Una cepa de hepatitis que se encuentra sólo en ratas infecta a un hombre de Hong Kong

10/10/2018 | Artículos, Noticias de prensa

Por primera vez, un hombre se ha infectado con una cepa de hepatitis E que anteriormente sólo se encontraba en ratas.

Investigadores en Hong Kong anunciaron el 28 de septiembre que a un hombre de 56 años se le había diagnosticado una infección por hepatitis E de rata. Aunque el hombre se había curado, la noticia puso a la ciudad, densamente poblada, marcada por la epidemia del SARS a principios de la década de 2000, en alerta.

Yuen Kwok-yung, un microbiólogo de la Universidad de Hong Kong que fue el investigador principal del caso, calificó el caso como una “llamada de atención” para que las autoridades mejoren la higiene ambiental de la ciudad, ya que se cree que el virus se había propagado a través de excrementos de ratas. Sin embargo, los científicos señalaron que no hay una amenaza inminente de una epidemia.

“Uno es todo lo que se necesita”, añadió Siddharth Sridhar, un profesor clínico asistente en la universidad que también estuvo involucrado en el caso. “Para este tipo de infecciones raras, infecciones inusuales, incluso un caso es suficiente para que las autoridades de salud pública y los investigadores estén muy alerta sobre las implicaciones de la enfermedad”.

La hepatitis E de rata es diferente de la variante de la hepatitis E que los humanos normalmente contraen, que afecta al hígado y se transmite en gran parte a través del agua contaminada. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 20 millones de personas se infectan con el virus de la hepatitis E cada año. Por lo general, la enfermedad se resuelve en dos a seis semanas, pero tiene una tasa de mortalidad del 3,3%, según la organización. En 2015, alrededor de 44.000 personas murieron a causa de la enfermedad.

El hombre que estaba infectado con la variante de rata de la hepatitis E recibió un trasplante de hígado en mayo de 2017. En septiembre de ese año, los científicos identificaron la infección y le curaron de la enfermedad en marzo. Aunque no está claro cómo la enfermedad se había transmitido de las ratas a él, los investigadores lo descartaron a partir del órgano del donante. Sospechan que el paciente podría haber consumido alimentos contaminados con excrementos de ratas. Algunos expertos creen que la infección pudo transmitirse al paciente debido a su sistema inmunológico reprimido, resultado de los medicamentos que tomó para evitar que su cuerpo rechazara el órgano del donante.

 

Fuente: qz.com

Noticia traducida por ASSCAT

10/10/2018

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post