Un estudio de Camerún muestra que el tratamiento de la hepatitis C es factible y altamente efectivo en África subsahariana

09/07/2020 | Noticias de prensa

Se pueden lograr altas tasas de curación para la hepatitis C en Camerún, pero el coste del tratamiento sigue fuera del alcance de todos, excepto de los más ricos, según los resultados de un estudio de demostración de terapia antiviral de acción directa publicado en Tropical Medicine & International Health.

Se estimó que más de 10 millones de personas vivían con hepatitis C en África subsahariana en 2015. El tratamiento antiviral de acción directa para la hepatitis C sigue fuera del alcance de la mayoría de los países africanos debido a la falta de programas nacionales de detección y tratamiento, falta de fondos para el tratamiento y tratamiento inasequible.

Aunque los precios escalonados y los acuerdos de licencia voluntaria para los países de bajos y medios ingresos han reducido los precios de los antivirales de acción directa, la falta de financiación nacional significa que el tratamiento debe ser pagado por los afectados. Camerún negoció un precio de 1.203 dólares por un curso de 12 semanas de sofosbuvir / ledipasvir en 2016.

La Fundación Pharmacess, la Universidad de Ámsterdam y la Universidad de Yaundé llevaron a cabo el estudio piloto HepC-IMPACT en Camerún para investigar la viabilidad de administrar un tratamiento antiviral de acción directa en clínicas en Yaundé, la capital de Camerún.

El estudio reclutó a 161 personas con hepatitis C crónica diagnosticadas debido a síntomas relacionados con el hígado o después de la detección de una donación de sangre. El estudio excluyó a personas con cirrosis descompensada o carcinoma hepatocelular, enfermedad renal y personas con infección crónica por hepatitis B. Las personas que viven con el VIH eran elegibles para unirse al estudio si tenían una carga viral indetectable en la terapia antirretroviral, un recuento de células CD4 superior a 350 y ninguna infección oportunista.

Los participantes del estudio tenían una edad media de 61 años, el 65% eran mujeres, el 6% eran VIH positivos, el 50% tenían infección por genotipo 4, el 35% por infección por genotipo 1 y el resto, el genotipo 2. La mitad tenía fibrosis F0-F2, el 18% fibrosis F3 y el 31% fibrosis F4 (cirrosis).

Los factores de riesgo más comunes para la infección por hepatitis C fueron antecedentes de exposición a la vacunación colectiva (75%), cicatrices o tatuajes (60%), cirugía invasiva (43%) o tratamientos médicos tradicionales con objetos punzantes (36%).

Un total de 161 personas comenzaron el tratamiento con sofosbuvir / ledipasvir (12 semanas) (94); sofosbuvir / ledipasvir / ribavirina (12 semanas) (39); sofosbuvir / ribavirina (21); sofosbuvir / ledipasvir (24 semanas) (6); o sofosbuvir / ledipasvir / ribavirina (16 semanas).

Ciento cincuenta y ocho personas completaron el tratamiento y 152 (96%) lograron una respuesta virológica sostenida (RVS), incluidos once pacientes que experimentaron interrupciones del tratamiento. El 75% de los participantes del estudio informaron una buena adherencia a lo largo de su curso de tratamiento, pero no hubo diferencias significativas en los resultados virológicos según el nivel de adherencia.

Los eventos adversos más comunes fueron astenia (12,0%), dolor de cabeza (11,4%) y mareos (18,9%). Tres personas murieron durante el tratamiento de comorbilidades no asociadas con el tratamiento. Los participantes del estudio tenían una alta carga de comorbilidades (el 42% tenía hipertensión y el 18% tenía diabetes).

Cinco de las seis personas que no lograron una respuesta virológica sostenida tenían mutaciones de hepatitis C NS5A y NS5B asociadas con resistencia a ledipasvir y sofosbuvir, pero los investigadores dicen que no está claro si estas mutaciones contribuyeron al fracaso del tratamiento o si eran mutaciones naturales que circulaban en subtipos de genotipo 1 en Camerún.

El coste total del tratamiento, incluidas las pruebas de laboratorio, fue de 1.914 euros. El coste promedio de los medicamentos fue de 477 euros. Los participantes en este estudio pagaron el 25% de los costes de los medicamentos. Los investigadores indican que el coste del tratamiento se habría reducido en 293 euros si hubieran usado una combinación antiviral de acción directa pangenotípica para evitar el genotipado y sólo hubieran utilizado análisis de sangre para determinar la fibrosis.

Los investigadores del estudio dicen que además de las reducciones en los costes del tratamiento, será necesaria la descentralización del tratamiento de clínicas especializadas, como parte de una estrategia nacional contra la hepatitis que despliega la detección y el tratamiento de la hepatitis en centros de salud no especializados.

 

Fuente: infohep.org

Referencia: Coyer L et al. Achieving a high cure rate with direct-acting antivirals for chronic hepatitis C infection in Cameroon: a multi-clinic demonstration project. Tropical Medicine & International Health, advance online publication, 5 June 2020. https://doi.org/10.1111/tmi.13450

Noticia traducida por ASSCAT

09/07/2020

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post