Un paso más cerca de la eliminación de la hepatitis C en Egipto

16/10/2018 | Artículos, Artículos científicos

El 29 de julio de 2018, Egipto se embarcó en la mayor campaña de detección de enfermedades de la historia. Egipto tiene la mayor prevalencia de infección por el virus de la hepatitis C (VHC) en todo el mundo, pero ha dado un paso extraordinario hacia la eliminación de la enfermedad, con el tratamiento del mayor número de personas en el mundo con la terapia antiviral de acción directa altamente efectiva.

Más de 2 millones de personas han sido tratadas en los últimos 3 años. Sin embargo, aún sigue el desafío de encontrar individuos no diagnosticados. Las personas tratadas hasta ahora han sido principalmente las que conocían el diagnóstico y unos cientos de miles de personas que fueron identificadas a través de los programas de detección en los últimos 2 años.

Los estudios epidemiológicos muestran que, además de los que ya han sido tratados, hay entre 3 y 4 millones de personas con infección por VHC sin diagnosticar en Egipto. Este grupo de individuos no diagnosticados, si no se trata, están en riesgo de sufrir una enfermedad progresiva y además son una fuente potencial de infección en los próximos años.

Para acelerar el tratamiento y los esfuerzos de control de enfermedades, el Ministerio de Salud de Egipto inició un programa de detección en 2016 para identificar a los pacientes que recibirían tratamiento gratuito. Este programa involucró la detección selectiva de estudiantes universitarios, presos, pacientes hospitalizados, empleados de salud y donantes de bancos de sangre, y se utilizaron vehículos especialmente equipados para detectar personas dispuestas en áreas rurales. Se realizaron pruebas a 6,5 millones de individuos para detectar anticuerpos contra el VHC, y se evaluó con el test de confirmación a los que dieron positivo. De éstos, 365.000 resultaron ser virémicos y se trataron de forma gratuita (Comité Nacional para el Control de la Hepatitis Viral [NCCVH, en sus siglas en inglés]; datos no publicados).

Este programa utilizó muestras de sangre analizadas por ELISA para detectar anticuerpos contra el VHC, lo que requirió el transporte de muestras a laboratorios de análisis, la notificación de los resultados de las pruebas y el contacto con aquellos que resultaron seropositivos para ser evaluados con el test de confirmación, lo que demostró ser poco práctico para la detección masiva de cientos de miles de personas en zonas rurales.

El 29 de julio de 2018, el Ministerio de Salud anunció un gran esfuerzo de detección, que comenzará el 1 de octubre de 2018, en un intento por identificar a la mayoría de las personas con VHC, que serán tratadas a expensas del estado. Para septiembre de 2019, el Ministerio, a través del Comité Nacional para el Control de la Hepatitis Viral, evaluará a todos los adultos mayores de 18 años de edad en Egipto (actualmente una población de 59 millones de habitantes, con un objetivo de 52 millones de personas después de excluir a las personas que han sido tratadas o examinadas anteriormente).

La evaluación incluirá pruebas de anticuerpos contra el VHC y también evaluará la hipertensión, la diabetes y la obesidad. Para lograr este objetivo, participarán todos los centros de atención de salud en Egipto, incluidas 3.800 unidades de salud rurales, todos los distritos y hospitales centrales del Ministerio de Salud, instalaciones de la organización de seguros de salud, hospitales universitarios y centros de salud militares. En total, participarán en el programa de detección, más de 5.000 centros.

La evaluación se realizará con una prueba rápida precalificada por la OMS (SD Bioline HCV, Abbott, Abbott Park, IL, EEUU) y mediante un pinchazo en el dedo. El fin es estudiar los individuos en áreas de extensión y rurales (la mayoría de la población objetivo) mientras que el inmunoensayo, basado en sangre para la detección, se realizará en hospitales e instalaciones centrales. Los individuos seropositivos serán remitidos para las pruebas confirmatorias de RNA del VHC a 350 instalaciones hospitalarias, y de éstos, los que resulten positivos serán remitidos para evaluación y tratamiento en 180 centros especializados en el tratamiento del VHC. Debido al gran volumen, el coste de una prueba individual se reducirá a menos de 0,60 dólares, lo que equivaldrá a menos de 15 dólares para identificar un caso virémico.

Para validar los resultados, se analizará la calidad del programa mediante una evaluación repetida y aleatoria de la calidad de las pruebas utilizadas, la cual se realizará en colaboración con la oficina regional de la OMS. Muchas organizaciones no gubernamentales egipcias colaborarán en los esfuerzos de detección a través de programas de educación masiva, proporcionando transporte para personas seropositivas desde unidades rurales de salud a centros de evaluación y tratamiento, y compartirán auditorías externas. El Comité Nacional para el Control de la Hepatitis Viral anticipa que se identificarán 2,5-3,0 millones de individuos virémicos, que serán tratados en un plazo de 3 a 6 meses después del diagnóstico.

Asimismo, se hará una estrategia de prevención, adoptada en paralelo al programa de detección, a través de mejoras en los programas de control de infecciones, aumento de la fabricación de jeringuillas desechables y campañas de educación en los medios sobre los modos de transmisión del VHC. Todo ello con el objetivo de aumentar el efecto del programa de detección.

Un programa de detección y tratamiento de esta magnitud no se ha intentado antes y será un gran paso hacia la eliminación de la enfermedad en Egipto.

 

Fuente: The Lancet Gastroenterology & Hepatology (octubre 2018)

Autores: Gamal Esmat et al.

Artículo traducido por ASSCAT

16/10/2018

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post