¿Se dará prioridad a las personas con enfermedad hepática para la vacunación contra la COVID-19?

21/01/2021 | Noticias de prensa

Las personas con cirrosis descompensada deben tener prioridad para la vacunación contra la COVID-19 y el tratamiento inmunosupresor después de un trasplante de hígado no debe ser una barrera para la vacunación, concluyó un panel internacional de expertos en hígado.

Su revisión de la evidencia disponible se publica en la revista Lancet Gastroenterology and Hepatology.

Señalan que la evidencia sobre la eficacia de la vacuna en personas con enfermedad hepática crónica o inmunosupresión postrasplante es muy limitada.

Las personas con enfermedad hepática se incluyeron en los ensayos de las vacunas de ARNm de Pfizer y Moderna, pero se excluyeron de los ensayos de la vacuna Oxford / AstraZeneca. Las personas que recibieron tratamiento inmunosupresor después de un trasplante de hígado fueron excluidas de los ensayos de las tres vacunas, al igual que las personas con enfermedad hepática autoinmune.

La revisión no analiza la vacuna desarrollada por el fabricante chino Sinopharm, ya en uso en China, ni la vacuna rusa Sputnik.

Los expertos advierten que será necesario controlar las respuestas a la vacuna en personas con enfermedad hepática, ya que algunas afecciones hepáticas pueden debilitar las respuestas a la vacuna.

Las personas con cirrosis tienen menos probabilidades de producir anticuerpos después de la vacunación contra la hepatitis B y tienen respuestas menos duraderas a la vacuna contra la influenza. De manera similar, las personas que reciben medicamentos inmunosupresores para el trasplante de hígado tienen respuestas de anticuerpos más débiles a las vacunas contra la influenza y la hepatitis B.

Las personas con cirrosis descompensada deben ser un grupo de alta prioridad para la vacunación, dicen los expertos, debido a su mayor riesgo de muerte por COVID-19.

Aunque generalmente se recomiendan las vacunas antes del trasplante de hígado o después de que el receptor del trasplante se haya estabilizado con el tratamiento inmunosupresor de mantenimiento, los expertos dicen que la vacunación contra la COVID-19 no debe retrasarse en pacientes con trasplante de hígado.

En el Reino Unido, el Consejo Conjunto sobre Vacunación e Inmunización ha decidido que se dará prioridad a las personas mayores de 65 años para la vacunación, por delante de las personas más jóvenes con problemas de salud subyacentes, incluida la enfermedad hepática crónica.

Las personas con problemas de salud subyacentes graves incluyen los siguientes grupos en el Reino Unido:

  • Personas con cáncer que reciben quimioterapia.
  • Personas que reciben inmunoterapia u otros tratamientos continuos con anticuerpos para el cáncer.
  • Personas que reciben terapias de inmunosupresión suficientes para aumentar significativamente el riesgo de infección.
  • Personas clasificadas como clínicamente extremadamente vulnerables de forma individual por un médico de cabecera o un consultor hospitalario.

En los Estados Unidos, los Centros para el Control de Enfermedades de EEUU (CDC, en sus siglas en inglés) han recomendado que, además de las personas en residencias de ancianos y los trabajadores esenciales de primera línea, las personas mayores de 75 años deben vacunarse primero, seguidas por las personas de 65 a 74 años y las personas de 16 a 64 años que tienen altas condiciones médicas de riesgo. Los CDC han identificado la obesidad, la diabetes tipo 2 y la inmunosupresión después del trasplante de órganos como afecciones médicas de alto riesgo. Los CDC dicen que las personas con enfermedad hepática pueden tener un mayor riesgo. Los CDC también enfatizan que múltiples condiciones de salud subyacentes colocan a las personas en mayor riesgo de COVID-19 grave que una sola condición subyacente.

Sin embargo, los gobiernos estatales de los Estados Unidos son libres de modificar estas recomendaciones.

La vacunación avanza a un ritmo más lento en los países de la Unión Europea y las recomendaciones nacionales varían.

El Grupo Asesor Técnico Australiano sobre Inmunización no ha especificado a las personas con enfermedad hepática como grupo prioritario para la vacunación.

 

Fuente: infohep.org

Referencia: Marjot T et al. SARS-CoV-2 vaccination in patients with liver disease: responding to the next big question. Lancet Gastroenterol Hepatol, published online 11 January 2021.

Noticia traducida por ASSCAT

21/01/2021

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post