Entrevistas #EnTiempoDeCovid, Sr. Josep Maria Martínez

22/04/2020 | Noticias de prensa

Entrevistamos a Josep Maria Martínez, Presidente de la Asociación de Enfermos y Trasplantados Hepáticos de Cataluña (AMTHC) y receptor de un trasplante hepático. Josep María es una persona optimista, reconoceréis mensajes en esta entrevista, pero sobre todo es un fuerte motor del tejido asociativo en la comunidad trasplantada.

¿Cómo estás a nivel personal y como vives esta complicada situación?

Está siendo duro y complicado, sobre todo el tema del confinamiento. Soy una persona muy activa y psicológicamente me afecta. En mi caso, tener una pareja que es servicio esencial, aumenta la preocupación. Pero con el convencimiento de que detendremos esta pandemia.

Emocionalmente son unos días muy duros, todavía más para los inmunodeprimidos, ¿cómo os lo hacéis?

Desde el punto de vista de paciente trasplantado, hay un cierto “entrenamiento” a vivir situaciones complejas y cada uno lo ha resuelto de formas diferentes. Por lo tanto, pueden darse situaciones de más o menos angustia, pero sabemos que de peores hemos salido.

¿Cómo están los ánimos en vuestra Asociación y, en general, en el resto de asociaciones de pacientes trasplantados?

Por las informaciones que nos han llegado, hay asociados que lo viven con más preocupación que otros. Todos sabemos, que el tratamiento inmunosupresor que tomamos reduce nuestras defensas y nos hace más vulnerables, por eso estamos considerados un grupo de riesgo, pero es fundamental seguir tomándolo, tal y como nos lo han prescrito nuestros médicos, y seguir rigurosamente los consejos y las medidas preventivas que nos dicen.

¿Has notado una evolución desde el inicio de la crisis hasta el momento actual? ¿Cómo ha sido?

Desde el inicio de la crisis, lo que hemos observado es que el colectivo de pacientes trasplantados no ha sido considerado de forma especifica, hemos quedado incluidos entre los enfermos crónicos, que ciertamente lo somos. Pero  enfermos crónicos, hay muchos tipos y algunos más expuestos que otros. Pensamos en un asmático o en uno hipertenso, con posibles afectaciones muy desiguales.

Desde el primer momento, nos pusimos en contacto directamente con los hepatólogos de los diferentes hospitales de referencia. Al inicio, la información era no tomar ninguna medida adicional, sino seguir de forma muy tajante las recomendaciones generales: higiene de manos, pañuelos de un solo uso, distancia de seguridad o evitar aglomeraciones. Y así lo difundimos a través de nuestros canales de comunicación. La información posterior, no ha sido demasiado diferente, pero lo que sí que hemos visto, es que la problemática no era la misma en todos los territorios.

¿Ves la salida al final del túnel? ¿Cómo crees que será?

En el transcurso de los días, ha ido evolucionando la percepción de todo, tanto por parte de los pacientes, como de la importancia del problema. Hemos seguido informando de todas las cuestiones de interés que creíamos que podrían ayudar a los pacientes, en la línea de mantener la prevención y el especial cuidado, con la información de Salud.

Actualmente, el trabajo sigue haciéndose de forma local, pero las decisiones son tomadas de forma global. No lo entendemos, pero este es otro tema…

Naturalmente que hay salida del túnel, todos los túneles tienen salida, sino serían una cueva. ¿Cómo será? No lo sabemos, pero sí podemos decir que no debemos repetir los errores del pasado, no podemos dejar de dotar con recursos el sistema sanitario, ni podemos seguir confiando “únicamente” en que la comunidad médica y asistencial nos salvará. ¡Primero son las personas y, por lo tanto, la Sanidad y los Servicios Sociales tienen que ser prioridad!

¿Teniendo en cuenta el descenso de la actividad trasplantadora, como crees que están viviendo los pacientes trasplantados esta situación?

Los pacientes trasplantados, lo viven con preocupación pero bien confiados, porque sabemos que el sistema responde. Otra cosa son los pacientes en espera de un trasplante, que ahora y aquí tienen grandes dudas y así nos lo hacen saber. ¡Nos tendremos que poner de lo lindo para recuperar los niveles que teníamos!

Superada esta crisis y desde el punto de vista del paciente, ¿qué aspectos tendríamos que mejorar la OCATT o el resto de administraciones sanitarias?

Como continuación del punto anterior, es muy probable que haga falta un replanteamiento del sistema asistencial, ya que no será fácil superar esta situación, que no será corta, y, naturalmente, no volveremos al punto de partida. Estaremos en otro nivel y, desde el punto de vista de las personas, habrá que replantear la atención y el acceso, desde la Primaria hasta el sistema asistencial y las residencias geriátricas. Naturalmente, veremos avances en telemedicina y muchas cuestiones más, relativas al personal, la logística, los protocolos de actuación o relacionados con la ética. En donación y trasplante, se tendrá que hacer un gran esfuerzo de sensibilización y la Administración, en general, y la OCATT tendrán que trabajarlo. Habrá que contar con todo el conocimiento que pueden aportar las asociaciones de pacientes, reconociéndolas y dotándolas de los recursos necesarios para hacer el trabajo que tienen que hacer.

Y, para acabar, ¿qué mensaje darías a tus compañeros de trabajo? ¿Y a la sociedad?

La COVID-19 pasará, al menos con esta intensidad, pero después, pocas cosas serán iguales o tendrían que ser diferentes. Es imposible afrontar de forma regular situaciones de emergencia como la actual, sin una preparación y prevención previas. ¡Por lo tanto, hay que estar, y ¡juntos nos encontraremos para afrontarlas!

 

Fuente: trasplantaments.gencat.cat

22/04/2020

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post