Crean un juego para ayudar en el acceso al diagnóstico de hepatitis en inmigrantes

06/08/2020 | Noticias de prensa

El Hospital de la Vall d’Hebron de Barcelona ha creado un juego, denominado HEPARJOC, para favorecer la accesibilidad al diagnóstico de la hepatitis B entre la población inmigrante.

HEPARJOC consiste en cinco juegos didácticos que permiten aprender sobre temas relacionados con la hepatitis y que animan a los participantes a hacerse un cribado de la infección.

La creación de este juego se ha basado en una estrategia comunitaria que ha tenido en cuenta los conocimientos sobre la enfermedad y la experiencia de personas inmigrantes del África subsahariana que viven en Barcelona.

El objetivo, han explicado fuentes del hospital, es elevar la tasa de diagnósticos de la hepatitis para evitar complicaciones de esta enfermedad y disminuir la mortalidad de las personas infectadas, pero que no saben que lo están.

Esta nueva herramienta y los resultados de varias pruebas piloto se presentaron coincidiendo con el Día Mundial contra la Hepatitis, que se conmemoró el día 28 de julio.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 257 millones de personas en todo el mundo tienen infección crónica por el virus de la hepatitis B.

El año 2015, sólo un 9% del total estaban diagnosticadas, ya que la mayoría son asintomáticas.

En Europa, la hepatitis B tiene una prevalencia media de 1,6%, pero este porcentaje crece hasta el 8% si se tiene en cuenta a la población inmigrante procedente de áreas endémicas, como África y el Pacífico Occidental.

El hecho de que la mayoría de personas sean asintomáticas hace que el diagnóstico pueda ser complicado y provocar que la infección se haga crónica, por lo que el diagnóstico precoz es clave para reducir nuevos contagios.

La enfermera coordinadora del equipo de agentes comunitarios de salud de la Unidad de Salud Internacional Drassanes-Vall d’Hebron, Hakima Quaarab, ha considerado que “para poder llegar a los pacientes que no están diagnosticados hemos de salir a la calle a buscarlos y, por ello, es imprescindible que los profesionales de la salud trabajemos conjuntamente con la comunidad”.

Por su parte, el jefe del Equipo de Salud Pública y Comunitaria (ESPIC) de la misma unidad, Jordi Gómez Prat, ha indicado que “la participación comunitaria da más fuerza y valor a los resultados obtenidos, tanto del estudio en sí como de la herramienta didáctica”.

La colaboración con la comunidad de inmigrantes “ha sido clave” para saber sus conocimientos previos sobre la hepatitis B y su experiencia, y también aportaron su visión y propuestas de estrategias para sensibilizar al resto de la población inmigrante sobre la enfermedad, ha precisado el facultativo.

El principal problema que detectaron los sanitarios fue el desconocimiento de los síntomas de la hepatitis, sus vías de transmisión y medidas de prevención, así como también de las pruebas diagnósticas y tratamientos disponibles entre los inmigrantes.

“Los grupos de inmigrantes aportaron ideas sobre posibles métodos para conseguir concienciar a la población sobre la hepatitis B y coincidieron en la necesidad de crear materiales educativos visuales e interactivos, como juegos o vídeos, y no tanto charlas o talleres informativos”, ha explicado Quaarab.

Por ello, se optó por crear HEPARJOC, que se ha sometido a pruebas piloto en varios espacios comunitarios con inmigrantes del África subsahariana y otros países, con un total de 56 participantes.

De estas 56 personas, 23 (41%) se hicieron la prueba de la hepatitis B.

El HEPARJOC se ha usado ya en algunas poblaciones de inmigrantes en Barcelona y se espera que en los próximos meses se amplíe a otros puntos de Cataluña para mejorar el diagnóstico de la hepatitis B y también la hepatitis C.

 

Fuente: lavanguardia.com

06/08/2020

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post