¿Qué es COVID-19 y cómo puede afectar a las poblaciones vulnerables?

03/04/2020 | Noticias de prensa

La enfermedad por coronavirus (COVID-19) es una enfermedad infecciosa causada por un coronavirus recientemente descubierto.

Según la información oficial emitida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la mayoría de las personas infectadas con el virus COVID-19 experimentarán enfermedades respiratorias leves a moderadas y se recuperarán sin requerir un tratamiento especial. Las personas mayores y aquellos con problemas médicos subyacentes como enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedades respiratorias crónicas y cáncer tienen más probabilidades de desarrollar enfermedades graves. La enfermedad se propaga fácilmente y es vital que se haga todo lo posible para controlar la propagación de la enfermedad y garantizar que los sistemas de salud puedan proporcionar servicios a todos los que los necesitan.

El brote se declaró emergencia de salud pública de interés internacional el 30 de enero de 2020 y se declaró pandemia el 12 de marzo de 2020.

COVID-19 y hepatitis viral

La evidencia está surgiendo todo el tiempo sobre el impacto de COVID-19 en áreas específicas de la enfermedad. Actualmente no existe una guía específica para las personas que viven con hepatitis viral, sin embargo, la Alianza Mundial contra la Hepatitis (WHA, en sus siglas en inglés) está trabajando con las sociedades mundiales del hígado para obtener la guía más actualizada para las personas que viven con hepatitis viral.

Durante la pandemia de COVID-19 es muy probable que los servicios para personas que viven con hepatitis viral se vean afectados. El impacto en los servicios de hepatitis variará de un país a otro, pero puede significar que los servicios de pruebas, prevención y tratamiento están limitados o suspendidos. Los servicios también se pueden hacer de forma remota por teléfono o enlace web.

Aquellos que esperan tratamiento para la hepatitis C pueden experimentar un retraso en la recepción del medicamento, esto es para garantizar su seguridad durante este tiempo y la seguridad de los profesionales médicos.

Es posible que se solicite a las personas que reciben tratamiento contra la hepatitis B que se aseguren de tener suficiente medicamento para la duración de cualquier período de autoaislamiento. Si te preocupa la provisión de tu tratamiento, comunícate con tu médico.

Sigue las instrucciones de tu servicio de salud para obtener la información correcta sobre su ubicación, también puedes comunicarte con los miembros de la Alianza Mundial contra la Hepatitis si tienes alguna inquietud. Puedes averiguar cómo comunicarte con ellos en: www.worldhepatitisalliance.org/our-members.

Para aquellos que esperan un trasplante de hígado, el procedimiento puede retrasarse debido a la medicación inmunosupresora que se usa después del procedimiento. Esto será determinado por sus servicios médicos.

A aquellos que han recibido un trasplante de hígado se les puede pedir que se autoaíslen durante la pandemia, los gobiernos nacionales están emitiendo una guía sobre esto que se debe seguir.

COVID-19 y comunidades en riesgo

Las comunidades con mayor riesgo de hepatitis viral son a menudo las más marginadas e inmerecidas por los sistemas de salud y pueden verse desproporcionadamente afectadas por COVID-19. Los miembros de la Alianza Mundial contra la Hepatitis y otros grupos comunitarios juegan un papel importante para garantizar que las personas obtengan información adecuada sobre lo que deben hacer durante la pandemia de COVID-19.

Usuarios de drogas (UDI)

Para los países donde están disponibles, las salas de consumo seguro y los intercambios de agujas pueden no funcionar normalmente para las personas que se inyectan drogas (PQID), comunícate con ellos para saber cómo se verán afectados los servicios. Las personas que reciben tratamiento con agonistas opioides (OAT) o terapia de sustitución de opioides (OST) pueden necesitar contactar con su centro médico.

Es posible que las personas que están en programas de terapia grupal no puedan asistir a trabajos grupales, clases o reuniones. Muchos proveedores de atención médica y reuniones ofrecen asistencia telefónica y online durante este tiempo.

Personas en prisión (PIP)

Las personas en prisión pueden experimentar una reducción en los programas de hepatitis dentro de la prisión, esto puede significar que el apoyo de pares no está disponible o es limitado. Habla con el servicio de atención médica de la prisión para obtener más detalles. Las personas en prisión también pueden tener restricciones para recibir visitantes durante la pandemia.

Refugiados y migrantes

Los refugiados y las personas desplazadas a menudo tienen acceso limitado a una atención médica adecuada, también puede ser más difícil para ellos mantener un distanciamiento físico o distanciamiento social adecuado. Los servicios para esta comunidad pueden verse afectados durante la pandemia. La sociedad civil desempeña un papel importante para garantizar que se brinde una provisión básica de salud y que se brinde información adecuada a las comunidades de refugiados durante la pandemia.

Personas viviendo con VIH

Actualmente no hay recomendaciones específicas para las personas que viven con VIH y hepatitis, sin embargo, pueden hablar con su centro médico para obtener información más detallada.

Personas sin hogar

Es posible que las personas sin hogar que dependen de los servicios de acogida y los centros de día para obtener suministros, incluidos alimentos y ropa, no puedan acceder a estos servicios durante la pandemia. En algunas áreas, los servicios de extensión aún están disponibles. Como muchas personas sin hogar tendrán acceso limitado o nulo a la información digital u otros métodos de telecomunicaciones, la sociedad civil juega un papel clave para garantizar que tengan acceso a información adecuada sobre los cambios en los servicios y sobre las precauciones básicas que se pueden tomar para reducir el riesgo de contraer COVID-19.

Las personas sin hogar también pueden tener acceso limitado a instalaciones adecuadas de higiene y saneamiento, y pueden tener dificultades para mantener un distanciamiento físico o social adecuado. Es importante que las personas sin hogar tengan acceso a las necesidades básicas, servicios básicos de salud e instalaciones de higiene.

Salud mental

La pandemia de COVID-19 puede tener un efecto en la salud mental de un individuo. La pandemia y el autoaislamiento pueden aumentar las preocupaciones y las ansiedades. Las personas que viven con hepatitis viral pueden tener problemas de salud mental existentes como resultado del estigma social y el estigma propio. Hay muchos recursos disponibles para aquellos con problemas de salud mental durante este tiempo.

¿Cómo puedo protegerme?

Estate al tanto de la información más reciente sobre el brote de COVID-19, disponible en el sitio web de la OMS y a través de su autoridad de salud pública nacional y local. La mayoría de las personas infectadas experimentan una enfermedad leve y se recuperan, pero puede ser más grave para otros. La OMS informa que puedes cuidar tu salud y proteger a los demás haciendo lo siguiente:

1) Lava tus manos frecuentemente

Lava tus manos regularmente y a fondo con un desinfectante para manos a base de alcohol o con agua y jabón.

¿Por qué? Lavarse las manos con agua y jabón o usar un desinfectante a base de alcohol mata los virus que pueden estar en tus manos.

2) Mantener distanciamiento físico (distanciamiento social)

La OMS recomienda mantener al menos un metro de distancia con cualquier persona que esté tosiendo o estornudando.

¿Por qué? Cuando alguien tose o estornuda, rocía pequeñas gotas de líquido de su nariz o boca que pueden contener virus. Si estás demasiado cerca, puedes respirar las gotas, incluido el virus COVID-19, si la persona que tose tiene la enfermedad.

3) Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca

¿Por qué? Las manos tocan muchas superficies y pueden detectar virus. Una vez contaminadas, las manos pueden transferir el virus a los ojos, la nariz o la boca. A partir de ahí, el virus puede entrar en tu cuerpo y enfermarlo.

4) Practicar la higiene respiratoria

Asegúrate de que tú y las personas que te rodean sigan una buena higiene respiratoria. La OMS recomienda cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o en el pañuelo al toser o estornudar. Luego desechar el tejido usado inmediatamente.

¿Por qué? Las gotas de saliva producidas al estornudar y toser pueden transmitir el virus. Al seguir una buena higiene respiratoria, proteges a las personas que te rodean de virus como el resfriado, la gripe y COVID-19.

5) Si tienes fiebre, tos y dificultad para respirar, busca atención médica

Quédate en casa si no te sientes bien. Si tienes fiebre, tos y dificultad para respirar, busca atención médica y llama con anticipación. Sigue las instrucciones de tu autoridad de salud local.

¿Por qué? Las autoridades nacionales y locales tendrán la información más actualizada sobre la situación en tu área. Llamar con anticipación permitirá que tu centro médico te dirija rápidamente al centro de salud adecuado. Esto también te protegerá y ayudará a prevenir la propagación de virus y otras infecciones. 

Permanecemos juntos

A medida que la pandemia de COVID-19 (coronavirus) se propaga por todo el mundo, está afectando a todas nuestras vidas. Los miembros de la WHA y otros grupos de la sociedad civil siempre han trabajado apasionadamente con algunas de las comunidades más marginadas y desatendidas del mundo y estas comunidades también se verán desproporcionadamente afectadas por COVID-19.

Cada miembro de la WHA trabajará las 24 horas para minimizar el impacto de esta pandemia en sus comunidades y luchar por los derechos de sus pacientes. La comunidad de eliminación de hepatitis está lista para ayudar en la lucha contra COVID-19. Aportamos una experiencia significativa en el trabajo con las comunidades para garantizar sistemas de atención médica efectivos y eficientes.

Esto será un desafío para las organizaciones. La cruda realidad es que muchos miembros de la WHA enfrentan la suspensión de servicios vitales de prevención, prueba y tratamiento de la hepatitis.

La WHA está trabajando duro para adaptarse para que podamos apoyar a los miembros de la WHA, los pacientes y la comunidad de eliminación de hepatitis durante esta pandemia.

Si hay algo que la WHA pueda hacer para ayudarte, ponte en contacto con nosotros. Comparte también tus historias y experiencias sobre cómo superar los desafíos de la situación actual. Puedes enviarnos un correo electrónico a: contact@worldhepatitisalliance.org.

 

Fuente: worldhepatitisalliance.org

Noticia traducida por ASSCAT

03/04/2020

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post