Caminata de visibilización de las hepatitis víricas y las enfermedades hepáticas: “Descubriendo el Eixample, un paseo diferente”

17/07/2019 | Activismo

ASSCAT organizará el jueves 25 de julio, de 10h a 13h, una actividad previa a la celebración del Día Mundial de la Hepatitis 2019: una caminata de visibilización de las hepatitis víricas y las enfermedades hepáticas guiada por el arquitecto paisajista Miquel Vidal.

Socios, voluntarios, amigos y simpatizantes de ASSCAT, se encontrarán delante de la casa Fuster (Paseo de Gracia, 132, Barcelona) y pasearán tranquilamente por el Eixample, más allá de calles, casas y chaflanes, para descubrir la belleza y clarividencia de un genio: Ildefons Cerdà.

El Eixample de Barcelona es la parte de la ciudad que limita Sants en el sur, Sant Andreu en el norte, Gracia en el oeste y el barrio Gótico en el este. Se reconoce muy fácilmente por sus calles perpendiculares y los chaflanes cortados a 45º.

El Eixample Cerdà es un proyecto clave de la historia del urbanismo contemporáneo que, desde sus inicios en 1860, ha acogido todo tipo de usos: iglesias como la de la Purísima Concepción; mercados como el de Sant Antonio; hospitales como el Clínic; prisiones como La Model; y ha admitido todo tipo de cambios en los usos y la movilidad. Es un proyecto visionario, punto de partida del urbanismo moderno.

Como se verá a lo largo del recorrido, el Eixample Cerdà reúne armónicamente la diversidad y la belleza, pues los mejores edificios del Modernismo están en el Eixample.

Cerdà diseñó una ciudad igualitaria, fundamentada en el higienismo, con islas de aproximadamente 120mx120m, orientando los vértices a los 4 puntos cardinales por el sol y el viento. En las islas, la edificación ocupaba sólo uno o dos lados. Posteriormente, se densifica hasta la situación actual. Los parques y equipamientos se distribuían en función del número de islas. Las visitas al Passatge Permanyer y al Jardí de la Torre de les Aigües nos permitirán imaginar la idea original de Cerdà.

Comenzaremos la ruta en el límite del Eixample con Gracia, donde se encuentra la casa de Mariano Fuster, pintor e industrial, obra de Domènech i Montaner. A partir de aquí, siguiendo una primera parte del itinerario, a lo largo de la que conoceremos la historia del Paseo de Gracia, y sus jardines históricos desaparecidos como el Tívoli o el Prado Catalán. Iremos viendo y explicando las joyas arquitectónicas del Eixample: la Pedrera y la Casa Batlló de Antoni Gaudí, la Casa Amatller de Josep Puig i Cadafalch, y la Casa Lleó Morera de Lluís Domènech i Montaner.

En los cruces de las calles Aragó i Roger de Llúria se encuentra la iglesia de la Concepción, fruto del traslado y reconstrucción de la iglesia y del claustro del antiguo Monasterio de Jonqueres y el campanario procede de la iglesia de Sant Miquel, derribada en 1868. El claustro mantiene toda su espiritualidad y paz formando parte de una isla del Eixample.

El Passatge Permanyer, que conecta Roger de Llúria con Via Laietana, es un conjunto de viviendas de estilo ecléctico obra de Jeroni Granell i Barrera del año 1864, el cual ilustra la idea original de Cerdà de ruralizar la ciudad, manteniendo una densidad baja.

En el cruce de Consell de Cent con Roger de Llúria se conservan tres de las cuatro primeras casas construidas en los inicios del Eixample. La sobriedad de las fachadas se compensaba con revestimientos decorativos de estuco. El corte de las esquinas a 45º es fundamental para el tráfico rodado. Treinta años antes de los primeros Hispano Suiza, hecho en Barcelona en 1904.

Acabaremos nuestro recorrido en el Jardí del Pati de les Aigües de Andreu Arriola y Carme Ribas, el cual nos permite imaginar los jardines interiores de las islas diseñado por Cerdà y que la especulación ocupó con pequeños talleres y almacenes. Este espacio se conservó porque aloja la torre del depósito de agua obra del arquitecto Josep Oriol Mestres, para el suministro de agua en las primeras casas del Eixample que veremos antes en el cruce de Consell de Cent con Roger de Llúria.

Ildefons Cerdà fue un hombre extraordinario, progresista y comprometido con el urbanismo, la clase trabajadora y Barcelona. Financia con recursos propios procedentes de la venta de su patrimonio, el Mas Cerdà de Centelles, la publicación La Teoría General de la Urbanización (1867), en la que desarrollaba los criterios aplicados en Proyecto de Reforma Interior y Ensanche de Barcelona, considerado el primer tratado de urbanismo moderno con unanimidad. Pero probablemente lo que define la figura y la obra de Cerdà fue la nota necrológica que publica el periódico La Imprenta de Cáceres el 23 de agosto de 1876: “El señor Cerdà era liberal y tenía talento, dos circunstancias que en España perjudican y suelen crear muchos enemigos…”.

Como ya es tradición en ASSCAT, acabaremos la caminata con una comida de hermandad que haremos en el Jardín del Pati de les Aigües.

 

Fuente: ASSCAT

17/07/2019

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post