El Hospital Clínic lidera un estudio europeo para el cribado de enfermedades del hígado

24/02/2020 | Noticias de prensa

El Hospital Clínic de Barcelona lidera un proyecto financiado por la Unión Europea para evaluar una técnica no invasiva, la elastografía hepática, que mide la rigidez del hígado y puede ayudar a prever, como una estrategia de cribado, las enfermedades crónicas de este órgano.

Este estudio europeo se denomina LIVERSCREEN y está coordinado por el profesor Pere Ginés, jefe del Servicio de Hepatología del Hospital Clínic, que ha dado a conocer el proyecto en rueda de prensa, junto con el doctor Josep Vidal, del servicio de Enfermedades Digestivas y Metabólicas del mismo centro.

Un total de 43 hospitales y centros de investigación de España, Dinamarca, Francia, Holanda, Inglaterra, Alemania, Italia y Croacia participan en el LIVERSCREEN, que tiene el objetivo de conseguir 30.000 participantes de forma aleatoria en toda Europa.

Las enfermedades hepáticas crónicas, en especial la cirrosis y el cáncer de hígado, tienen una elevada mortalidad en todo el mundo y se prevé que aumenten en un futuro a causa de la obesidad y la diabetes.

El doctor Ginés ha explicado que estas enfermedades “están estigmatizadas y mucha gente las asocia con el alcoholismo”, pero esa no es la realidad, ya que una gran parte de los enfermos lo son por tener hígado graso no alcohólico.

“Uno de cada cuatro adultos en el mundo, excepto en África, donde el porcentaje es menor, tienen hígado graso no alcohólico, una enfermedad asociada a trastornos metabólicos, como la obesidad o la diabetes de tipo 2”, ha indicado.

Una pequeña parte de los pacientes con hígado graso no alcohólico desarrollan cirrosis y cáncer y el principal factor predictivo es la fibrosis hepática.

Ginés ha considerado que “conocer el grado de fibrosis en el hígado en la población general es útil para diseñar estrategias de cribado que nos permitan diagnosticar de forma eficaz la enfermedad hepática con riesgo de progresión”.

“Estas enfermedades son silenciosas, no producen dolor ni malestar y, cuando lo hacen, suele ser tarde para el paciente y las consecuencias, graves, ya que no existe otro tratamiento que el trasplante del hígado”, ha precisado el especialista.

En un 80% de los casos las enfermedades hepáticas se deben a la obesidad y en el 20% restante al consumo excesivo de alcohol.

“Este consumo se mide por 14 unidades (un quinto de cerveza) a la semana en el caso de las mujeres y de 21 unidades en el caso de los hombres, lo que genera un riesgo de padecer una enfermedad hepática al cabo de diez años”, ha indicado.

Con el nuevo proyecto europeo, los médicos quieren establecer una estrategia de cribado con un aparato que mide la rigidez y el estado del hígado, de forma no invasiva y con una prueba, la elastografía hepática, que dura sólo unos minutos, proporcionando un diagnóstico precoz del estado de este órgano en los pacientes.

“Es un cambio de paradigma, de estrategia, ir a buscar a los posibles pacientes cuando aún no han desarrollado la enfermedad y alertarles si es así o están en riesgo de padecer una enfermedad hepática grave”, ha señalado.

El objetivo es incluir en el estudio, que se desarrollará en tres fases hasta el año 2024, a unas 30.000 personas, a las que se hará una historia clínica y una elastografía hepática.

 

Fuente: lavanguardia.com

24/02/2020

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post