Los antivirales contra el VHB, en las embarazadas que los necesitan, son más comúnmente prescritos por gastroenterólogos y hepatólogos

13/11/2018 | Artículos, Noticias de prensa

Aproximadamente el 25% de las mujeres embarazadas con hepatitis B crónica que tenían indicación para ello (de acuerdo con las guías de práctica clínica) recibieron terapia antiviral, según la investigación presentada en la Conferencia y Exposición Nacional de AAP en Estados Unidos.

Los gastroenterólogos y hepatólogos fueron más propensos a recetar estos medicamentos en comparación con médicos de otras especialidades (obstetricia, pediatría, neonatología o enfermedades infecciosas), según los investigadores.

Según Sarah Schillie, MD, MPH, MBA, médico oficial de los Centros de Control de Enfermedades (CDC) y sus colegas, aproximadamente el 90% de los bebés infectados por el VHB en el útero podrían desarrollar una enfermedad crónica. Actualmente, sin embargo, los niños que nacen de madres portadoras del VHB reciben la primera dosis de la vacuna y la inmunoglobulina anti-VHB para prevenir la transmisión perinatal.

Schillie explicó a Infectious Diseases in Children que los hallazgos revelaron deficiencias en el conocimiento sobre cuando iniciar el tratamiento.

Los investigadores realizaron un análisis retrospectivo de datos recopilados por los CDC en Georgia, Michigan, Nueva York, Filadelfia y Wisconsin. Todos los bebés nacieron entre abril de 2016 y diciembre de 2017.

Durante el período de estudio de las 3.971 mujeres infectadas con VHB, se les prescribió terapia antiviral durante el embarazo al 20,2%. Para las mujeres que tenían datos sobre los niveles del ADN del VHB (n = 1,907), el 9,1% tenía cargas virales superiores a 200.000 UI/mL poco antes del nacimiento. Un poco más de una cuarta parte de estas mujeres (26,5%) recibieron terapia antiviral.

Las mujeres tenían más probabilidades de recibir tratamiento antiviral si tenían una edad menor de 30 años (el 32% frente al 23,1%), raza asiática/de las islas del Pacífico (el 42,7% frente al 2,8% de raza blanca y el 6,2% de raza negra) o si se controlaba su VHB por un gastroenterólogo o hepatólogo (el 55,1% versus el 10,3% por especialistas en neonatología o en obstetricia o en el 36,4% por el especialista en enfermedades infecciosas).

Cuando Schillie y sus colegas examinaron los resultados infantiles, observaron un peso promedio al nacer de 3.196,7 g cuando nacieron de madres a las que se les prescribió terapia antiviral. Los bebés nacidos de madres que no recibieron terapia antiviral tuvieron un peso promedio al nacer ligeramente más alto, con 3.224,7 g.

“Las recomendaciones fueron proporcionadas en 2015 por la Asociación Americana para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas, por lo que creo que todavía es algo nuevo, y los especialistas deben ser más conscientes de estas recomendaciones”, afirmó Schillie. “Si un médico está tratando a una mujer que se sabe que está infectada por el VHB, debe seguir adelante y medir su carga viral para guiar el uso de la terapia antiviral para la infección”, añadió.

 

Fuente: healio.com

Noticia traducida por ASSCAT

13/11/2018

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post