Uganda ha sido la sede de la primera Cumbre Africana de la Hepatitis, celebrada entre el 18 y el 20 de junio. La Cumbre estuvo dirigida a reunir socios y países para eliminar la hepatitis viral en África.

El tema de la Cumbre fue: “Eliminar la hepatitis viral en África: implementar la estrategia de la hepatitis viral”. El evento, que reunió a participantes de más de 25 países, brindó una oportunidad para que los países desarrollaran y trabajaran para implementar planes de acción, compartir las mejores prácticas y las lecciones aprendidas en la lucha contra la hepatitis viral.

En África, la muerte por hepatitis viral se está convirtiendo en una amenaza mayor que la muerte por sida, malaria o tuberculosis. Se estima que cada año, 200.000 personas mueren a causa de las complicaciones de las hepatitis virales B y C, principalmente por cáncer de hígado. Esto tiene un trasfondo en el que, en el año 2015, 60 millones de personas en esta región vivían con una infección crónica por hepatitis B, de las cuales, 4,8 millones son niños menores de cinco años. Además, se estima que 10 millones de personas están infectadas con hepatitis C, casi con seguridad debido a prácticas de inyección no seguras.

En Uganda, según la encuesta sobre la Evaluación del Impacto del VIH en la Población (UPHIA, 2016), se estima que la prevalencia de la hepatitis B es del 4,1% en la población de 15 a 64 años. Sin embargo, la prevalencia de la enfermedad varía de una región a otra, con una mayor prevalencia en el norte con un 4,6% y la más baja en el suroeste con un 0,8%. Si bien la prevalencia real de la hepatitis C en Uganda es desconocida, los datos del Banco Nacional de Sangre indican que la prevalencia de la hepatitis C entre los donantes de sangre en Uganda es de aproximadamente el 1,5%.

Para mitigar la prevalencia de la hepatitis B, Uganda se ha embarcado en producir los medicamentos de primera línea recomendados para tratar el VHB. Esto lo convierte en uno de los primeros países de África en producir los medicamentos. Esto lo realiza Cipla Quality Chemical Industries Ltd., un fabricante farmacéutico aprobado por la OMS.

La apertura de la Cumbre fue presidida por el vicepresidente de Uganda, Edward Ssekandi, quien representó al presidente del país y compartió sus comentarios. En ellos, el presidente informó a los delegados que la defensa de la vacunación contra la hepatitis viral está a la vanguardia de su trabajo: “Le imploré al Ministerio de Salud que inmunizara a todos los adolescentes y adultos del país y eliminara la hepatitis B y la vacunación comenzó en julio de 2015”. “Yo personalmente he participado en la movilización de la ciudadanía para vacunarme. Sin embargo, es importante sensibilizar a las personas sobre las vías de transmisión durante estos eventos internacionales”, añadió.

La Ministra de Salud, la Dra. Jane Ruth Aceng, informó a los delegados que el Gobierno de Uganda adoptó las resoluciones de la Alianza Mundial contra la Hepatitis (WHA, en sus siglas en inglés) de 2010 y 2014 sobre la hepatitis viral que reconocen la enfermedad como un problema de salud pública.

Además, reveló que el Ministerio de Salud estableció un Grupo de Trabajo Técnico sobre Hepatitis, que desarrolló un plan de acción estratégico para la eliminación de la hepatitis B, un plan de vacunación para vacunar a adolescentes y adultos e instrumentos legales que declaran que la hepatitis B es una amenaza para la salud pública en Uganda. Otro instrumento en el plan hace que la vacunación de los trabajadores de salud contra la hepatitis B sea obligatoria.

El representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Uganda, el Dr. Yonas Tegegn Woldemariam, dijo que la Oficina Regional de la OMS para África estableció el Marco de Acción para la Prevención, Atención y Tratamiento de la Hepatitis Viral en la Región de África (2016-2020). “Esto fue diseñado para guiar a los Estados miembros en la implementación de la Estrategia del Sector de Salud Global para la Hepatitis Viral que exige la eliminación de la hepatitis para el 2030”, explicó.

El Dr. Yonas también notificó a los delegados que la OMS proporcionaría medidas con las que seguir el progreso del marco, “diseñamos un cuadro de mando que se presentará en esta Cumbre y que proporciona información vital sobre el estado de la respuesta regional a la hepatitis mientras mide el progreso en relación con el Marco de Acción de la OMS”.

Para reducir las infecciones de hepatitis, el Gobierno de Uganda también planea examinar a todas las mujeres embarazadas para detectar las hepatitis B y C, así como para introducir la dosis de nacimiento de la hepatitis B. Esto ayudará a eliminar la transmisión materno-infantil de las infecciones por VHB y VHC.

El Gobierno también continuará con la política sistemática de detección masiva centrada en las poblaciones más expuestas al riesgo, como los presos, los profesionales del sexo, sin olvidar los campos de refugiados y las comunidades que acogen a los refugiados. Además, el Gobierno fortalecerá y mantendrá la inyección, la seguridad sanguínea y quirúrgica y la precaución universal entre los trabajadores de la salud.

La sensibilización sobre la hepatitis viral también se acelerará al trabajar con grupos comunitarios y organizaciones de la sociedad civil (CSO, en sus siglas en inglés) para aumentar las oportunidades de educar a la población sobre la hepatitis viral.

La Cumbre contó con el apoyo del Ministerio de Salud, la OMS y la Alianza Mundial contra la Hepatitis. También asistió una delegación de alto nivel de Egipto, encabezada por la Ministra de Salud, la Dra. Hala Zayed y el representante de la OMS en Egipto, el Dr. John Jabbour.

Otros delegados presentes incluyeron participantes de la industria farmacéutica, los Estados miembros de la OMS AFRO, las CSO, las academias y el sector privado.

 

Fuente: reliefweb.int

Noticia traducida por ASSCAT

01/07/2019

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post