La importante labor de la asociación SOS Hépatites Burkina para eliminar la hepatitis viral en Burkina Faso

La importante labor de la asociación SOS Hépatites Burkina para eliminar la hepatitis viral en Burkina Faso

SOS Hépatites Burkina se fundó en 2011 y es una asociación de personas que viven con hepatitis B o C o están afectadas por ellas, y personas que viven con la coinfección por hepatitis y VIH.

Su objetivo es ayudar a eliminar la hepatitis viral y otras enfermedades crónicas y transmisibles. Desde la sensibilización y la promoción hasta las campañas de detección y vacunación, hacen todo lo posible para encontrar y apoyar a las personas que viven con hepatitis viral en Burkina Faso y para impulsar el compromiso político para la eliminación.

La hepatitis viral es un gran problema en Burkina Faso. La prevalencia de hepatitis B y C fue respectivamente del 9,1% y el 3,6% en 2016, según un estudio realizado por el Centro Muraz, la CNTS y ​​la Agencia Nacional de Investigación sobre el SIDA y las Hepatitis Virales (ANRS). Si bien el acceso a los medicamentos es aceptable y el coste está subvencionado por el Gobierno, la conciencia pública sobre la hepatitis viral sigue siendo insuficientemente baja y muchas personas siguen sin ser diagnosticadas.

El Ministerio de Salud de Burkina Faso adoptó un Plan Estratégico Nacional para combatir la hepatitis viral en 2017. Sin embargo, hasta el día de hoy, no existe una línea presupuestaria para el Plan. La falta de financiación es una barrera importante para la eliminación en Burkina Faso, y se necesita un compromiso político para financiar e integrar el Plan Estratégico contra la Hepatitis con otros programas existentes. El país ha logrado avances increíbles en la lucha contra el VIH / SIDA, logrando una reducción en la prevalencia del 7,17% en 1987 a sólo el 0,8% en 2016. Esto demuestra lo que se puede lograr con voluntad política y un esfuerzo conjunto de diferentes actores y debe inspirar y acelerar nuestros esfuerzos para eliminar la hepatitis viral.

La promoción es una gran parte de lo que hace SOS Hépatites Burkina. A través de la promoción, obtuvieron el apoyo de la OMS / Burkina para organizar el primer evento del Día Mundial contra la Hepatitis en Burkina Faso en 2012. En 2014, abogó con éxito ante el Ministerio de Salud para establecer un comité para desarrollar un plan estratégico nacional. Ahora forma parte de este comité. También obtuvo un precio más bajo para las pruebas de carga viral mediante la promoción de un centro de investigación, Centre de Biologie Moléculaire Pietro Anigoni.

Se lanzó NOhep en Burkina Faso en 2016 con una marcha en apoyo del compromiso del Gobierno y las autoridades sanitarias de eliminar la hepatitis viral. La marcha terminó frente al Ministerio de Salud, donde hicieron una declaración de incidencia para la implementación efectiva del Plan Nacional de Hepatitis. En 2017, realizaron una segunda marcha titulada “NOhep / NOexcuse”, a través de la cual hicieron un llamamiento al Gobierno para que actúe sin demora para salvar vidas. Estas marchas ayudaron a impulsar la reanudación de los esfuerzos para desarrollar el Plan Nacional en 2016 y su adopción por parte del Ministerio de Salud en 2017.

La lucha que se libró contra la hepatitis fue bien apoyada por los medios de comunicación, como lo demuestra la movilización de 24 organizaciones de prensa durante el lanzamiento de la campaña de sensibilización y promoción “Find the Missing Millions” en 2018. También consiguen una cobertura considerable de las actividades del Día Mundial contra la Hepatitis cada año.

Además de la promoción, también trabajan arduamente para crear conciencia y ofrecer asesoramiento, detección y vacunación contra la hepatitis B tanto en la capital, Ouagadougou, como en otras partes del país. Siempre que pueden, apoyan a los pacientes de bajos ingresos para que accedan a consultas, análisis de laboratorio e incluso medicamentos cuando sea posible.

Su sueño es ver Burkina Faso, o incluso un mundo sin hepatitis viral. Es posible lograr este sueño en Burkina Faso, pero sólo con voluntad política real, mayor financiamiento y mediante la integración de la hepatitis en otros programas existentes, incluidos los programas de salud materna y VIH.

También es necesario aumentar la conciencia pública, desafiar el estigma y la discriminación, mejorar el acceso a la detección y el tratamiento, y fortalecer las plataformas técnicas. Se necesitará un esfuerzo conjunto del Gobierno, las ONG, los profesionales de la salud, los científicos, las personas y los donantes, pero juntos es posible.

También será necesario trabajar juntos para lograr la eliminación global, y es por eso que NOhep es tan importante. NOhep involucra y reúne a personas de todo el mundo para actuar juntas para acelerar los esfuerzos para eliminar la hepatitis viral para 2030.

 

Fuente: nohep.org

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

No hay eventos!

TE PODRÍA INTERESAR

Investigadores del VIHR identifican la estrategia del SARS-CoV-2 para atenuar la infección en el huésped

Investigadores del VIHR identifican la estrategia del SARS-CoV-2 para atenuar la infección en el huésped

Investigadores del Vall d’Hebron Institut de Recerca (VIHR) han logrado describir como el SARS-CoV-2 es capaz de perder fragmentos de su material genómico (deleciones) en la región de la espícula (proteína que forma la característica corona del virus) para sintetizar proteínas incompletas que permitirían al virus autocontrolar la virulencia de la infección.

Según ha explicado el doctor Josep Quer, del grupo de Enfermedades Hepáticas de Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR), esto sería una estrategia del propio virus para atenuar la infección en el huésped, minimizando el daño producido, retrasando los síntomas, favoreciendo su persistencia y en consecuencia manteniendo su transmisibilidad.

La investigación, que ha sido publicada en la revista Emerging Microbes and Infections, ha aplicado las técnicas de secuenciación de última generación (next-generation sequencing) para el estudio del gen que codifica la espícula viral (proteína spike) en las poblaciones virales presentes en el tracto respiratorio de 18 pacientes con COVID-19 (leves y graves).

Según ha explicado el doctor Quer, en el 100% de los pacientes leves y en la mitad de los pacientes graves, una proporción significativa de los virus que se detectan presentan deleciones con un cambio en la pauta de lectura. Estas poblaciones virales que pierden un trozo de material genómico entre la subunidad S1 y la subunidad S2 de la proteína de la espícula, con la aparición de un codón stop, acaban codificando una proteína incompleta de la espícula, donde la subunidad S1 se mantiene íntegra.

Esta proteína incompleta podría actuar como una proteína soluble que se liberaría al medio exterior, y como ya está descrito para otros virus, reduciría la capacidad del virus para reducir su virulencia en beneficio propio.

Así, estos hallazgos sugieren que la propia selección natural ha elegido esta estrategia, que permite al SARS-CoV-2 mantener su altísima especificidad para unirse al receptor ACE-2 humano, y transmitirse con alta eficiencia, al mismo tiempo que controla su capacidad para infectar, favoreciendo su persistencia y transmisión.

Este ha sido uno de los estudios presentados en el I Congreso Nacional COVID-19, el mayor encuentro sanitario celebrado hasta la fecha en España, con más de 16.000 personas investigadores, expertos y profesionales de la salud, y el primero que aborda de forma multidisciplinar las últimas novedades sobre el abordaje y lucha contra la pandemia del SARS-CoV-2.

Por otro lado, el doctor Albert Bosch, del Departamento de Microbiología de la Facultad de Biología de la Universidad de Barcelona, y presidente de la Sociedad Española de Virología (SEV), ha destacado la presencia del SARS-CoV-2 en aguas residuales en nuestro país un mes y medio antes del inicio de la pandemia.

Aunque la COVID-19 es una enfermedad respiratoria, se ha demostrado que hay grandes cantidades de genoma del coronavirus en las heces, que posteriormente llegan a las aguas residuales. Así, Bosch ha presentado la experiencia del grupo de investigación Virus Entéricos de su universidad y su trabajo sobre la detección del virus en muestras de aguas residuales de dos depuradoras de Barcelona, mediante la aplicación de cinco dianas en las muestras analizadas.

“El primer caso que detectamos sobre la presencia del virus en nuestras muestras de aguas fecales fue el 15 de enero, frente al primer caso confirmado en Barcelona que fue el 25 de febrero”, ha afirmado.

En su intervención, también destacó la relación de los niveles de detección del SARS-CoV-2 en las aguas residuales y en los casos de personas infectadas durante el confinamiento, ya que en las muestras pertenecientes a este período los niveles de detección bajaron, al igual que entre la población, mientras que con el inicio de la desescalada a finales de mayo esos niveles volvieron a incrementarse.

Para seguir trabajando en este campo y realizar una tarea de vigilancia del virus y anticiparse a posibles nuevos problemas, Bosch ha destacado la puesta en marcha del proyecto VATAR COVID19, Vigilancia para Alerta Temprana en Aguas Residuales de COVID-19, que coordina su grupo de investigación y que cuenta con el apoyo del Ministerio de Sanidad y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Sistemas CRISPR para el tratamiento y el diagnóstico

Por su parte, el doctor Jesús Pla, del Departamento de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, ha hecho hincapié en los sistemas CRISPR como herramienta en el tratamiento y diagnóstico de enfermedades infecciosas, en concreto la COVID-19.

Los CRISPR son familias de secuencias de ADN en bacterias, que contienen fragmentos de ADN del virus que han atacado a estas bacterias. Estos fragmentos son utilizados por la bacteria para detectar y destruir el ADN de nuevos ataques de virus similares, y así poder defenderse eficazmente de ellos.

En este sentido, Pla ha expuesto cómo el sistema CRISPR puede contribuir a la detección del SARS-CoV-2 y otras infecciones como el virus del papiloma humano. El microbiólogo presentó las últimas novedades en cuanto a estudios y sistemas CRISPR que han demostrado su eficacia para la identificación de diferentes virus (y sus mutaciones) en muchos pacientes y señaló finalmente que este tipo de herramientas tienen importantes ventajas para facilitar el diagnóstico de la COVID-19.

En concreto, indicó que son sistemas “de bajo coste, específicos, fiables, sencillos, rápidos y con casi la misma sensibilidad que los tests PCR, además de que se pueden realizar en puntos de Atención Primaria, lo que permitirían a personas con una formación y preparación básica hacer un diagnóstico rápido y poder tomar decisiones inmediatas”.

 

Fuente: infosalus.com

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

No hay eventos!

TE PODRÍA INTERESAR

La ‘carrera’ por aprobar la primera vacuna de la COVID puede comprometer la protección

La ‘carrera’ por aprobar la primera vacuna de la COVID puede comprometer la protección

La premura por obtener una vacuna anticovídica puede estar espoleada por cuestiones extracientíficas, pero los expertos advierten del efecto nocivo de esa aceleración.

“Warp Speed” es la propulsión de las naves especiales de Star Trek y ahora también el nombre que recibe el plan lanzado por el gobierno de Donald Trump para que la población estadounidense tenga cuanto antes una vacuna de la COVID-19. En el otro lado del mundo, Rusia bautiza a la vacuna que está desarrollando como “Sputnik V”. Muchos países trabajan en sus propias aproximaciones y se asume abiertamente que hay una “carrera” por lograr la primera vacuna anticovídica.

La premura por poner fin a la pandemia con una inmunización universal se respira por todas partes, pero en los últimos días parece acusarse más entre los responsables estadounidenses. Al fin y al cabo, es año de elecciones presidenciales y Trump tiene una cita con las urnas en noviembre.

Hace poco, la agencia reguladora FDA emitió una autorización de emergencia para emplear plasma de convalecientes en pacientes con COVID-19 ingresados; la decisión ha desencadenado el rechazo de algunos expertos por considerarla precipitada. Incluso los propios investigadores de esta estrategia terapéutica consideran que aún no tiene base científica sólida, como ha expuesto recientemente una de las científicas implicadas en estos ensayos en España.

Tras el plasma hiperinmune, se especula con que el presidente Trump ha puesto sus ojos en la vacuna que desarrollan la Universidad de Oxford y AstraZeneca. En una rueda de prensa, Trump se congratuló de la aprobación de emergencia del uso del plasma y, sin mencionar expresamente la vacuna, dijo que estamos años por delante en aprobaciones de lo que estaríamos si el ritmo fuera el de administraciones pasadas.

La fórmula de aprobación de emergencia se recoge en la sección 564 la Ley Federal sobre Alimentos, Medicamentos y Productos Cosméticos y permite que la agencia autorice el uso de medicamentos o usos no aprobados en situaciones de emergencia para diagnosticar, tratar o prevenir enfermedades graves o que comprometan la supervivencia cuando no hay alternativas adecuadas disponibles o aprobadas.

Disponer de una vacuna antes de las elecciones presidenciales de los Estados Unidos ofrecería argumentos al presidente Trump en contra de las críticas de la oposición a su gestión de una pandemia por la que han fallecido ya más de 180.000 estadounidenses.

En el caso de la vacuna de AstraZeneca es el periódico británico Financial Times (FT) el que recoge que se estaría estudiando la posibilidad de una citada aprobación de emergencia basada en los resultados de un estudio relativamente pequeño que se está llevando a cabo en el Reino Unido si sus conclusiones son satisfactorias. Este estudio se está realizando en 10.000 voluntarios, aunque las autoridades científicas estadounidenses han señalado que la eventual vacuna deberá ensayarse en una muestra de 30.000 personas para recibir la aprobación definitiva. AstraZeneca está también realizando un estudio más grande, con 30.000 voluntarios, pero los resultados de este último serán posteriores a los del estudio con 10.000, según el citado periódico británico.

 

Fuente: diariomedico.com

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

No hay eventos!

TE PODRÍA INTERESAR

Manchas en la cara por mal funcionamiento del hígado

Manchas en la cara por mal funcionamiento del hígado

Si observas que aparecen manchas en la cara y no tienes claro su origen, es importante que las valores adecuadamente, ya que pueden estar anunciando un mal funcionamiento del hígado.

Nuestro objetivo es conocer los tipos de manchas en la cara por el hígado más habituales, además de que daremos una serie de consejos para acabar con ellas y, en definitiva, mejorar la salud.

Tipos de manchas en la cara por mal funcionamiento del hígado

Es evidente que no todas las manchas en la cara van a indicar que existe algún tipo de problema de salud, siendo más fácil en estos casos acabar con ellas a través de guías de salud sobre cómo quitar las manchas blancas de la cara, pero también debemos tener muy en cuenta que estas cosas no se deben ignorar, de manera que vamos a empezar analizando los diferentes tipos de mancha que nos pueden indicar que hay un funcionamiento anómalo en el hígado.

  • Angioma: se trata de una mancha que aparece con mucha frecuencia en el caso de que haya problemas de funcionamiento en el hígado, muy especialmente si se trata de cirrosis hepática. Su aspecto es de color rojo, y se produce por el efecto de la acumulación en los vasos capilares que se encuentran en la capa más externa de la piel.
  • Hemocromatosis: debido a la acumulación de hierro en el hígado, la piel de la cara se torna más oscura. Esto suele ocurrir cuando nos hemos sometido a muchas transfusiones sanguíneas y muy especialmente en casos de alcoholismo.
  • Ictericia: en este caso lo que ocurre es que aparece una mancha generalizada que torna la piel a un color amarillento. Generalmente aparece cuando existe cirrosis hepática, hígado grasohepatitis, y la razón se debe a que aumentan los niveles de bilirrubina en sangre.

Consejos para acabar con estas manchas

Ahora que ya conocemos los diferentes tipos de mancha que se pueden producir por problemas de funcionamiento en el hígado y las razones de su desarrollo, es el momento de analizar las posibles soluciones.

Desde una perspectiva general, debemos tener en cuenta que el objetivo va a ser el de mejorar nuestra salud, combatiendo aquello que está provocando un mal funcionamiento en el hígado.

Es evidente que si se trata de una enfermedad que ya hayamos desarrollado, la solución es actuar sobre ella, para lo cual es imprescindible que lo hagamos a través de nuestro médico de confianza.

Sin embargo, hay algunas pautas que nos van a ayudar a reducir el efecto negativo sobre el hígado, a la vez que esto nos servirá para minimizar o incluso acabar con las manchas en la cara:

  • Alcohol: el alcohol es uno de los peores enemigos del hígado, por lo que si observamos que aparecen los tipos de manchas anteriormente descritas, es mejor que lo reduzcamos o a ser posible eliminemos por completo su consumo.
  • Alimentación: una alimentación equilibrada es esencial para mantener el hígado sano. Debemos reducir la ingesta de grasas saturadas presentes en embutidos, fritos y precocinados, optando por aumentar el consumo de verduras, frutas y alimentos ricos en minerales y fibra.
  • Hidratación: es muy importante que estemos siempre bien hidratados.
  • Cuidados: aunque los tipos de manchas que hemos descrito son frecuentes por problemas en el hígado, hay ocasiones en las que se pueden producir por ejemplo por un exceso de exposición al sol. Por esa razón, debemos utilizar cremas protectoras solares de calidad así como lavar e hidratar adecuadamente nuestro rostro de forma diaria.

Ahora ya puedes conocer mejor los diferentes tipos de manchas en la cara que se producen a partir de un mal funcionamiento del hígado, así como tener en cuenta las distintas recomendaciones a través de las cuales conseguiremos acabar con ellas pero atacando el problema de raíz, y es que no debemos olvidar que la salud es lo más importante, por lo que hay que prestar atención a estos avisos que da nuestro cuerpo.

 

Fuente: diariodesevilla.es

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

No hay eventos!

TE PODRÍA INTERESAR

Trabajos del HUC reciben reconocimientos en el Congreso del Hígado (DILC 2020)

Trabajos del HUC reciben reconocimientos en el Congreso del Hígado (DILC 2020)

Distintos trabajos del servicio de Aparato Digestivo del Hospital Universitario de Canarias (HUC), como el destinado a rescatar pacientes con hepatitis C, han sido reconocidos como “de los mejores” durante el Congreso Internacional de la Asociación Europea para el Estudio del Hígado (EASL) celebrado de forma virtual.

Tres profesionales de esta área del HUC han obtenido por sus investigaciones la Young Investigator Bursary, una beca que se otorga a los mejores trabajos aceptados en investigadores menores de 35 años, según informó el complejo hospitalario en un comunicado.

El estudio del Dr. Alberto Hernández Bustabad, que valora la estrategia de llamadas telefónicas frente al envío de cartas por correo postal como nueva forma de mejorar los métodos de rescate de pacientes con hepatitis C, fue seleccionado como “de lo mejor” por los expertos EASL en el apartado de Salud Pública.

El mayor desafío en la nueva era de antivirales de acción directa, que han conseguido tasas de curación de la enfermedad de más del 95%, según el HUC, es identificar a los pacientes que no saben que están efectivamente infectados, así como aquellos que puedan estar “perdidos” en el seguimiento.

El estudio de Hernández Bustabad se centró así en las personas que, pese a haber entrado en contacto con el virus, no habían solicitado carga viral para identificar si presentaban infección activa.

Hernández comparó entonces la eficacia y la eficiencia de la llamada telefónica frente al envío postal, y concluyó que la llamada es más eficaz porque llega a más pacientes y consigue que el 46,5% acuda a la consulta, frente al 28,2% de los que recibieron carta, pero menos eficiente, al necesitar también más recursos para que el paciente finalmente acuda.

“De cada once llamadas, se conseguía que un paciente acudiera a consulta, mientras que sólo se requerían cuatro cartas para el mismo resultado en la segunda estrategia. Esto permite conocer que ambas estrategias son aplicables para el rescate de pacientes, pero la carta parece ser más eficiente a la hora de evaluar recursos”, informa el comunicado.

El análisis de Dalia Morales sobre la implementación del test de gota seca y telemedicina, el ensayo clínico de Cristina Reygosa que compara tres tipos de cribado del virus de hepatitis C, y el trabajo de Carlos González Alayón, en el que se mide la función renal en pacientes cirróticos con un método más preciso, fueron premiados con la Young Investigator Bursary.

 

Fuente: lavanguardia.com

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

No hay eventos!

TE PODRÍA INTERESAR

Pacientes con obesidad con COVID-19 tienen más carga vírica por más tiempo

Pacientes con obesidad con COVID-19 tienen más carga vírica por más tiempo

Pacientes con COVID-19 y obesidad (índice de masa corporal: 30 kg/m2) tienen más carga vírica y el virus parece persistir por más tiempo en estos individuos, de acuerdo con nuevos datos que exploran cuán contagiosos son los pacientes con COVID-19 y obesidad.

El Dr. Dror Dicker, del Hospital Hasharon, en Petaj Tikva, Israel, presentó brevemente resultados preliminares de su trabajo en la sesión plenaria de la European and International Conference on Obesity (ECOICO) de 2020, que este año tuvo lugar de forma virtual.

Al abordar si los pacientes con obesidad son más contagiosos que quienes no la tienen, el Dr. Dicker explicó que su investigación muestra que individuos con índice de masa corporal >30 kg/m2 tuvieron cuadros clínicos de COVID-19 que se resolvieron cinco días más tarde que los de aquellos con índice de masa corporal <25 kg/m2, el cual se considera equivalente a un peso corporal sano.

“También sabemos que los pacientes con obesidad tienen más carga vírica”, destacó el Dr. Dicker, especialista en obesidad.

“Por los frotis genéticos sabemos que en el tejido adiposo los niveles de enzima convertidora de angiotensina-2 son más altos, por lo que en consecuencia se intensifica la capacidad del virus para entrar en las células”, explicó, señalando que este estudio es nuevo y hasta ahora no publicado. Añadió que pacientes con obesidad que contraen influenza muestran un patrón similar en lo que respecta a cargas víricas más altas y duraciones de la infección más prolongadas.

Se está realizando un estudio multicéntrico grande para estudiar obesidad y COVID-19

En su investigación, aquellos con COVID-19 e índice de masa corporal <25 kg/m2 tardaron aproximadamente 14 días para restablecerse por completo, aquellos con índice de masa corporal de 25 a 30 kg/m2 tardaron cerca de 17 días y los que tenían índice de masa corporal >30 kg/m2 tardaron alrededor de 19 a 20 días.

El Dr. Dicker dijo que los niveles más elevados de índice de masa corporal y glucosa probablemente son los factores de riesgo más relevantes en pacientes intubados que dan lugar a peor morbilidad. Una posible explicación es que al inicio los pacientes con obesidad tienen comorbilidades, además de que hay factores inmunitarios, que en conjunto con la tormenta de citocinas típica de la COVID-19 grave, aumentan la morbimortalidad.

Una serie de estudios han vinculado la obesidad con peores desenlaces en casos de COVID-19. Datos sobre los desenlaces provenientes del Centre Hospitalier Universitaire de Lille, en Lille, Francia, fueron informados en Medscape Noticias Médicas en abril, y más tarde publicados en Obesity. Estos estudios revelaron que la gravedad de COVID-19 se asociaba con categorías de índice de masa corporal más altas, y fue máxima en pacientes con índice de masa corporal ≥35 kg/m2 (obesidad patológica). Los investigadores también encontraron que la necesidad de ventilación mecánica invasiva se relacionó con obesidad grave y fue independiente de edad, género, diabetes, e hipertensión.

Los datos corresponden a marzo y abril de 2020, cuando los ingresos a las unidades de atención médica general y de cuidados intensivos comenzaron a aumentar bruscamente en Francia y en otras partes de Europa.

El Dr. François Pattou, profesor de cirugía, de la Facultad de Medicina en la Université de Lille, hizo breve referencia a estos hallazgos durante la sesión plenaria inaugural de ECOICO 2020, aunque dificultades técnicas limitaron su presentación.

Otros datos provenientes de la ciudad de Nueva York, presentados en la misma noticia de Medscape Noticias Médicas también señalaron que la obesidad podría ser un factor de riesgo en pacientes con COVID-19 para ingresar en la unidad de cuidados intensivos, en especial los menores de 60 años. Pacientes con obesidad tuvieron el doble de probabilidades de ser hospitalizados por COVID-19 y también aumento significativo de la probabilidad de ser ingresados en una unidad de cuidados intensivos.

Otro análisis realizado por médicos franceses, incluido el del Dr. Pattou, publicado en julio en The Lancet Diabetes & Endocrinology, mostró que entre los pacientes analizados en el Lyon University Hospital, aquellos con COVID-19 internados en la unidad de cuidados intensivos tuvieron 35% más probabilidades de tener obesidad que aquellos con COVID-19 grave en la población general francesa (p = 0,0034).

Ahora el Dr. Pattou dirige un estudio multicéntrico internacional grave sobre cómo el índice de masa corporal y la obesidad se relacionan con el aumento del riesgo de ventilación mecánica en la COVID-19. En el estudio se investiga la asociación entre índice de masa corporal y desenlaces de la neumonía en pacientes muy graves con COVID-19 utilizando datos médicos clínicos no datos administrativos.

En el estudio hasta ahora se han incluido más de 1.400 pacientes de 21 centros en Europa, Estados Unidos e Israel, con base en datos médicos clínicos (no bases de datos administrativas).

El Dr. Pattou comentó a Medscape Noticias Médicas: “Esperamos que este estudio ayude a comprender mejor la naturaleza, lineal o no lineal de la asociación entre índice de masa corporal y la gravedad de la neumonía por COVID-19, con necesidad de ventilación mandatoria intermitente, y la mortalidad. Asimismo, queremos esclarecer el efecto del género o la edad y las covariables metabólicas sobre esa asociación”.

En un comunicado de prensa de ECOICO 2020 añadió: “Varios meses después de iniciada la pandemia de COVID-19, el aumento del riesgo generado por este virus en las personas con obesidad no podría estar más claro. Nuestros datos muestran que las posibilidades de que la enfermedad sea más grave aumentan con el índice de masa corporal, al grado de que casi todos los pacientes con COVID-19 en cuidados intensivos que tienen obesidad grave terminarán necesitando un respirador”.

 

Fuente: medscape.com

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

No hay eventos!

TE PODRÍA INTERESAR