Las píldoras combinadas de una vez al día que pueden tratar todos los genotipos de la infección por hepatitis C están curando a casi todas las personas que completan un ciclo de tratamiento, y las tasas de abandono durante el tratamiento son bajas, según informaron los grandes estudios de cohorte de la “vida real” presentados en The International Liver Congress (ILC2019), celebrado en Viena del 10 al 14 de abril.

Los hallazgos muestran que los tratamientos disponibles en la actualidad a gran escala tienen el potencial de eliminar la hepatitis C en la población, si son asequibles y si las personas pueden ser diagnosticadas y atendidas.

Sofosbuvir / velpatasvir (Epclusa) es un tratamiento pangenotípico de una sola pastilla para la hepatitis C. Combina un inhibidor de NS5A (sofosbuvir) y un inhibidor de NS5B (velpatasvir). Se dosifica sin ribavirina, durante 12 semanas. Epclusa es comercializada por Gilead Sciences. Versiones genéricas de la combinación también se están fabricando en la India.

Sofosbuvir / velpatasvir es una de las opciones de tratamiento simplificadas que se pueden prescribir sin genotipificación para el tratamiento de corta duración de la hepatitis C con un bajo riesgo de eventos adversos. La principal alternativa a Epclusa es el glecaprevir / pibrentasvir (Maviret), comercializado por AbbVie, que también es un tratamiento pangenotípico que puede administrarse una vez al día sin ribavirina.

La Dra. Alessandria Mangia presentó datos sobre los resultados del tratamiento en el mundo real en 5.340 personas en 12 cohortes clínicas en Europa y América del Norte que comenzaron el tratamiento antes de noviembre de 2018. El estudio excluyó los datos sobre los resultados en personas con cirrosis descompensada o una historia previa de tratamiento con sofosbuvir o daclatasvir, y los resultados de las personas tratadas durante más de 12 semanas.

Los participantes de la cohorte tenían una edad media de 54 años, el 52% eran hombres, el 3,7% tenía coinfección por el VIH, el 13,2% eran usuarios actuales o anteriores de drogas inyectables y el 20,7% tenía cirrosis compensada. El 30% tenía infección por genotipo 1 y el 33% tenía infección por genotipo 3.

Mediante el análisis de intención de tratar (todos los que comenzaron el tratamiento), el 92,7% logró una respuesta virológica sostenida 12 semanas después de completar el tratamiento (RVS12). De los que no alcanzaron la RVS12, más de dos tercios se perdieron durante el seguimiento y el 26% suspendió el tratamiento temprano por razones no especificadas. En general, el 1,4% de los que iniciaron el tratamiento experimentaron una falla virológica.

En general, menos de una de cada 20 personas se perdió durante el seguimiento o no pudo completar el curso de tratamiento y es probable que estos pacientes respondan a un curso futuro de tratamiento si vuelven a participar en la atención.

Por análisis por protocolo (todos los que completaron un curso de tratamiento de 12 semanas), el 98,5% logró una RVS. No hubo diferencias en la respuesta al tratamiento por genotipo o estadio de fibrosis, ni por las características del paciente.

Investigadores alemanes presentaron un análisis de los resultados del tratamiento en 1.698 adultos tratados con glecaprevir / pibrentasvir (Maviret) que se incluyeron en el Registro Alemán de Hepatitis C (DHC-R). La población de estudio fue predominantemente masculina (69%) con una edad media de 43 años. El 53% tenía infección por genotipo 1 y el 35% tenía infección por genotipo 3. La mayoría de las personas (84%) no tenían experiencia previa con el tratamiento y estaban libres de cirrosis, por lo que fueron tratadas durante 8 semanas.

Un poco más de una cuarta parte de la cohorte estaba recibiendo terapia de sustitución de opioides, el 3% eran usuarios activos de drogas y el 15% tenía un trastorno de salud mental.

“Éstas son todas las comorbilidades importantes encontradas en la práctica clínica que a menudo han llevado a que el tratamiento se aplazara en el pasado”, explicó el profesor Markus Cornberg de la Escuela de Medicina de Hannover en Alemania, quien presentó los hallazgos del estudio.

En la población con intención de tratar, la tasa de RVS a las 12 semanas después del final del tratamiento con glecaprevir / pibrentasvir fue del 97% (964/998). No hubo diferencia en la tasa de respuesta por genotipo o subgrupo. El glecaprevir / pibrentasvir fue generalmente bien tolerado con tres personas que interrumpieron el tratamiento debido a eventos adversos. Seis individuos tuvieron reinfección del virus de la hepatitis C (VHC) después del tratamiento y cinco individuos tuvieron una recaída virológica.

“Encontramos que el tratamiento con G / P (glecaprevir / pibrentasvir) es seguro y altamente efectivo, y conduce a mejoras significativas en el bienestar físico y mental informado, a través de esta gran cohorte, principalmente sin tratamiento, de individuos infectados por el VHC con pacientes con comorbilidades”, dijo el profesor Cornberg.

 

Fuente: infohep.org

Referencias:

Cornberg M et al. Real-world safety, effectiveness, and patient-reported outcomes in patients with chronic hepatitis C virus infection treated with glecaprevir/pibrentasvir: Data from the German Hepatitis C-Registry. The International Liver Congress, Vienna, abstract GS-07, 2019.

Mangia A et al. Global real-world evidence of sofosbuvir/velpatasvir as a simple-effective regimen for the treatment of chronic hepatitis C: integrated analysis of 12 clinical practice cohorts. The International Liver Congress, Vienna, abstract GS-01, 2019.

Noticia traducida por ASSCAT

18/04/2019

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post