Los fármacos, que ya se dispensan en todos los grados de la enfermedad, han costado casi 52 millones de euros desde 2015.

Un total de 3.188 baleares con hepatitis C han sido tratados hasta el momento con los fármacos contra esta enfermedad que la curan en el 99% de los casos y que el Servicio de Salud ofrece desde el año 2015 con un coste acumulado de 51,929.730 euros.

Estas cifras fueron aportadas por la consejera de Salud, Patricia Gómez, en el transcurso de su visita a la mesa informativa que la Asociación Mallorquina de Afectados por la Hepatitis C (AMAHC) instaló en el hospital de Son Llàtzer con motivo del día mundial contra la enfermedad que se celebró el 28 de julio.

La consejera, haciéndose eco del lema escogido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la efeméride de este año, ‘Invertir para eliminar la hepatitis’, consideró este desembolso no como un gasto “si no como una inversión en salud”.

Recordó asimismo que estos tratamientos curativos evitarán, entre otras complicaciones mucho más onerosas, los trasplantes hepáticos que, recordó, su departamento se ha comprometido a ofrecer en el hospital de Son Espases a partir del próximo año.

Una vez implantado el programa se evitará que los baleares que los precisen tengan que desplazarse al hospital de Bellvitge junto a sus familiares con las incomodidades y trastornos que eso supone, subrayó Gómez recordando que su departamento apuesta por la “accesibilidad y la equidad” en la asistencia sanitaria.

Medicamentos para todos

La consejera acudió a Son Llàtzer acompañada de Nacho García, director general de Prestaciones y Farmacia, que puntualizó que el ministerio de Sanidad ha establecido recientemente que los tratamientos deben dispensarse a todas las personas enfermas independientemente de su grado de afectación como se fijó de inicio.

“Ahora se prescribe a todos los enfermos con hepatitis C independientemente de su grado de fibrosis hepática y los tratamientos son más cortos (duran entre ocho y doce semanas) y más baratos, cuestan en torno a los 7.000 euros”, detalló el director general.

La presidenta de AMAHC, Susi Buades, recordó que estos tratamientos curativos debutaron en marzo de 2015 y estimó que en Balears quedarán unas dos mil personas por recibirlos, muchas de ellas aún no diagnosticadas.

“En toda España habrá ya 150.000 afectados por este virus que ya están curados y unos 88.000 no diagnosticados”, aportó antes de estimar que esta enfermedad estará eliminada del país, como la tuberculosis, en el año 2024 convirtiéndose de esta manera en el segundo del mundo en conseguirlo tras Islandia.

“La OMS se ha marcado como objetivo hacerlo en el año 2030 aunque nosotros lo conseguiremos antes”, subrayó lamentándose no obstante de no alcanzar este hito el año que viene porque aún restan muchas personas por ser diagnosticadas.

En el campo de la prevención, Buades recordó que la hepatitis C se transmite en el contacto de sangre con sangre y recordó que el virus permanece activo en una gota durante siete días. Por eso animó a los homosexuales a mantener relaciones sexuales protegidas, a no compartir jeringuillas ni rulos durante el consumo de drogas, ni cepillos de dientes o maquinillas de afeitar en el aseo personal así como a hacerse tatuajes o piercings en lugares seguros y acreditados.

Las claves

Personas tratadas: 3.188 desde 2015

Un total de 3.188 baleares han recibido los tratamientos curativos de la hepatitis C desde el año 2015.

Coste público: Casi 52 millones

Es el desembolso del IB-Salut para pagar unos fármacos que curan al 99% y que se han abaratado hasta los 7.000 euros por persona.

Trámites más sencillos: Analíticas más completas

Las nuevas analíticas que determinan la carga viral del paciente, no sólo los anticuerpos como hasta ahora, le ahorrarán hasta dos visitas con el especialista y en breve plazo permitirán que en la primera de ellas ya pueda salir con el tratamiento prescrito.

Listas de espera: Menos pacientes

Estas analíticas contribuirán a desahogar a los digestólogos y evitarán angustiosas esperas de resultados a los pacientes sin cargas virales.

Trasplantes: Un cirujano y un digestólogo y rotaciones en hospitales de EEUU

La consejera de Salud, Patricia Gómez, confió en que a lo largo del próximo año 2020 se pueda realizar el primer trasplante hepático de esta comunidad autónoma en el hospital de Son Espases.

Para ello admitió que faltaría la compra de tecnología y material necesario así como contratar a un cirujano especializado y a un digestólogo para que se encargue del seguimiento de los trasplantados. “Serían unos especialistas para que den soporte a los profesionales que ya hay en Son Espases, alguno de ellos con experiencia anterior en este tipo de intervenciones”, subrayó la consejera antes de concluir revelando que médicos de este centro ya estarían realizando rotaciones formativas en hospitales de EEUU.

Analíticas: Se comprueba la carga viral en la misma prueba evitando meses de espera

Àngels Vilella, digestóloga de Son Llàtzer, reveló que, desde hace un mes, todas las analíticas que se realizan a las personas que pueden padecer hepatitis C determinan también la carga viral del paciente, lo que le evita meses de espera para ser visitado por el especialista.

Antes, comparó, el médico de cabecera pedía una analítica que sólo establecía la presencia de anticuerpos del virus C y que esa circunstancia motivaba la petición de otra para determinar la carga viral, esto es, si había desarrollado la enfermedad.

“Como el 50% de los pacientes que tienen anticuerpos no la han desarrollado, ahora se evitarán muchas visitas al especialista y los que lo precisen podrán salir tras la primera visita ya con el tratamiento”, anticipó.

 

Fuente: diariodemallorca.es

02/08/2019

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post