Uno de cada diez de pacientes con cirrosis por alcohol mejoran sin necesitar trasplante

13/04/2021 | Noticias de prensa

Un estudio observa que un porcentaje de ellos eran retirados de las listas de espera, influyendo para ello la estatura o el sexo.

Un 8,6% de los pacientes en lista de espera para un trasplante por una cirrosis hepática por alcohol mejoran y pueden ser retirados de la lista. Lo indica un estudio del Hospital Clínic-IDIBAPS. Este informe ha establecido los factores de mejora de estos pacientes para evitar trasplantes innecesarios.

El estudio, publicado en la revista Journal of Hepatology, ha sido coordinado por el hepatólogo del Clínic Gonzalo Crespo y el jefe del Servicio de Hepatología del mismo hospital, Pere Ginés, y también han colaborado las Unidades de Hepatología de los Hospitales de Bellvitge y Vall d’Hebron y la Organización Catalana de Trasplantes (OCATT).

El estudio ha analizado a más de un millar de pacientes con cirrosis descompensada en lista de espera de trasplante hepático, de los cuales 420 tenían cirrosis por alcohol. De este subgrupo, los investigadores comprobaron que 36 pacientes (el 8,6%) fueron retirados de lista de espera por mejora clínica y evaluaron cuáles fueron los factores que indujeron a la retirada.

Así, encontraron que una puntuación más baja en la escala MELD, que se utiliza para calcular la severidad de la enfermedad hepática crónica, y un mayor número de plaquetas en el momento de la entrada en la lista de espera fueron factores independientemente asociados con una mayor probabilidad de retirada de la lista para mejora. Además, el sexo femenino o bien una altura más baja (variables colineales) se asociaron de forma independiente con la retirada de lista de espera por mejora. De este modo, para puntuaciones de MELD de entre 15-17, más de un 30% de las mujeres en lista de espera se retiraron por mejora, frente a un 7% de los hombres.

Los candidatos a trasplante hepático que presentan una menor altura (situación en general más frecuente en las mujeres) tienen más dificultades en el acceso al trasplante por discrepancias de tamaño con los donantes. Teniendo en cuenta esto, los investigadores interpretan que un menor acceso temprano al trasplante en mujeres, por su menor altura, podría permitir a un porcentaje importante de ellas (las que tuvieran un MELD más bajo) mejorar hasta ser retiradas de lista de espera.

El estudio también analizó la evolución de los pacientes después de ser retirados de la lista de espera. Nueve de los 36 pacientes (25%) presentaron progresión de la enfermedad después de la retirada, en forma de nueva descompensación o hepatocarcinoma, y dos requirieron ser trasplantados. Dos tercios de los pacientes en los que la enfermedad hepática progresó tras la retirada habían vuelto a consumir alcohol.

Cuando se comparó esta evolución con la de los pacientes con cirrosis por el virus de la Hepatitis C (VHC) que se retiraron de la lista de espera por mejora (31 de 403 pacientes, el 7,6%) no se observaron diferencias significativas. Así, el 76% de pacientes con cirrosis hepática por alcohol y el 74% de los pacientes con cirrosis por VHC permanecieron libres de progresión de enfermedad hepática después de 5 años de la retirada de la lista por mejoría.

Según ha informado el Hospital Clínic, este estudio es el primero en investigar el fenómeno de retirada de la lista de espera por mejoría en pacientes con cirrosis hepática por alcohol en Europa.

Sus resultados sugieren que, en pacientes con indicación de trasplante pero una función hepática no demasiado deteriorada, particularmente con una abstinencia de alcohol de pocos meses, la opción de esperar antes de entrar en la lista puede resultar más idónea, evitando trasplantes hepáticos innecesarios.

 

Fuente: lavozdegalicia.es

13/04/2021

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post