La eliminación de la hepatitis C en las personas que se inyectan drogas necesita una estrategia del sistema de salud

03/10/2018 | Artículos, Noticias de prensa

Lograr la eliminación de la hepatitis C en personas que se inyectan drogas requerirá una estrategia integral del sistema de salud que aborde el estigma, las barreras a la atención, la financiación, la participación de las personas que se inyectan drogas y la devolución de los servicios de tratamiento a nivel comunitario, según la revisión de varios expertos publicada en septiembre en Liver International.

La revisión de expertos identificó una serie de acciones que deben tomarse a nivel del sistema de salud para mejorar el acceso al tratamiento y la prevención para las personas que se inyectan drogas. Las acciones no son sólo la provisión de servicios, sino también cambios en la forma en que se diseñan y entregan los servicios. Estos cambios deben promoverse desde la parte superior del sistema de salud y formar parte de la planificación y el monitoreo.

Los autores identificaron las acciones relacionadas con cada uno de los seis componentes del sistema de salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y destacaron las acciones relacionadas con la comunicación y la participación como esenciales para la respuesta a la hepatitis C.

La mitad de todas las infecciones por hepatitis C en personas que se inyectan drogas se encuentran en cuatro países: Brasil, China, la Federación de Rusia y Estados Unidos.

La evidencia de ensayos clínicos y estudios observacionales muestra que el programa de agujas y jeringuillas y la terapia de sustitución de opioides reducen el riesgo de adquisición de virus de la hepatitis C en personas que se inyectan drogas. El tratamiento antiviral de acción directa es altamente efectivo para curar la hepatitis C en usuarios de drogas.

Sin embargo, hacer que estas intervenciones estén disponibles y diagnosticar a los usuarios de drogas con hepatitis C y vincularlos a la atención médica requiere cambios en el sistema de salud para estar disponibles a gran escala. La revisión de los expertos identificó una serie de acciones que se pueden tomar para mejorar el acceso a los servicios de tratamiento y prevención para las personas que se inyectan drogas.

Comunicación y participación

Una mejor comunicación con las personas que se inyectan drogas es esencial para mejorar la alfabetización en salud y aumentar la conciencia sobre los beneficios del tratamiento. La promoción de la salud de la hepatitis C dirigida por pares entregada a través de organizaciones de usuarios de drogas, junto con la participación del paciente en el desarrollo de estrategias de comunicación, será esencial para generar confianza y hacer que la información y los mensajes sean relevantes para los usuarios de drogas. Los trabajadores de la salud se beneficiarán de una capacitación que aborda el lenguaje/terminología, actitudes, prácticas y políticas estigmatizantes. Las personas que usan drogas deberían participar en el diseño y la prestación de servicios de hepatitis C y también deberían estar representadas en organismos nacionales que planifiquen estrategias de eliminación de hepatitis virales.

Prestación de servicios

El aumento de los puntos de acceso para diagnóstico y tratamiento permitirá a más personas que usan medicamentos curarse de la hepatitis C. Las pruebas basadas en sangre pueden presentar una barrera para los usuarios de drogas, ya sea por las venas dañadas por inyección o por el deseo de evitar las agujas. Los usuarios de drogas y las restricciones sobre quién puede extraer sangre también pueden restringir el acceso a las pruebas en entornos comunitarios. Las metodologías de prueba de punción digital o saliva deben ser apoyadas como una ruta alternativa de atención. Se debe promover el cambio de tareas, o la devolución de aspectos del tratamiento y la atención a personas que no sean médicos, para expandir los trabajadores de salud capaces de diagnosticar la hepatitis C e iniciar a las personas en tratamiento.

Personal de salud

Siguiendo con la recomendación del cambio de tareas, los expertos también recomiendan que las estrategias nacionales apunten a desarrollar y expandir la fuerza de trabajo entre pares. Los modelos de atención basados en pares son altamente aceptables para las personas que usan drogas y ayudan a generar confianza entre los servicios y sus usuarios. También se debe ampliar la educación de los trabajadores de la salud sobre la hepatitis C, a fin de desarrollar la capacidad y brindar atención no estigmatizadora.

Sistemas de información de salud

Los sistemas de información de salud se pueden usar para apoyar la eliminación de la hepatitis C en las personas que usan drogas al fomentar las pruebas y al monitorear la aceptación de las pruebas y el vínculo con la atención. Las alertas electrónicas de registros de salud pueden permitir la realización de pruebas en personas que no han sido probadas previamente o en personas que requieren pruebas continuas basadas en el riesgo. Deben existir políticas sólidas para comunicar cómo se usarán los datos y cómo se protegerá la privacidad. Un registro de tratamiento de hepatitis C que pueda capturar los resultados del tratamiento en entornos comunitarios también es esencial y debe ser lo suficientemente flexible como para usarlo en una variedad de entornos comunitarios, especialmente a medida que los servicios evolucionan. Los sistemas de información también deberían monitorear el impacto del tratamiento en la salud a largo plazo de las personas que usan drogas.

Adquisición

Las políticas de adquisición pueden permitir un mayor acceso a las pruebas al acelerar la certificación de diagnósticos, especialmente aquellos que no requieren extracción de sangre venosa, incluidas las pruebas de saliva.

Financiación

La eliminación de la hepatitis C en personas que consumen drogas puede ser respaldada mediante el desarrollo del caso financiero para la eliminación. Identificar y compartir modelos de eliminación exitosa que sean apropiados para diferentes entornos epidémicos y sistemas de salud respaldarán la implementación y la asistencia en el desarrollo de casos de inversión que exploren las estrategias de impacto presupuestario, coste-eficacia y asignación de recursos.

Liderazgo

La eliminación de la hepatitis C en las personas que consumen drogas requerirá liderazgo para garantizar que las personas que usan drogas participen de manera significativa en el desarrollo y la implementación de las estrategias nacionales de eliminación y se incluyan en las pautas nacionales de tratamiento. El liderazgo también es necesario para garantizar el compromiso financiero del gobierno nacional y local para el tratamiento y la ampliación de las intervenciones de reducción de daños a un nivel que maximice el impacto del tratamiento de la hepatitis C como prevención.

 

Fuente: infohep.org

Referencia: Day E et al. Hepatitis C elimination among people who inject drugs: Challenges and recommendations for action within a health systems framework. Liver International, advance online publication, 29 August 2018.

Noticia traducida por ASSCAT

03/10/2018

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

No hay eventos!
Cargar más

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post