Egipto examinó a casi 30 millones de personas contra la hepatitis C en los primeros cuatro meses de un programa nacional de detección que comenzó en octubre de 2018, según afirmaron investigadores egipcios en el Congreso Internacional del Hígado celebrado en Viena a mediados del mes de abril.

“Egipto tuvo la prevalencia más alta de hepatitis C en el mundo en 2008”, afirmó Wahed Doss, jefe de la Comisión Nacional para el Control de la Hepatitis Viral de Egipto, pero trató a 2,5 millones de personas en 2016 con antivirales de acción directa (AADs). Desde entonces, el impulso ha comenzado a disminuir a medida que el programa nacional de tratamiento ha tratado a casi todos los diagnosticados.

En 2018 se lanzó un programa nacional de detección cuyo objetivo era realizar las pruebas de hepatitis C a 62 millones de adultos y 15 millones de adolescentes para 2020.

El programa gratuito de detección de la hepatitis C se integra con la detección de diabetes, presión arterial alta y obesidad. Las personas diagnosticadas con hepatitis C reciben un tratamiento gratuito de 12 semanas con versiones genéricas de antivirales de acción directa. Los medicamentos cuestan al gobierno egipcio 45 dólares por curso de tratamiento y el coste total por curación, incluidos los diagnósticos, es de 75 dólares.

En lugar de ir de puerta en puerta, el programa de detección ofrece pruebas en una combinación de centros de detección y unidades móviles de detección en mezquitas, estaciones de metro, terrenos deportivos y fábricas. El país se ha dividido en tres regiones, cada una cubierta por hasta 7.000 sitios de detección que operan 12 horas al día, siete días a la semana.

Las personas diagnosticadas con hepatitis C se reservan para derivar a un centro de tratamiento y se les hace un seguimiento si no asisten a las citas de evaluación. Un total de 134 centros de tratamiento ofrecen tratamiento para la hepatitis C, a cargo de 4.000 empleados.

El programa de detección en Egipto alcanzó el 78% de la población elegible en áreas donde ya se realizó la detección. Las pruebas de detección identificaron 1,2 millones de personas con anticuerpos positivos para el virus de la hepatitis C (VHC), de los cuales 900.000 están infectados crónicamente y necesitan tratamiento. En general, el 4,5% de la población examinada fue positiva para el anticuerpo contra el VHC, pero la prevalencia de los anticuerpos contra el VHC aumentó al 12,5% en personas de 65 años o más.

“La escala del programa nacional de tratamiento de Egipto fue el resultado de la presión de la sociedad civil y la voluntad política para eliminar la hepatitis C, junto con el bajo coste de los antivirales genéricos de acción directa y la adquisición masiva de medicamentos. Se espera que dos millones de personas comiencen el tratamiento a fines de 2019”, afirmó el Dr. Doss.

 

Fuente: infohep.org

Referencia: Abdel-Razek W et al. The world’s largest hepatitis C screening programme in Egypt. The International Liver Congress, Vienna, abstract LBP-08, 2019.

Noticia traducida por ASSCAT

22/05/2019

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post