El Valme consigue eliminar el virus de la hepatitis C en pacientes con VIH

11/03/2019 | Artículos, Noticias de prensa

El hospital de Valme ha desarrollado durante los tres últimos años un laborioso trabajo en la lucha contra el virus de la hepatitis C, dentro del objetivo planteado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el objeto de eliminar esta enfermedad en el mundo.

Para ello, se ha centrado en uno de los colectivos de mayor riesgo de transmisión de este virus (los pacientes infectados por VIH) y ha logrado colocarse entre los primeros hospitales españoles que ha conseguido eliminarlo en este colectivo.

La hepatitis C es una infección vírica que afecta al hígado, diseminada a través del contacto con sangre afectada. También puede transmitirse a través de relaciones sexuales con una persona infectada y de madre a hijo durante el parto.

Esta infección puede durar toda la vida y conducir al cáncer de hígado o cirrosis hepática que requiere trasplante hepático.

Se estima que, en la actualidad, hay unos 70 millones de personas con infección activa por virus de la hepatitis C.

El gran avance en el tratamiento de la hepatitis C llegó en el año 2015 con tratamientos orales que lograron la curación de la enfermedad en casi el 100% de los pacientes. No obstante, los investigadores subrayan la todavía existencia de barreras en el acceso al tratamiento, lo cual supone que hay personas que pueden transmitir la enfermedad y reinfectar a las que se habían curado dentro del propio colectivo.

Por ello los infectólogos destacan la importancia de identificar a los pacientes, diagnosticándolos, y motivarlos para que se traten y eliminar el virus.

Entre las estrategias marcadas por el Plan Estratégico Nacional de Hepatitis C, el Valme trazó un proyecto de microeliminación en uno de los colectivos de mayor riesgo: pacientes con VIH.

El director del grupo de investigación de Enfermedades Infecciosas y Microbiología de este centro, Juan Antonio Pineda, destaca el intenso trabajo llevado a cabo en el área sur de la provincia de Sevilla para romper la cadena de transmisión del virus y lograr eliminarlo.

La unidad de Enfermedades Infecciosas del Valme tiene en seguimiento a 695 pacientes con VIH.

De ellos, el 50% estaba coinfectado con virus de la hepatitis C, es decir, un total de 348 pero se han curado 342. Los 6 restantes son personas que han decidido no tratarse o que han tenido falta de adherencia al tratamiento.

Por debajo del 2%, científicamente se habla de eliminación. Valme está en el 0,8%, luego cumple con creces. Fuentes del centro han hecho hincapié en que no se puede hablar de “erradicación” pues “una enfermedad está completamente eliminada de la Tierra y, salvo introducción intencionada como parte de una guerra biológica, cuando no existe posibilidad de que reaparezca. Es el caso de la viruela y la erradicación no se puede conseguir sin vacuna”.

Así, el término es “eliminación” que se origina cuando la incidencia de una enfermedad infecciosa baja tanto que se detiene la aparición de nuevos casos.

No hay que olvidar tampoco que las hepatopatías o enfermedades del hígado constituyen una complicación importante de la infección VIH y conlleva un alto riesgo de muerte.

Hace una década, la hepatitis C era la primera causa de muerte en pacientes coinfectados por VIH.

En el área sur de la provincia de Sevilla la prevalencia global de la infección por el virus de la hepatitis C en pacientes portadores del VIH ha disminuido progresivamente y, fruto del proyecto de microeliminación desarrollado durante los tres últimos años, se ha eliminado en este colectivo.

La evolución de esta prevalencia en la última década ha pasado del 50% de pacientes con VIH diagnosticados de hepatitis C en el Valme en el año 2008 a un 0,8%.

Como valor añadido, la eliminación del virus en este colectivo ha conllevado la disminución de la proporción de pacientes infectados por VIH que presentan una cirrosis hepática.

Anualmente, el servicio de Enfermedades Infecciosas del hospital de Valme atiende a 700 pacientes infectados por VIH del área sur de la provincia de Sevilla que se encuentran en tratamiento y seguimiento.

El grupo que lidera Pineda tiene un notable prestigio científico en el mundo y durante las dos últimas décadas se ha consolidado y situado a la cabeza de la investigación combinada por el VIH y el de la hepatitis C.

 

Fuente: sevilla.abc.es

11/03/2019

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post