Uganda ha gastado unos 3 millones de dólares anuales desde 2015 en un programa gratuito de detección de hepatitis B y realizó una campaña comunitaria de movilización y sensibilización sobre la infección viral. Más de cuatro millones de personas han sido evaluadas hasta la fecha.

Uganda es el primer y único país de África en alcanzar y superar el objetivo de 2020 de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de garantizar el acceso, el tratamiento y la creación de conciencia de la hepatitis B, según un nuevo cuadro de mandos lanzado para rastrear el progreso contra la infección viral en el continente.

La OMS espera que para 2020, unos cinco millones de personas hayan recibido tratamiento para la hepatitis B crónica y que el número de casos nuevos haya bajado al 30% de los testigos en 2015.

La hepatitis B se propaga a través de la sangre y los fluidos corporales, incluida la transmisión de madre a hijo. Ataca al hígado y mata a aproximadamente 1,4 millones de personas cada año, en todo el mundo, principalmente a través de cicatrices en el hígado (cirrosis) y cáncer. La hepatitis C, que también ataca al hígado y tiene síntomas similares a la hepatitis B, generalmente se propaga sólo por contacto de sangre a sangre.

 

Fuente: theeastafrican.co.ke

05/08/2019

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post