VHC recibieron injertos de donantes seropositivos al VHC [13 pruebas positivas de ácido nucleico (NAT) y 9 con pruebas negativas de NAT].

Seis injertos fueron de donantes con muerte cardíaca. La media de la puntuación MELD-Na asignada fue de 17. Cuatro se sometieron a un trasplante simultáneo de hígado-riñón (SLK), 3 repitieron TH y 1 con SLK / repitieron TH. La media de los tiempos de espera fue de 84,5 días antes de la inclusión del donante seropositivo al VHC y de 68,5 días al TH después de la inclusión del donante seropositivo al VHC. Ningún receptor de un injerto negativo para VHC-NAT desarrolló viremia por VHC con una media de seguimiento post-TH de 48 días.

Los 13 pacientes que recibieron injertos positivos para VHC-NAT tuvieron viremia de VHC confirmada dentro de los 5 días posteriores al TH. El tratamiento con AADs se inició en el tiempo medio de 28 días (rango 6‐67) después del TH: glecaprevir / pibrentasvir (G / P) durante 12 semanas (11 pacientes), ledipasvir / sofosbuvir (LDV / SOF) + ribavirina (RBV) para 12 semanas (2 pacientes). Después de 4 semanas, todos los pacientes tenían ARN de VHC <40 UI/ml y eran indetectables de ARN de VHC en la semana 8. Los nueve pacientes que completaron el tratamiento lograron RVS 12.

Durante el período de estudio, se observaron los siguientes eventos en los receptores de TH positivos para VHC-NAT: un paciente falleció intraoperatoriamente, un paciente desarrolló nefropatía membranosa aguda relacionada con el VHC y cuatro pacientes desarrollaron rechazo celular agudo probado por biopsia.

Conclusión

El TH utilizando injertos seropositivos al VHC para receptores seronegativos del VHC dio resultados aceptables a corto plazo en nuestra experiencia multicéntrica, incluso con el uso de injertos DCD y la expansión a SLK o repetir el TH. La terapia antiviral dio como resultado una disminución rápida del ARN del VHC. Estos datos preliminares respaldan el uso continuo de los injertos seropositivos al VHC. Se requiere una evaluación cuidadosa y continua con respecto a la selección de pacientes e injertos, así como las complicaciones y el momento del tratamiento.

 

Fuente: aasld.org

Autores: Karn Wijarnpreecha, et al.

Abstract traducido y adaptado por ASSCAT

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

No hay eventos!

TE PODRÍA INTERESAR

Todo preparado para acceder al tratamiento de la hepatitis C en Malasia

Todo preparado para acceder al tratamiento de la hepatitis C en Malasia

Veinte meses después del sofosbuvir, el medicamento genérico contra la hepatitis C que se introdujo en Malasia mediante una licencia obligatoria, sólo unos 4.500 pacientes han sido tratados, según el Ministerio de Salud de Malasia.

El Ministerio admitió que esta etapa inicial de preparar el escenario para el cribado y el tratamiento se había enfrentado a muchos desafíos.

Pero muchos de los problemas se han resuelto y se espera que el número de pacientes a ser examinados y tratados aumente exponencialmente el próximo año.

“El proceso de obtener apoyo de laboratorios, coordinar con los hospitales para que los pacientes sean tratados y las adquisiciones que no cumplen con las especificaciones se encuentran entre los desafíos a los que se enfrentaron”, explicó el Jefe Nacional de Gastroenterología y Hepatología del Ministerio, el Dr. Muhammad Radzi Abu Hassan.

“Hemos rectificado los problemas y esperamos que el número de pacientes examinados y tratados aumente notablemente el próximo año”, afirmó en un diálogo entre las organizaciones de la sociedad civil y el Ministerio en un foro de múltiples partes interesadas sobre la hepatitis C aquí recientemente.

Además de los problemas de logística, el Dr. Muhammad Radzi dijo que en la etapa inicial, había menos pacientes tratados porque muchos de ellos tenían cirrosis hepática y fueron tratados en hospitales, lo que requería más de la medicación asignada.

Pero con los esfuerzos para descentralizar la detección y el tratamiento de la hepatitis C este año, se esperaba que se diagnosticaran y trataran más el próximo año, agregó.

“Tendremos pruebas de detección y tratamiento en clínicas de salud seleccionadas en cada estado a partir del próximo año”, añadió.

El Dr. Muhammad Radzi dijo que con la descentralización, el Ministerio también proporcionaría a las clínicas kits de pruebas rápidas para un mejor acceso a la detección. La prueba rápida es detectar anticuerpos contra la hepatitis C.

Si el resultado es positivo, el paciente necesitaría otro examen para confirmar si se necesita tratamiento.

En total, dijo que el Ministerio y la Fundación para Nuevos Diagnósticos Innovadores (FIND, en sus siglas en inglés), financiados por Unitaid, habían examinado a más de 50.000 personas de alto riesgo este año.

FIND, en colaboración con el Ministerio, había probado e introducido la prueba de diagnóstico rápido de hepatitis C en una clínica de salud en diciembre del año pasado y en 25 clínicas de salud a partir de marzo.

El programa evaluó a 15.148 pacientes y 2.031 pacientes resultaron positivos para la hepatitis C, mientras que 11.523 pacientes fueron evaluados durante la campaña de una semana del Ministerio con motivo del Día Mundial contra la Hepatitis en julio y 220 pacientes resultaron positivos, según el gerente del proyecto del país FIND HCV, Sem Xiao Hui.

Para los otros casos (de los 50.000) mientras se estudiaba la prueba rápida, las clínicas de salud tomaron muestras de sangre y las enviaron a los hospitales o laboratorios de salud pública para su análisis.

En 2017, la hepatóloga consultora de la Universiti Malaya, la profesora Dra. Rosmawati Mohamed, señaló que se estimaba que más de 500.000 malayos de entre 15 y 60 años estaban infectados con hepatitis C, pero el 74% o 386.000 tenían una infección activa o persistente que requería tratamiento.

En julio de 2017, The Star publicó una noticia en primera plana que destacaba la difícil situación de los malayos que sufrían de hepatitis C, ya que sólo una fracción podía permitirse el medicamento que puede costar hasta 300.000 dólares malayos durante todo el tratamiento.

Posteriormente, el Gabinete aprobó la emisión de una licencia de uso gubernamental para permitir la importación de versiones genéricas del medicamento sofosbuvir contra la hepatitis C.

 

Fuente: thestar.com.my

Noticia traducida por ASSCAT

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

No hay eventos!

TE PODRÍA INTERESAR

Las nuevas terapias NASH son prometedoras en estudios de etapa intermedia

Las nuevas terapias NASH son prometedoras en estudios de etapa intermedia

Los resultados del estudio de fase II presentados en la Reunión del Hígado de la AASLD celebrada en Boston muestran que una serie de terapias experimentales mejoran los marcadores de la salud del hígado en personas con esteatohepatitis no alcohólica (NASH, en sus siglas en inglés).

Se necesitan estudios más amplios para determinar si ofrecen beneficios clínicos a largo plazo y si podrían funcionar mejor en regímenes combinados.

La enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD, en sus siglas en inglés) y la NASH, su forma más grave, son responsables de una proporción creciente de enfermedad hepática avanzada. La acumulación de grasa en el hígado provoca inflamación, que con el tiempo puede provocar fibrosis, cirrosis y cáncer de hígado. La enfermedad del hígado graso se reconoce cada vez más como una manifestación del síndrome metabólico, un grupo de afecciones que incluyen obesidad abdominal, glucosa elevada en la sangre y lípidos sanguíneos anormales.

Actualmente no existen terapias médicas efectivas para la NASH, y el manejo se basa en cambios en el estilo de vida, como la pérdida de peso. En los últimos años, se descubrió que varios candidatos a fármacos NAFLD / NASH que parecían prometedores según la investigación en animales y los biomarcadores en los primeros estudios en humanos no mejoraban significativamente la fibrosis cuando se probaban solos en ensayos clínicos en etapas posteriores. Los resultados de dos de estos, el inhibidor de pan-caspasa emricasan y el inhibidor de ASK1 selonsertib, se informaron en la reunión del hígado.

Los estudios de cuatro candidatos más nuevos: MSDC-0602K, tropifexor, licogliflozina y saroglitazar magnesio, se presentaron como participantes en la conferencia.

MSDC-0602K

MSDC-0602K, de Cirius Therapeutics, es un fármaco sensibilizador a la insulina de segunda generación. Un medicamento del mismo tipo, pioglitazona, está aprobado para la diabetes tipo 2, pero su uso está limitado por los efectos secundarios como la hinchazón y la pérdida ósea. MSDC-0602K tiene menos efecto sobre PPAR-gamma, que se cree que es responsable de estos eventos adversos.

“La resistencia a la insulina es una causa tanto de diabetes como de NAFLD, lo que lleva a un mayor riesgo cardiovascular; por lo tanto, un compuesto seguro que aumenta la sensibilidad de un cuerpo a la insulina tiene el potencial de abordar la fisiopatología subyacente de ambas enfermedades”, explicó el director médico de Cirius, el Dr. Howard Dittrich, en un comunicado de prensa de la compañía.

El Dr. Stephen Harrison, de Pinnacle Clinical Research en Texas, presentó los resultados del ensayo de fase IIb EMMINENCE, que incluyó a 392 personas con NASH confirmada por biopsia y fibrosis hepática. Casi el 60% eran mujeres y la media de edad era de 57 años. Alrededor del 40% tenía fibrosis leve (etapa F1), casi el 60% tenía fibrosis moderada a avanzada (etapa F2-F3) y un poco más de la mitad tenía diabetes.

Los participantes fueron asignados aleatoriamente para recibir una de las tres dosis orales de MSDC-0602K (62,5 mg, 125 mg o 250 mg) o un placebo. A las 12 semanas se les realizó una biopsia hepática de seguimiento.

Las personas tratadas con las dos dosis más altas de MSDC-0602K experimentaron una mejora significativa en el metabolismo de la glucosa y la resistencia a la insulina. También vieron reducciones en las enzimas hepáticas ALT, AST, GGT y fosfatasa alcalina, que pueden indicar daño hepático e inflamación. Un tercio de los que tomaron la dosis más alta experimentaron la normalización de ALT.

Sin embargo, el estudio no alcanzó su objetivo principal de producir al menos una disminución de 2 puntos en la puntuación de actividad de NAFLD sin empeoramiento de la fibrosis. Esto ocurrió en el 30%, el 30%, el 33% y el 40% de los participantes en los grupos de dosis de placebo, 62,5 mg, 125 mg y 250 mg, respectivamente. Esta diferencia no alcanzó el umbral de significación estadística, en parte porque la tasa de respuesta en el grupo placebo fue mayor de lo esperado. Un análisis post-hoc mostró que la dosis de 250 mg era significativamente más probable que el placebo para conducir a la resolución NASH con una mejora de al menos 2 puntos y sin empeoramiento de la fibrosis (27% frente a 14%, respectivamente).

MSDC-0602K fue generalmente seguro y bien tolerado. Los eventos adversos generales y los eventos adversos graves, incluidos los efectos secundarios como la inflamación y las fracturas óseas que preocupan a esta clase de medicamentos, ocurrieron con una frecuencia similar en todos los grupos. Sin embargo, el aumento de peso fue mayor en los que tomaron el medicamento del estudio.

Tropifexor

El Dr. Arun Sanyal, de la Facultad de Medicina de la Virginia Commonwealth University, presentó los hallazgos del ensayo de fase II FLIGHT-FXR de tropifexor, un agonista del receptor farnesoide X (FXR) de Novartis. FXR regula la síntesis de ácidos biliares y juega un papel en el metabolismo de los lípidos.

Este análisis incluyó a 152 personas con NASH confirmada por biopsia y fibrosis en estadio F2-F3. Alrededor del 65% eran mujeres y la edad media era de unos 55 años. El índice de masa corporal promedio fue de aproximadamente 35 (en el rango de obesidad), aproximadamente el 80% tenía diabetes y la fracción de grasa hepática media fue de casi el 20%.

Los resultados reportados previamente mostraron que 10-90 mcg diarios de tropifexor redujeron la inflamación y la grasa del hígado. Sanyal presentó hallazgos provisionales de 12 semanas de participantes que recibieron 140 mcg o 200 mcg diarios de tropifexor o un placebo durante 48 semanas.

Las personas que tomaron tropifexor experimentaron una disminución rápida y sostenida en los niveles de ALT, que disminuyeron en 8,9, 20,1 y 23,6 UI/l en los grupos placebo, 140 mcg y 200 mcg, respectivamente. La diferencia entre el grupo placebo y la dosis más alta fue estadísticamente significativa. Los niveles de GGT disminuyeron significativamente en ambos grupos de dosis.

La fracción de grasa hepática disminuyó en un 10%, un 17% y un 31% en los tres grupos, y la dosis más alta nuevamente mostró un beneficio significativo sobre el placebo. El 20% de las personas en el grupo de 140 mcg y el 64% en el grupo de 200 mcg vieron al menos una reducción del 30% en la grasa del hígado.

Los participantes en ambos grupos tropifexor experimentaron una pérdida de peso significativa. Al observar los lípidos en la sangre, el medicamento condujo a un aumento en el colesterol LDL (malo) y una disminución en el colesterol HDL (bueno), pero nadie cumplió con los criterios para un LDL alto o un HDL bajo.

Tropifexor fue generalmente seguro y los eventos adversos graves fueron poco frecuentes. Sin embargo, aproximadamente una cuarta parte de los del grupo de 200 mcg redujeron su dosis o interrumpieron el tratamiento debido a eventos adversos. El efecto secundario más notable fue picazón (prurito), reportado en un 12% en el grupo placebo, en un 44% en el grupo de 140 mcg y en un 53% en el grupo de 200 mcg. Aproximadamente un 5% y un 7% en los dos grupos de tropifexor experimentaron picazón severa.

Los próximos resultados de las biopsias de hígado que se realizarán a las 48 semanas revelarán más sobre los efectos del tropifexor en la salud del hígado.

Licogliflozina

La licogliflozina, también de Novartis, es un inhibidor de los cotransportadores de sodio y glucosa 1 y 2 (SGLT1 / 2) que bloquea la absorción de glucosa del intestino y la reabsorción por los riñones.

Harrison presentó los resultados de un estudio de fase IIa de 77 personas que tenían NASH confirmada por biopsia con fibrosis en etapa F1-F3 o que tenían sobrepeso y tenían diabetes tipo 2 y ALT elevada. Más de la mitad eran mujeres y la media de edad era de unos 50 años. El índice de masa corporal promedio fue de aproximadamente 35 y la fracción media de grasa hepática fue de aproximadamente el 21%.

Los participantes fueron asignados aleatoriamente para recibir 30 mg o 150 mg de licogliflozina o un placebo durante 12 semanas.

Los niveles de ALT disminuyeron en ambos grupos de licogliflozina mientras se mantuvieron estables en el grupo placebo. Al final del estudio, los niveles de ALT fueron un 36% más bajos en el grupo de 30 mg y un 43% más bajos en el grupo de 150 mg, siendo esta última diferencia estadísticamente significativa. Los niveles de AST y GGT disminuyeron significativamente en ambos grupos de dosis, al igual que los niveles de glucosa en sangre según lo indicado por HbA1c.

La grasa del hígado disminuyó en un promedio de -5,28% y -7,02% en los grupos de 30 mg y 150 mg, en comparación con -2,57% en el grupo de placebo. Al final del tratamiento, el 63%, el 44% y el 19%, respectivamente, experimentaron al menos un 5% de reducción absoluta de la grasa hepática, mientras que el 67%, el 40% y el 25%, respectivamente, tuvieron al menos una reducción relativa del 30%. Estas diferencias fueron significativas para el grupo de dosis más alta.

La mayoría de los biomarcadores de fibrosis hepática no cambiaron significativamente en ninguno de los grupos de dosis de licogliflozina en general, pero se observaron algunas disminuciones significativas al limitar el análisis a aquellos con fibrosis más extensa al inicio del estudio.

El peso corporal disminuyó significativamente en ambos grupos de licogliflozina, una pérdida de -3,88% del peso corporal inicial en el grupo de dosis baja y -4,54% en el grupo de dosis alta, mientras se mantuvo estable en el grupo placebo. La circunferencia de la cintura disminuyó en un promedio de -2,44 cm y -4,02 cm en los grupos de licogliflozina, pero aumentó en un 1,47 cm en el grupo de placebo.

La licogliflozina también fue generalmente segura y bien tolerada. El efecto secundario más común fue la diarrea, que fue aproximadamente dos veces más común en el grupo de 150 mg en comparación con los grupos de 30 mg y placebo (un 77%, un 40% y un 39%, respectivamente), pero fue principalmente leve. Una persona de cada grupo interrumpió el tratamiento debido a eventos adversos.

Saroglitazar

Finalmente, el Dr. Samer Gawrieh de la Universidad de Indiana presentó los resultados de un estudio de saroglitazar magnesio. Este nuevo agonista dual de PPAR-alfa-gamma sin tiazolidinediona, desarrollado por Zydus, induce la oxidación de ácidos grasos y reduce la producción de triglicéridos en el hígado, mejorando así la sensibilidad a la insulina y el metabolismo de la glucosa.

El ensayo de fase II EVIDENCES IV incluyó a 106 personas diagnosticadas con NAFLD que tenían escaneos de imágenes que mostraban enfermedad del hígado graso o una biopsia que mostraba NASH o esteatosis simple. Los participantes fueron asignados aleatoriamente a tomar 1 mg, 2 mg o 4 mg de saroglitazar o un placebo durante 16 semanas.

En la semana 16, los niveles de ALT disminuyeron en un 27%, un 33% y un 44% en los respectivos grupos de saroglitazar, mientras que aumentaron en un 4% en el grupo de placebo; las tres dosis mostraron un beneficio significativo. Alrededor del 19% en el grupo de 1 mg, el 17% en el grupo de 2 mg y el 52% en el grupo de 4 mg experimentaron al menos una reducción de ALT del 50%.

El contenido de grasa hepática disminuyó en un 4% en el grupo de 4 mg de saroglitazar, aunque el cambio fue insignificante en dos grupos de dosis más bajas. En este grupo, el 56% experimentó una reducción de más del 10% en la grasa del hígado, el 48% tuvo una reducción de más del 20% y el 41% tuvo una reducción de más del 30%. Los niveles de insulina en ayunas y la resistencia a la insulina (HOMA-IR) disminuyeron significativamente en el grupo de 4 mg. Los niveles de triglicéridos, colesterol total y LDL disminuyeron mientras que el HDL aumentó.

Al observar los marcadores de fibrosis hepática, las puntuaciones de APRI y de fibrosis hepática extendida (ELF) disminuyeron significativamente en el grupo de 4 mg de saroglitazar mientras aumentaron en el grupo de placebo. La rigidez hepática disminuyó en todos los grupos de saroglitazar, pero las disminuciones no alcanzaron el umbral de importancia. El IMC aumentó en los grupos de 2 mg y 4 mg, pero nuevamente este cambio no fue significativo.

Saroglitazar también fue bien tolerado, y sólo una persona interrumpió el tratamiento debido a un evento adverso que probablemente se relacionó con el tratamiento (erupción cutánea leve).

Terapia de combinación

Dado el número de diferentes procesos biológicos que juegan un papel en el desarrollo de la enfermedad del hígado graso, el tratamiento óptimo puede implicar la combinación de agentes que funcionan por diferentes mecanismos.

Estos cuatro nuevos agentes, junto con emricasan y selonsertib, produjeron efectos modestos pero generalmente positivos sobre los biomarcadores del metabolismo y la salud del hígado. Harrison sugirió que los medicamentos que no funcionan bien por sí solos pero que muestran efectos positivos pueden tener potencial como componentes de la terapia combinada.

Los estudios de tales regímenes ahora están en marcha. El estudio ELIVATE, por ejemplo, evaluará licogliflozina más tropifexor en personas con NASH y fibrosis hepática. El ensayo ATLAS está probando selonsertib más el receptor FXR de Gilead Science, el cilofexor y el firsocostat inhibidor de la acetil-CoA carboxilasa.

 

Fuente: infohep.org

Referencias:

Harrison S et al. Results of MSDC-0602K in a large phase 2b NASH study demonstrate improvement in markers of insulin resistance, glucose metabolism, serum aminotransferases, non invasive markers of NASH and histopathology. AASLD Liver Meeting, abstract LO1, 2019.

https://plan.core-apps.com/tristar_aasld19/abstract/0110896f97a1eb992e5312ed35623b41

Lucas K et al (Sanyal A presenting). Tropifexor, a highly potent FXR agonist, produces robust and dose-dependent reductions in hepatic fat and serum alanine aminotransferase in patients with fibrotic NASH after 12 weeks of therapy: FLIGHT-FXR part C interim results. AASLD Liver Meeting, abstract LO4, 2019.

https://plan.core-apps.com/tristar_aasld19/abstract/0110896f97a1eb992e5312ed35623f99

Harrison S et al. LIK066 (licogliflozin), an SGLT1/2 inhibitor, robustly decreases ALT and improves markers of hepatic and metabolic health in patients with non-alcoholic fatty liver disease: interim analysis of a 12-week, randomized, placebo-controlled, phase 2a study. AASLD Liver Meeting, abstract LO7, 2019.

https://plan.core-apps.com/tristar_aasld19/abstract/0110896f97a1eb992e5312ed356234c6

Gawrieh S et al. Aa phase 2, prospective, multicenter, double-blind, randomized study of saroglitazar magnesium 1 mg, 2 mg or 4 mg versus placebo in patients with nonalcoholic fatty liver disease and/or nonalcoholic steatohepatitis (EVIDENCES IV). AASLD Liver Meeting, abstract LO10, 2019.

https://plan.core-apps.com/tristar_aasld19/abstract/0110896f97a1eb992e5312ed356213ac

Noticia traducida por ASSCAT

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

No hay eventos!

TE PODRÍA INTERESAR

Coalición de asociaciones hepáticas exige simplificar la atención de la hepatitis C

Coalición de asociaciones hepáticas exige simplificar la atención de la hepatitis C

Los líderes de las asociaciones de enfermedades hepáticas de Europa, Estados Unidos, América Latina y Asia emitieron un llamado a la acción mundial en la Reunión del Hígado de la AASLD celebrada en Boston, con el objetivo de avanzar hacia el objetivo de eliminar la hepatitis C como una amenaza para la salud pública.

Aproximadamente 71 millones de personas en todo el mundo tienen el virus de la hepatitis C crónica (VHC), y alrededor de 1,75 millones más adquieren el virus anualmente, según la Asociación Americana para el Estudio de Enfermedades del Hígado (AASLD, en sus siglas en inglés), patrocinadora de la conferencia.

En 2016, los Estados miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se comprometieron a eliminar la hepatitis viral, con objetivos que incluyen una reducción del 80% en las nuevas infecciones por hepatitis B y C y una reducción del 65% en la mortalidad para 2030. Los estudios han demostrado que estos objetivos son alcanzables, pero hasta la fecha los países han tenido un éxito variable en avanzar hacia ellos.

La nueva declaración, firmada por representantes de la AASLD, la Asociación Europea para el Estudio del Hígado (EASL, en sus siglas en inglés), la Asociación Latinoamericana para el Estudio del Hígado (ALEH) y la Asociación del Pacífico Asiático para el Estudio del Hígado (APASL, en sus siglas en inglés), hace un llamamiento a los esfuerzos para simplificar las pruebas y el tratamiento del VHC para que estén más disponibles, especialmente en entornos con recursos limitados.

Las cuatro asociaciones, que están emprendiendo esta iniciativa en asociación con la Iniciativa de Acceso a la Salud de Clinton (CHAI, en sus siglas en inglés), describieron cuatro estrategias para lograr este objetivo:

  • Simplificación de los algoritmos de diagnóstico y tratamiento.
  • Integrar el tratamiento de la hepatitis C en la atención primaria y otros programas de enfermedades.
  • Descentralizando los servicios del VHC a nivel local.
  • Intercambio de tareas con médicos de atención primaria y otros profesionales de la salud.

Estas estrategias son posibles gracias a los avances recientes en el campo, incluida la detección rápida de anticuerpos contra el VHC y las pruebas de carga viral confirmatorias que se pueden realizar en una sola visita clínica, agentes antivirales de acción directa (AADs) que son altamente efectivos y bien tolerados y, la mayoría recientemente, nuevos AADs pangenotípicos que hacen innecesarias las pruebas genotípicas.

“La eliminación del VHC es posible con el despliegue específico de cada país y la rápida ampliación de los programas de prevención, detección y tratamiento”, afirmó la AASLD en un comunicado de prensa. “Los hepatólogos tienen roles clave en la expansión del acceso a la atención del VHC al ayudar a los no especialistas a evaluar y tratar la hepatitis C, ayudar al gobierno a desarrollar políticas de prueba y tratamiento sólidas y trabajar en coaliciones locales para abordar problemas de costes de pruebas y tratamiento, estigma y discriminación innecesariamente limitar el acceso de muchos al tratamiento y la cura que salvan vidas”.

En una conferencia de prensa que lanzó la iniciativa, el vicepresidente ejecutivo de CHAI, David Ripin, señaló que podemos aplicar las lecciones aprendidas de la lucha mundial contra el VIH, incluidos los beneficios de simplificar el tratamiento, descentralizar la atención y trabajar con las comunidades afectadas y los defensores que comparten la filosofía de que “los pacientes tienen el derecho fundamental de ser diagnosticados y tratados”. Añadió que será necesario “centrarse en las personas que se sienten bien y que ni siquiera han oído hablar de la hepatitis”.

Michael Ninburg, presidente de la Alianza Mundial contra la Hepatitis (WHA, en sus siglas en inglés), destacó la importancia de involucrar tanto a médicos como a pacientes en la iniciativa. “Los países obtienen mejores resultados al abordar la hepatitis viral cuando la sociedad civil está comprometida”, explicó. “Nadie sabe más sobre vivir con una enfermedad que los pacientes… Los médicos y los pacientes hablan con más fuerza con una voz unida”.

El presidente de la AASLD, Michael Fried, indicó que las asociaciones planean emitir un documento similar sobre la eliminación de la hepatitis B para finales del próximo año.

 

Fuente: infohep.org

Noticia traducida por ASSCAT

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

No hay eventos!

TE PODRÍA INTERESAR

Saroglitazar magnesio reduce la alanina aminotransferasa (ALT), la grasa hepática en pacientes con NAFLD

Saroglitazar magnesio reduce la alanina aminotransferasa (ALT), la grasa hepática en pacientes con NAFLD

Los resultados del ensayo EVIDENCES IV mostraron que el saroglitazar magnesio alcanzó su punto final primario de alanina aminotransferasa (ALT) reducida en pacientes con enfermedad hepática grasa no alcohólica (NAFLD, en sus siglas en inglés) y esteatohepatitis no alcohólica (NASH, en sus siglas en inglés), según un comunicado de Zydus Calida.

“Saroglitazar 4 mg mejoró significativamente las bioquímicas hepáticas, la esteatosis hepática, la dislipemia y la resistencia a la insulina, sin aumento de peso ni retención de líquidos”, explicó en el comunicado Naga P. Chalasani, MD, investigador principal de la Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana. “Estos resultados son bastante alentadores, ya que existe una necesidad insatisfecha significativa para los pacientes con NAFLD y NASH de un medicamento que mejore no sólo la enfermedad hepática, sino también importantes comorbilidades como la resistencia a la insulina y la dislipemia”.

El ensayo aleatorizado de fase 2 de control comprendió 106 pacientes con NAFLD, incluidos los pacientes que habían progresado a NASH. A las 16 semanas, los pacientes tratados lograron niveles de ALT y contenido de grasa hepática significativamente reducidos en comparación con el placebo.

“Estamos contentos con los resultados positivos que ha demostrado el saroglitazar magnesio en el ensayo EVIDENCES IV”, afirmó Pankaj R. Patel, presidente del Grupo Zydus. “Esperamos presentar los datos detallados en las próximas conferencias científicas y publicar los hallazgos del estudio en revistas científicas revisadas por pares”, añadió.

 

Fuente: healio.com

Referencia: www.zyduscalida.com

Noticia traducida por ASSCAT

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

No hay eventos!

TE PODRÍA INTERESAR