Metanálisis de los estudios de imagen y alfa-fetoproteína para la detección precoz del HCC en pacientes con cirrosis

30/05/2018 | Noticias de prensa

Los pacientes diagnosticados en una etapa temprana podrán optar a terapias curativas y pueden alcanzar tasas de supervivencia a 5 años cercanas al 70%.

El carcinoma hepatocelular (HCC) es una de las principales causas de muerte en pacientes con cirrosis, y el pronóstico depende en gran medida de la etapa en la que se detecta el tumor. Los pacientes diagnosticados en una etapa temprana podrán optar a terapias curativas (trasplante de hígado o resección quirúrgica) y pueden alcanzar tasas de supervivencia a 5 años cercanas al 70%. Por el contrario, aquellos con tumores más avanzados podrán recibir tratamientos con menor eficacia.

Contexto y objetivos

Las guías clínicas de las sociedades científicas difieren en sus recomendaciones de vigilancia para detectar el hepatocarcinoma (HCC) en estadio temprano en pacientes con cirrosis. En este estudio se compara el rendimiento de las imágenes de vigilancia, con o sin alfa-fetoproteína (AFP), para la detección temprana del HCC en pacientes con cirrosis.

Métodos

Se realizaron búsquedas en la literatura mundial en las bases de MEDLINE y SCOPUS desde enero de 1990 hasta agosto de 2016 para identificar la sensibilidad y especificidad de las estrategias de vigilancia para la detección general y temprana de HCC publicadas. Se calcularon las estimaciones agrupadas y se compararon utilizando el método DerSimonian y Laird para un modelo de efectos aleatorios. El estudio se realizó de acuerdo con la metodología estadística de revisión sistemática y las pautas de metanálisis.

Resultados

Se analizaron 32 estudios (que incluyen 13.367 pacientes) que caracterizaron la sensibilidad de las imágenes (en la gran mayoría de casos con ecografía abdominal y en menor número mediante TAC o RMN) con o sin medición de AFP para la detección de HCC en pacientes con cirrosis. La ecografía detectó cualquier HCC en etapa precoz con un 84% de sensibilidad (intervalo de confianza [IC] 95%: 76%-92%), pero si era un HCC en su etapa inicial alcanzaba sólo un 47% de sensibilidad (IC 95%: 33%-61%). En estudios que comparaban los resultados de la ecografía con o sin medición de AFP, la ecografía sola detectó cualquier HCC en etapa precoz con una menor sensibilidad que la ecografía añadiendo la medición de AFP (riesgo relativo [RR] 0,88; IC del 95%: 0,83-0,93) y se diagnosticó el HCC en etapa inicial con un nivel de sensibilidad más bajo que una ecografía junto con la medición de AFP (RR 0,81; IC del 95%: 0,71 a 0,93).

Sin embargo, el ultrasonido sólo detectó HCC con un nivel de especificidad más alto que la ecografía más la medición de AFP (RR 1,08; IC del 95%: 1,05-1,09). La ecografía con o sin AFP detectó HCC en estadio temprano con un 63% de sensibilidad (IC 95%: 48%-75%) y un 45% de sensibilidad (IC 95%: 30%-62%), respectivamente (P = .002). Sólo 4 estudios evaluaron la tomografía computarizada o la vigilancia por imagen de resonancia magnética, que detectaron HCC con una sensibilidad del 84% (IC del 95%: 70%-92%).

Conclusiones

La ecografía sola tiene una sensibilidad baja para detectar HCC en estadio temprano en pacientes con cirrosis. La adición de AFP a la ecografía aumenta significativamente la sensibilidad de la detección temprana de HCC en la práctica clínica.

Comentarios de ASSCAT

Actualmente, en ASSCAT recibimos numerosas consultas de personas con fibrosis avanzada (F3-F4), que están preocupadas por el riesgo que tienen de desarrollar un hepatocarcinoma y cuál sería la mejor opción de seguimiento para la detección precoz del HCC.

Se conocen diversas opciones terapéuticas para el HCC, pero la clave para tener un tratamiento eficaz y curativo está en realizar un diagnóstico precoz. En este artículo se evalúa lo que aporta realizar la determinación de alfa-fetoproteína (alfa FP) junto a la ecografía abdominal.

Sin embargo, el artículo tiene limitaciones. La primera es que la alfa FP puede ser elevada si hay hepatitis (por la elevación de ALT) y aparecen posibles falsos positivos. Este artículo se basa en estudios observacionales con comparaciones indirectas, puesto que no sería aceptable compararlo con un grupo de riesgo al que no se ofrecieran los controles básicos habituales. En los estudios puede haber ciertos sesgos por las diferencias geográficas, en la selección de pacientes, y la periodicidad de las pruebas, además de otros factores pronósticos.

Este estudio podría ser útil para que se recomiende realizar también la alfa FP además de la ecografía abdominal en la estrategia de screening. Se ha de tener en cuenta el valor relativo que tiene la determinación de alfa FP de forma aislada en el diagnóstico, ya que también dependerá de los niveles detectados.

En este artículo se destaca que añadiendo la determinación de alfa FP a la ecografía abdominal para el screening de hepatocarcinoma podría aumentar la eficacia en la vigilancia para el diagnóstico precoz del HCC en los pacientes con fibrosis avanzada y apoya un cambio en las guías clínicas actuales que sólo contemplan la práctica de ecografía cada 6 meses.

  

Fuente: Gastroenterology 2018;154:1706–1718.
Noticia traducida por ASSCAT

30/05/2018

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

No hay eventos!

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post