Sanidad advierte de un brote de hepatitis A en Ceuta con 11 casos

20/01/2019 | Artículos, Noticias de prensa

La Consejería de Sanidad, Servicios Sociales, Menores e Igualdad, mediante los Servicios de Vigilancia Epidemiológica y Seguridad Alimentaria, informa de la necesidad de extremar la precaución ante la aparición de un brote de hepatitis A, una enfermedad que se transmite fundamentalmente por vía fecal-oral.

Ante el conocimiento de 11 casos, número que es considerado inusual, la Consejería de Sanidad precisa que la infección de la hepatitis A es posible por la ingesta de alimentos y agua contaminados y por contacto con otra persona infectada.

En cuanto a los alimentos se refiere, los Servicios de Vigilancia Epidemiológica y de Seguridad Alimentaria hacen especial hincapié en que no se consuman alimentos como frutas, verduras y moluscos bivalvos (conchas finas, coquinas, almejas, navajas, mejillones, berberechos, ostras…) adquiridos a vendedores ambulantes.

En relación a la infección por contacto con alguien infectado, hay que destacar que las personas infectadas pueden transmitir el virus desde que empieza el periodo de incubación, que comienza en torno a un mes antes de aparecer los síntomas, y se prolonga hasta una semana después de la ictericia (coloración amarilla de la piel y las mucosas).

Así, la Consejería recuerda las medidas de salud pública aconsejadas en este caso, que se resumen en el aislamiento entérico (no tener contacto con las heces del enfermo) mientras duren los síntomas. Para hacer esto es importante seguir los siguientes consejos:

  • El lavado frecuente y minucioso de manos por parte de la persona con la infección, la persona cuidadora y el resto de convivientes, sobre todo, después del uso del váter y antes de comer o tocar cualquier alimento.
  • Evitar todo contacto con las heces de la persona enferma, por lo que después de que esta utilice el váter, este tendrá que ser desinfectado con agua y lejía.
  • Lavar la ropa de la persona infectada, incluidas sábanas, ropa interior y toalla que utilice, de manera separada del resto de ropa de la familia y con jabón y agua caliente.
  • La persona enferma no podrá preparar ni manipular alimentos que deban consumir otras personas durante el periodo de transmisibilidad de la enfermedad.
  • De acuerdo con lo que marca el protocolo, la Consejería ha realizado una encuesta epidemiológica a los afectados; ha comprobado que todos están de baja o fuera del centro escolar (así ha de ser desde el inicio de la ictericia hasta siete días después); y ha vacunado a los contactos personales estrechos de cada uno de ellos (así se ha hecho con convivientes y, en algunos casos, también con compañeros de trabajo).
  • Los teléfonos de información facilitados por la Consejería son los del Servicio de Epidemiología (856 200 239 / 956 511 814 / 956 511 041) y el del Servicio de Seguridad Alimentaria (956 513 685).

¿Qué es la hepatitis A?

La hepatitis A es una enfermedad causada por el virus de la hepatitis A (VHA) que produce enfermedad e inflamación del hígado. El hígado es un órgano que:

  • Elimina las sustancias químicas nocivas de la sangre.
  • Lucha contra infecciones.
  • Ayuda a digerir los alimentos.
  • Almacena nutrientes y vitaminas.
  • Almacena energía.

Por lo general la hepatitis A es leve en los niños y no suele presentar síntomas, sin embargo, la mayoría de los adultos que la contraen se enferman al grado de faltar al trabajo de cuatro a seis semanas.

A diferencia de las hepatitis B y C, la hepatitis A no causa hepatopatía crónica y rara vez es mortal, pero puede causar síntomas debilitantes y hepatitis fulminante (insuficiencia hepática aguda), que se asocia a una alta mortalidad.

¿Quiénes contraen la hepatitis A?

Cualquier persona puede contraer la hepatitis A, pero las personas con mayor riesgo son aquellas que:

  • No están vacunadas o no han contraído hepatitis A.
  • Viven en zonas con altos índices de hepatitis A.
  • Viven con alguien que actualmente tiene una infección de hepatitis A activa.
  • Cuidan a niños o enfermos.
  • Utilizan drogas inyectables y no inyectables.
  • Tienen relaciones sexuales sin protección con una persona infectada.
  • Los compañeros sexuales de las personas infectadas.
  • Hombres que practican sexo con hombres (HSH).

¿Cómo se contrae la hepatitis A?

El virus de la hepatitis A (VHA) se encuentra en las heces (deposiciones) de las personas infectadas y generalmente se transmite por vía oral y fecal. Esta forma de transmisión se denomina vía “feco-oral”.

La hepatitis A se puede transmitir a través de los alimentos preparados o manipulados por una persona infectada y que no se lava bien las manos después de ir al baño y antes de manipular o preparar los alimentos.

Por beber agua no potable o comer alimentos que se lavaron con agua no potable.

También se puede transmitir a través de agua contaminada en forma de cubitos de hielo o por el consumo de alimentos contaminados, sobre todo, fresas, verduras y otros alimentos crudos o poco cocinados (como moluscos bivalvos: ostras, almejas, navajas, coquinas, etc.) y que han estado en contacto con aguas contaminadas o han sido manipulados por personas infectadas.

Por tocarse la boca con los dedos o con un objeto que estuvo en contacto con la materia fecal de una persona infectada.

Otra forma de transmisión es a través de contacto íntimo (doméstico o sexual) y por el cambio de pañales a un niño infectado o cuidado de un adulto enfermo.

Los hombres que practican sexo con hombres (HSH) tienen un alto riesgo de contraer hepatitis A.

No se puede contraer hepatitis A si una persona infectada tose o estornuda a nuestro lado, si nos sentamos al lado de una persona infectada o si abrazamos a una persona infectada. Un bebé no puede infectarse de hepatitis A a través de la leche materna.

¿Cuáles son los síntomas de la hepatitis A?

La mayoría de las personas no presentan síntomas de hepatitis  A; si hubiese algún síntoma estos serían: sensación de cansancio, dolor muscular, pérdida del apetito, dolor de estómago, nauseas, vómitos, fiebre, orina de color oscuro (coluria), heces de color claro (acolia), color amarillento de la piel y parte blanca de los ojos (ictericia).

En general la enfermedad aumenta con la edad y probablemente los niños menores de 6 años no presentan síntomas, aunque igualmente pueden transmitir la enfermedad. La mayoría de las personas se sienten mejor después de una o dos semanas, sin embargo, se pueden seguir sintiendo cansados durante un par de semanas más.

¿Con qué rapidez aparecen los síntomas?

Por lo general, los primeros síntomas aparecen aproximadamente en un mes, aunque, se puede desarrollar en cualquier momento entre dos y seis semanas después de estar en contacto con el virus.

¿Durante cuánto tiempo una persona infectada puede transmitir el virus?

Durante las dos semanas previas a la aparición de los síntomas y pueden seguir transmitiendo el virus aproximadamente una semana después de la aparición de la ictericia.

¿Una persona puede volver a contraer la hepatitis?

Después de una infección por hepatitis A, una persona no se puede volver a infectar de nuevo pero, existen distintos tipos de hepatitis virales y el hecho de haberse infectado de hepatitis A no significa que quede protegido contra otro tipo de hepatitis.

 

Fuente: elfarodeceuta.es

20/01/2019

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post