Campaña de concienciación sobre el cáncer en el aparato digestivo

20/01/2020 | Noticias de prensa

La Fundación Española de Aparato Digestivo (FEAD) lidera en España esta campaña de salud pública y al hilo de esta iniciativa, pone en marcha una campaña en colaboración con Laboratorios Vilardell Cuídatex5 con el objetivo de concienciación de los cánceres del aparato digestivo ahondando en la importancia del diagnóstico precoz y la prevención.

Globalmente, el cáncer es la segunda causa principal de muerte con un estimado de 18 millones casos de cáncer en todo el mundo.

  • De esos casos, 4 de los 7 cánceres más comunes son del sistema digestivo.
  • Modificar o evitar los factores de riesgo clave, la detección temprana y el tratamiento pueden reducir el número de muertes causadas por el cáncer. De ahí la importancia de aumentar la concienciación.

Por este motivo, la FEAD colabora con Vilardell en la concienciación de los cánceres del Aparato Digestivo poniendo en marcha la campaña Cuídatex5.

Datos generales del cáncer en aparato digestivo

Globalmente, el cáncer es una de las principales causas de morbimortalidad, con 18 millones casos de cáncer diagnosticados en todo el mundo y aproximadamente 9,6 millones de muertes relacionadas con tumores en el año 2018, según datos proporcionados por la OMS.

Los tumores responsables del mayor número de fallecimientos a nivel mundial fueron el cáncer de pulmón (18,4% del total de muertes por cáncer), el cáncer colorrectal (9,2%), el cáncer de estómago (8,2%) y el cáncer de hígado (8,2%), es decir, 4 de los 7 cánceres más comunes en dichas muertes son del sistema digestivo.

Tumores o cánceres digestivos

El aparato digestivo está formado por el esófago, el estómago, el intestino delgado, el intestino grueso, el hígado y el páncreas.

Tipos de cánceres digestivos:

  • Cáncer de esófago.
  • Cáncer gástrico o de estómago.
  • Cáncer colorrectal.
  • Cáncer de hígado.
  • Cáncer de páncreas.

Datos de incidencia y mortalidad

Según la SEOM, la estimación del número de nuevos casos de cáncer del tubo digestivo que se diagnosticará en España para el año 2019 es la siguiente: esófago 2.353, estómago 7.865, cáncer colorrectal 44.937, hígado 6.499 y páncreas 8.169.

El fallecimiento por tumores digestivos en España para 2017 según el Instituto Nacional de Estadística sigue la siguiente distribución: esófago 1.850, estómago 5.154, cáncer colorrectal 15.410, hígado 5.192 y páncreas 6.818.

En números absolutos, España es uno de los países europeos en los que se diagnostican más tumores y en los que fallecen un mayor número de personas por cáncer. Sin embargo, puesto que contamos con una de las mayores esperanzas de vida del mundo, si comparamos la incidencia y mortalidad ajustadas por edad, la incidencia y la mortalidad en Europa se homogenizan.

Medidas preventivas

Cuando hablamos de prevención del cáncer, podemos referirnos fundamentalmente a dos aspectos. Uno de ellos es la prevención primaria, que consiste en reducir la incidencia de la enfermedad a través de evitar la exposición a determinados factores causales cuya presencia es necesaria o favorece la aparición de la enfermedad oncológica. Sin embargo, la prevención secundaria trata de detectar lo antes posible los tumores en personas sanas para que, a través de una intervención apropiada en esta fase precoz, se pueda modificar la historia natural de la enfermedad.

Modificar o evitar los factores de riesgo clave, la detección temprana y el tratamiento pueden reducir el número de muertes.

Medidas preventivas contra el cáncer en el Aparato Digestivo

  1. Evitar el consumo de tabaco. Además, si se deja de fumar, el aumento en el riesgo del cáncer inducido por fumar desaparece. La ventaja es evidente en el plazo de 5 años y es más marcado con el paso del tiempo.
  2. Evitar la obesidad: Hay una asociación elevada entre ser obeso y el riesgo de adenocarcinoma de esófago inferior y del cardias gástrico; con un incremento de alrededor del doble en individuos con un IMC >25 kg/m2. El riesgo del cáncer de colon aumenta de forma lineal con el incremento en el IMC entre 23 y 30 kg/m2. Un IMC 30 kg/m2 aumenta el riesgo un 50-100% frente a los individuos con un IMC <23 kg/m2. La asociación parece ser mayor en hombres que en mujeres.
  3. Es importante realizar ejercicio físico diariamente. Muchos estudios han examinado la relación entre la actividad física y el riesgo de desarrollar cáncer. Hay evidencia consistente sobre que la actividad física regular está asociada con una reducción en el riesgo del cáncer de colon. Parece que el efecto protector aumenta con los niveles de actividad física.
  4. Es conveniente consumir diariamente verduras y frutas. Se debe:

a) Limitar el consumo de aquellos alimentos que contienen grasa de origen animal (a excepción del pescado), de productos lácteos y otros derivados de las grasas (particularmente los ácidos grasos saturados).

b) Limitar los alimentos hipercalóricos (ricos en azúcar o grasa) y evite las bebidas azucaradas.

c) Evitar la carne procesada; limitar el consumo de carne roja y de alimentos con mucha sal. Una serie de estudios epidemiológicos indican un efecto protector de consumos elevados de frutas y verduras sobre el riesgo de una gran variedad de cánceres, en particular esófago, estómago, colon, recto y páncreas. Los cereales con alto contenido en fibra se han asociado a un riesgo más bajo de cáncer colorrectal y de otros tumores del tracto digestivo en algunos estudios europeos.

  1. Moderar el consumo de alcohol. Existen evidencias epidemiológicas de que el consumo de alcohol aumenta el riesgo del carcinoma de células escamosas del esófago. Hay una clara evidencia de que el riesgo del cáncer de esófago se reduce un 60% a los 10 años o más después de dejar de beber.

Beber alcohol también se asocia fuertemente al riesgo de cáncer primario de hígado; el mecanismo responsable puede ser principalmente a través del desarrollo de cirrosis hepática.

Un riesgo elevado de cáncer colorrectal ha sido observado en muchos estudios epidemiológicos, en los cuales parece apreciarse una correlación lineal con la cantidad de alcohol consumida.

Una dieta pobre en frutas y verduras, típica de grandes bebedores, es probable que también desempeñe un papel importante.

  1. A partir de los 50 años los hombres y las mujeres se pueden beneficiar de participar en el cribado del cáncer colorrectal. Existe evidencia de que el cribado del cáncer colorrectal en población de riesgo medio (individuos de edad ≥ 50 años sin otros factores de riesgo para desarrollar cáncer colorrectal), con prueba de sangre oculta en heces anual o bienal o colonoscopia cada 10 años, disminuye la incidencia y la mortalidad por esta neoplasia.
  2. Es recomendable vacunarse frente al virus de la hepatitis B. La infección crónica por el virus de la hepatitis B (VHB) y virus de la hepatitis C (VHC) explican la mayoría de los cánceres hepáticos. Existe una vacuna eficaz frente al virus de la hepatitis B y sería recomendable realizar una vacunación universal. Debe vacunarse a los niños recién nacidos dentro de las primeras 24 horas de nacer, según recomienda la OMS. Aunque la infección con VHB en personas adultas jóvenes (típicamente a través de relaciones sexuales o de agujas contaminadas) conlleva un riesgo mucho más bajo de hepatitis crónica y cáncer hepático que la infección en el nacimiento o durante niñez, con frecuencia suelen conducir a una hepatitis aguda.

Cáncer gástrico o de estómago

El cáncer gástrico corresponde al 3,2% de todas las neoplasias que se diagnostican en todo el mundo, con una incidencia anual de cerca de 7.865 casos (4.863 varones y 3.002 mujeres) y una mortalidad de 5.154 pacientes. Esta menor incidencia de este tumor en España contrasta con el número de diagnósticos a nivel mundial, con cerca de 572.032 pacientes.

Cáncer de hígado (hepático)

El carcinoma hepatocelular (CHC) o hepatocarcinoma (HCC) representa el 90% de los canceres hepáticos.

  • Anualmente se diagnostican en España 6.499 nuevos casos y 850.000 casos en todo el mundo.
  • Es el 6º cáncer más común de manera global.
  • Es la segunda causa de muerte relacionada con cáncer a nivel global, produciendo alrededor de 800.000 muertes anuales.
  • Su incidencia actualmente se encuentra en aumento, fundamentalmente debido a un aumento del hígado graso no alcohólico.
  • El 75% de los casos de carcinoma hepatocelular son varones. La mayoría de los casos se diagnostica por encima de los 45 años.
  • Las áreas de mayor incidencia de este tumor, son Asia y África Subsahariana debido a una mayor prevalencia de hepatitis B en este entorno. En Norteamérica, Japón o Europa la causa más importante de carcinoma hepatocelular hasta la actualidad es la infección por el virus de la hepatitis C.

 

Fuente: saluddigestivo.es

20/01/2020

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post