400 personas pierden la vida por la hepatitis diariamente en Pakistán

14/08/2018 | Noticias de prensa

La hepatitis viral ha sido una de las amenazas más mortales para la población en Pakistán desde hace años; en promedio, se estima que casi 150.000 vidas cada año son una causa directa de muerte o comorbilidad y significa que más de 400 personas están perdiendo la vida con la hepatitis todos los días en el país.

Según las estimaciones, más de 18 millones de personas en Pakistán están infectadas con hepatitis B y C, que representan más del 9% de la población del país, mientras que una quinta parte de la provincia de Sindh se atribuye a la hepatitis B y C y se cree que del 20% al 25% de la población allí está infectada con la enfermedad viral mortal.

Médicamente, la hepatitis se define como la inflamación del hígado, mientras que la hepatitis viral se refiere a la hepatitis causada por algunos virus específicos, incluidos A, B, C, D, E, F (no confirmados) y G que atacan principalmente al hígado y son responsables de la mitad de todas las hepatitis humanas. Los virus de hepatitis más comunes son los tipos A, B y C, mientras que los tipos de hepatitis B y C pueden causar hepatitis crónica.

El vicerrector de la Universidad Médica Rawalpindi, el Profesor Dr. Muhammad Umar, preparó una presentación para doctores, estudiantes de medicina y personal médico en los hospitales aliados con motivo del Día Mundial de la Hepatitis que se celebró el 28 de julio.

Umar explicó que la presentación fue preparada para convencer a los profesionales de la salud de la región de trabajar para reducir la carga de la enfermedad siguiendo cinco principios que incluyen educar a sus pares, concienciar, capacitar a personas comunes, facilitar colaboraciones y convertirse en embajadores vocales para que el objetivo establecido por la OMS en cuanto a la eliminación de las hepatitis B y C del mundo para 2030 se puede lograr.

Hablando con The News, el Dr. Umar afirmó que la hepatitis ha emergido como una epidemia fatal en el país en la última década, pero aún puede haber cientos de miles de pacientes con hepatitis viral en Pakistán que desconocen su estado. Su presentación revela que sólo el 20% de las personas que viven con hepatitis C y menos del 10% que viven con hepatitis B conocen su condición en todo el mundo.

La presentación también reveló que en 2016, 194 países adoptaron la Estrategia del Sector de Salud Mundial sobre Hepatitis Viral de la Organización Mundial de la Salud con el objetivo de eliminar la hepatitis viral para el año 2030. Si los países cumplen un conjunto de objetivos de prevención y tratamiento, las muertes anuales caerán un 65% y más de 10 millones de vidas se pueden salvar para 2030, añadió.

El Dr. Umar dijo que sólo el 20% de las personas infectadas con hepatitis C y el 9% de las que viven con hepatitis B son conscientes de su estado y, al crear conciencia sobre el diagnóstico, la impresión y los medios electrónicos junto con las campañas en las redes sociales pueden desempeñar un papel importante.

El Dr. Ashraf Chaudhry, catedrático de Medicina Comunitaria de CMH Lahore Medical College, también compartió su punto de vista con The News en relación con el Día Mundial de la Hepatitis, y dijo que Pakistán se encuentra entre los 11 países del mundo donde existe el 50% de la carga mundial de hepatitis crónica. Pakistán tiene el segundo mayor número de pacientes con hepatitis viral después de China. Miles de personas mueren anualmente en los primeros años de vida y se pueden salvar con exámenes y tratamientos adecuados, que ahora son muy rentables, fáciles y están en el rango financiero de la mayoría de las personas.

La OMS insta a los países a tomar medidas rápidas para mejorar el conocimiento sobre la enfermedad y aumentar el acceso a los servicios de pruebas y tratamiento. Hoy, sólo una de cada 20 personas con hepatitis viral sabe que la tiene. Y sólo una de cada 100 con la enfermedad está siendo tratada. Esto puede resultar en una posibilidad real de desarrollar una enfermedad hepática fatal en algún momento de sus vidas y, en algunos casos, sin saberlo, transmitir la infección a otros, dijo el Dr. Ashraf.

El Dr. Ashraf explicó que para controlar la propagación de la hepatitis, el gobierno debe hacer que el certificado de detección de hepatitis sea obligatorio para ser llenado en el momento de la emisión de CNIC a los ciudadanos para conocer el número real de pacientes infectados con hepatitis viral en el país. El gobierno también debe organizar la detección gratuita de la hepatitis B y C, lo que permitiría a las personas saber si están infectadas, ya que la mayoría de ellos no está al tanto hasta que no se conviertan en pacientes crónicos.

Añadió que la escala rápida de las pruebas y el tratamiento se puede lograr a través del liderazgo político y la reducción en los precios de los medicamentos esenciales y el diagnóstico.

 

Fuente: thenews.com.pk

Noticia traducida por ASSCAT

14/08/2018

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post