Salud Pública traduce a 9 idiomas el tríptico “Pequeños cambios para comer mejor”

16/12/2019 | Noticias de prensa

La traducción de los consejos pretende contribuir a mejorar los hábitos de toda la población y así disminuir, también, las tasas de obesidad, que afectan en mayor medida a las clases sociales desfavorecidas.

El 11 de octubre se celebra el Día Mundial de la Obesidad, para concienciar a la sociedad sobre la creciente epidemia de la obesidad, las repercusiones para la salud y la importancia de mantener un peso saludable.

Castellano, aranés, inglés, francés, chino, urdú, árabe y rumano. Son las lenguas a las que se ha traducido el tríptico de la guía alimentaria “Pequeños cambios para comer mejor”, disponibles en breve en Canal Salut.

“Pequeños cambios para comer mejor”, editada en catalán y castellano, es la herramienta impulsada por la Agencia de Salud Pública de Cataluña para identificar aspectos clave que, con pequeñas modificaciones, pueden mejorar de forma importante la calidad y la sostenibilidad de la alimentación.

Con la traducción del tríptico a estos 8 idiomas se busca que los mensajes más importantes de la guía, resumidos en un documento breve, lleguen a la ciudadanía que aún no conoce demasiado bien el catalán ni el castellano y pueda, de esta manera, empezar a plantearse pequeños cambios para comer mejor.

La alimentación es un determinante fundamental del estado de salud de las personas, tanto por el papel que tienen los nutrientes en la prevención de enfermedades, como por la implicación de algunos nutrientes, alimentos y hábitos de consumo, en el desarrollo de problemas de salud crónicos como la obesidad, las enfermedades cardiovasculares o la diabetes, entre otras.

Los consejos de la guía están estructurados de manera que ayuden a la ciudadanía a hacer una transición hacia una alimentación más saludable y sostenible, con un esquema sencillo que se establece en 3 grupos de mensajes: los alimentos que es necesario potenciar, los que podrían mejorar y aquellos que conviene reducir. ¡Cada pequeño cambio, suma salud!

La obesidad como problema de salud pública

La Federación Internacional de Obesidad propuso el día 11 de octubre para celebrar el Día Mundial de la Obesidad, para concienciar a la sociedad sobre la creciente epidemia de obesidad, las repercusiones para la salud y la importancia de mantener un peso saludable.

La obesidad es un problema de salud pública, tanto por el número de población afectada como por su relación con la aparición o agravamiento de otros problemas de salud crónicos: incrementa el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, determinados tipos de cáncer, hipertensión arterial, artrosis, gota… ocasionando una disminución tanto de la calidad como de la esperanza de vida de las personas afectadas.

En la población infantil y juvenil este hecho es más preocupante, si se tienen en cuenta los efectos en el estado de salud inmediato del niño o joven y la constatación de que la obesidad infantil es un predictor importante de la obesidad en la vida adulta.

El aumento del sobrepeso y la obesidad infantil se explica, básicamente, por el abandono de la alimentación tradicional mediterránea y por la vida más sedentaria de los niños en un contexto cultural favorable del sedentarismo. Pero, es necesario ir más allá de la visión exclusivamente biomédica ya que la obesidad se trata de un problema multifactorial que requiere un abordaje pluridisciplinario que integre la multicausalidad del fenómeno.

Datos epidemiológicos en Cataluña

Según el ESCA 2018, más de la mitad de la población de 18 a 74 años tiene exceso de peso (sobrepeso u obesidad), 59,3% los hombres y 43,2% las mujeres. El 36,3% tiene sobrepeso (43,6% los hombres y 29,1% las mujeres) y el 14,9% obesidad (15,7% los hombres y 14,0% las mujeres). Los tres indicadores aumentan con la edad, así como en las personas de la clase menos favorecida y las personas con estudios primarios o sin estudios, tanto en hombres como en mujeres, pero sobre todo en mujeres. Desde 2010 hasta 2014, la tendencia de la obesidad es creciente y a partir de este año se mantiene estable hasta el momento actual.

Respecto a la población de 6 a 12 años, el 35,6% tiene exceso de peso, el 25,0% tiene sobrepeso y el 10,6% tiene obesidad. El exceso y el sobrepeso afecta igual a niños y niñas, pero la obesidad es más frecuente en los niños (13,6%) que en las niñas (7,2%). La prevalencia de obesidad es más elevada en las clases más desfavorecidas (14,1% la clase III y 3,9% la clase I), sobre todo en los niños (18,8% de los de clase III y 4,0% de los de clase I). Desde 2006 hasta el período 2013-2014, la prevalencia de sobrepeso decrece, a partir de este momento y hasta el período 2016-2017 muestra una tendencia creciente y en el último período estudiado (2017-2018) parece que se mantiene estable. En cambio, la prevalencia de obesidad continua decreciente tanto en niños como en niñas.

Promoción de la salud y prevención de la obesidad

Para hacer frente al problema, y de acuerdo con la estrategia mundial de la OMS y de la NAOS (Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad), del Ministerio de Sanidad, el Departament de Salut diseñó el Plan Integral para la Promoción de la Actividad Física y la Alimentació Saludable (PAAS). El Plan integra acciones en el ámbito educativo, comunitario, de salud y laboral. Este plan se basa en la evidencia que dice que los abordajes intersectoriales, multifactoriales e integrales son los más efectivos para promover la salud. El PAAS quiere llegar a toda la población de acuerdo con sus necesidades, promueve la equidad y el aprovechamiento de los recursos ya existentes y trabaja para capacitar a los profesionales y las personas, para generar entornos promotores de salud y para actuar sobre los determinantes de la salud. Se enmarca en el Plan Interdepartamental de Salud Pública (PINSAP), coordinado por la Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPCAT), que identifica el control del exceso de peso como uno de los cinco grandes retos para impulsar la salud desde todos los ámbitos de acción del Govern y la sociedad.

En el marco del PAAS se han llevado a cabo un seguido de acciones para prevenir la obesidad actuando sobre el entorno para hacer fáciles las opciones saludables y sobre la población en general y sobre los profesionales, para promover estilos de vida saludables. Se destacan: la guía “Pequeños cambios para comer mejor”, las guías sobre alimentación saludable en la etapa escolar y en la primera infancia, las revisiones de las programaciones de menús escolares y los programas comunitarios de prevención de la obesidad infantil.

Este año también se inicia el modelo de prevención y atención a la obesidad infantil en Cataluña, a partir de las experiencias territoriales existentes y de la revisión de la mejor evidencia científica disponible y en colaboración con sociedades científicas y entidades relacionadas. A grandes rasgos, sus objetivos son promover un entorno saludable (escuela, espacios de ocio, comunidad, etc.), y mejorar la capacidad de los equipos de atención primaria en el abordaje, especialmente de la enfermera, acompañada de otros profesionales de apoyo, como dietistas-nutricionistas. También se pretende homogeneizar la intervención de otros dispositivos de apoyo y garantizar la continuidad asistencial entre niveles y profesionales.

Más información:

  • Plan Integral para la Promoción de la Actividad Física y la Alimentación Saludable (PAAS).
  • Canal Salud: Vida saludable.
  • Estrategia mundial de la OMS.

 

Fuente: Butlletí del Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya

Noticia traducida por ASSCAT

16/12/2019

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

No hay eventos!
Cargar más

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post