Investigadores del CIBER de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (CIBEREHD), perteneciente al Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), han asegurado que pronto habrá “importantes cambios terapéuticos” para la hepatitis B.

La hepatitis B, que puede cronificarse y para la que también existe vacuna, se transmite por vía parenteral (mediante transfusiones de sangre no controladas, inyecciones con instrumental médico contaminado o por consumo de drogas inyectables), por vía sexual y por transmisión materno-fetal.

“Habrá importantes cambios en el manejo de esta hepatitis. Se está investigando en qué pacientes con evolución positiva de la enfermedad puede ser posible para el tratamiento”, ha dicho el coordinador del Programa de Investigación en epidemiología, prevención y tratamiento de la infección por virus de la hepatitis del CIBEREHD del ISCIII, Xavier Forns.

El experto se ha referido también a la hepatitis C, informando de que parte del trabajo del centro está encaminado en avanzar hacia la eliminación de la hepatitis C. Y es que, tal y como ha recordado, los mayores retos ahora son la detección de casos ocultos y dar con el mejor cribado.

En cuanto a la hepatitis A, el investigador ha explicado que ya hay una vacuna efectiva, si bien ha avisado del repunte de casos entre el colectivo homosexual, destacando la necesidad de fomentar la prevención y la vacunación, y analizar las cepas circulantes por Europa.

Finalmente, ha aludido a la hepatitis E, cuyos genotipos 1 y 2 se transmiten de forma similar al virus de la hepatitis A mientras que el genotipo 3 constituye una zoonosis y se transmite por el consumo de carne contaminada (fundamentalmente de origen porcino), comentando que el siguiente objetivo pasa por identificar la prevalencia real en colectivos inmunosuprimidos.

 

Fuente: infosalus.com

31/07/2019

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post