Glecaprevir/pibrentasvir en pacientes con infección crónica por VHC genotipo 3: análisis integrado de los estudios clínicos de fase 2 y 3

13/12/2018 | Artículos, Noticias de prensa

El glecaprevir coformulado con pibrentasvir (G/P) (Maviret®) está aprobado para tratar la infección por el virus de la hepatitis C (VHC) y fue altamente eficaz en los estudios de fase 2 y 3.

El tratamiento de la infección por el genotipo 3 del VHC (GT-3) sigue siendo una prioridad, ya que estos pacientes son más difíciles de curar y tienen un mayor riesgo de esteatosis hepática, progresión de la fibrosis y desarrollo de carcinoma hepatocelular (HCC).

Se evaluaron los datos agrupados de cinco ensayos de fase 2 o 3 con el tratamiento con G/P en pacientes con infección crónica por VHC GT-3 administrado durante 8, 12 o 16 semanas. Se evaluaron la seguridad y la respuesta virológica sostenida 12 semanas después del tratamiento (RVS12).

El análisis incluyó 693 pacientes con infección por GT-3. La RVS12 se logró en el 95% de los pacientes sin tratamiento previo y sin cirrosis que recibieron 8 semanas (198/208) o bien 12 semanas (280/294) de G/P. Los pacientes sin tratamiento previo y con cirrosis tuvieron una tasa de RVS12 del 97% (67/69) con G/P a las 12 semanas. Los pacientes no cirróticos y con tratamiento previo tuvieron tasas de RVS12 del 90% (44/49) y del 95% (21/22) con G/P en terapias de 12 y 16 semanas, respectivamente. El 94% (48/51) de los pacientes con cirrosis y con tratamiento durante 16 semanas lograron la RVS12. No se atribuyeron eventos adversos graves a G/P; las reacciones adversas que llevaron a la suspensión del fármaco en el estudio fueron raras (<1%).

La combinación G/P fue bien tolerada y eficaz para pacientes con infección crónica por VHC GT-3, independientemente del estado de la cirrosis o la experiencia previa con el tratamiento. Las duraciones de ocho y 12 semanas fueron eficaces para los pacientes sin tratamiento previo sin cirrosis y con cirrosis compensada, respectivamente. El G/P durante 16 semanas fue eficaz en pacientes con experiencia previa de tratamiento independientemente del estado de la cirrosis.

El GT-3 del virus de la hepatitis C (VHC) es el segundo genotipo más prevalente en todo el mundo, responsable de aproximadamente el 25-30% de 71-80 millones de infecciones por VHC estimadas. Las terapias antivirales de acción directa (AADs) han reemplazado al interferón pegilado (pegIFN) más ribavirina (RBV) como el tratamiento estándar para la infección crónica por VHC, y muestran altas tasas de respuesta virológica sostenida en la semana 12 después del tratamiento (RVS12) en la mayoría de los genotipos del VHC. Sin embargo, estas tasas pueden ser más bajas en las subpoblaciones de pacientes con infección por GT-3, particularmente en aquellos con cirrosis y/o si han recibido un tratamiento previo contra el VHC. Además de ser más difícil de curar, el VHC de GT-3 se asocia con tasas más altas de esteatosis hepática, una mayor incidencia de carcinoma hepatocelular que otros genotipos del VHC, y es un predictor independiente de la progresión de la fibrosis.

El glecaprevir/pibrentasvir combinado es un tratamiento aprobado en países como Estados Unidos, Canadá, Europa, Australia y Japón, para los seis principales genotipos del VHC en pacientes sin cirrosis y con cirrosis compensada. El glecaprevir (GLE) y el pibrentasvir (PIB) tienen cada uno una alta barrera a la resistencia, una potente actividad antiviral pangenotípica, principalmente a nivel del metabolismo y la depuración biliar, y una excreción renal insignificante. In vitro, el PIB mantiene la actividad contra las sustituciones de aminoácidos de posición única NS5A del GT-3a que se sabe que confieren altos grados de resistencia a los inhibidores de NS5A de generaciones anteriores (M28T, A30K e Y93H).

Según las recientes cifras del Observatorio Polaris, se proyecta que los pacientes sin tratamiento previo y sin cirrosis representan aproximadamente el 80% de los pacientes con infección por VHC, incluidos los pacientes con GT-3. Además, la evidencia epidemiológica sugiere que entre el 50% y el 65% de las personas con infección por GT-3 son usuarios de drogas inyectables (actuales o en el pasado), una población de pacientes que es significativa en la epidemia actual de VHC. Hoy en día, la combinación G/P es el único régimen de 8 semanas recomendado tanto por la Asociación Americana para el Estudio de Enfermedades Hepáticas (AASLD, en sus siglas en inglés) como por las pautas de tratamiento de la Asociación Europea del Hígado (EASL, en sus siglas en inglés) para pacientes con GT-3 sin tratamiento previo y sin cirrosis; en base a una RVS del 95% en la semana 12 posterior al tratamiento (RVS12) obtenida en el estudio de fase 3, RESISTENCIA-3.

Como se mencionó anteriormente, los pacientes infectados con VHC de GT-3 con cirrosis y/o experiencia previa de tratamiento del VHC han sido históricamente los pacientes más difíciles de curar. En el estudio de fase 3 SURVEYOR-2 Parte 3, el 98% (39/40) de los pacientes sin tratamiento previo con infección por VHC de GT-3 y cirrosis compensada lograron una RVS12 después de 12 semanas de G/P. Sobre la base de estos hallazgos, la AASLD y la EASL recomiendan 12 semanas de tratamiento con G/P para pacientes sin tratamiento previo con cirrosis compensada. En SURVEYOR-2 Parte 3, las tasas de RVS12 en pacientes con experiencia en el tratamiento y sin cirrosis tratados durante 12 y 16 semanas fueron del 91% y el 95%, respectivamente; la tasa de RVS12 en pacientes con tratamiento previo y con cirrosis compensada tratados durante 16 semanas fue del 96%. Basado en parte en estos resultados, el G/P de 16 semanas es un régimen alternativo según las directrices de la AASLD para pacientes con tratamiento previo con pegIFN, independientemente de la presencia de cirrosis.

En este análisis integrado de los datos de cinco ensayos de fase 2 o 3 que evaluaron la eficacia y la seguridad de 8, 12 y 16 semanas de G/P en pacientes con infección crónica por VHC de GT-3, incluyendo pacientes con cirrosis compensada y/o tratamiento previo. Los pacientes se agruparon según si tenían cirrosis, tratamiento previo y duración del tratamiento con G/P. La seguridad y la RVS12 se analizaron para cada subgrupo.

 

Referencia: Steven Flamm et al. Journal of Viral Hepatitis nov 2018 (doi: 10.1111/jvh.13038).

Noticia traducida y adaptada por ASSCAT

13/12/2018

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post