Roche apunta a la hepatitis B, logrando un acuerdo de I+D con Dicerna

27/11/2019 | Noticias de prensa

Roche se ha asociado con Dicerna Pharmaceuticals para desarrollar terapias destinadas a curar la hepatitis B crónica, y anunció un acuerdo de I+D para avanzar en el fármaco experimental de interferencia de ARN de la biotecnología.

La farmacéutica suiza pagará a Dicerna 200 millones de dólares, con promesas de hasta 1,47 mil millones de dólares más en pagos por hitos vinculados al desarrollo de la terapéutica RNAi, llamada DCR-HBVS y ahora en fase 1 de pruebas. Los términos del acuerdo también le dan a Roche la opción de perseguir hasta cinco objetivos adicionales para la hepatitis B a través de la plataforma de Dicerna.

La colaboración con Roche es la cuarta de Dicerna con un importante fabricante de drogas, luego de acuerdos con Eli Lilly, Alexion y Boehringer Ingelheim.

Aproximadamente 250 millones de personas tienen hepatitis B crónica en todo el mundo, lo que la hace más común en todo el mundo que la infección viral relacionada con la hepatitis C.

A diferencia de la hepatitis C, existe una vacuna preventiva contra la hepatitis B. Sin embargo, para los infectados, las terapias actuales pueden proporcionar supresión viral a largo plazo, pero rara vez conducen a curas funcionales, según Dicerna.

La investigación de la biotecnología se basa en la interferencia de ARN, ciencia galardonada con el Premio Nobel que también respalda las líneas de medicamentos de compañías como Alnylam Pharmaceuticals.

Los medicamentos RNAi funcionan degradando el ARN mensajero, el código que transmite instrucciones genéticas a la maquinaria celular capaz de producir proteínas. Utilizando RNAi, Dicerna y Roche apuntan a “eliminar selectivamente genes específicos involucrados en la creación del ARN mensajero del VHB y la entrada del virus en las células del hígado”, dijo la biotecnológica en un comunicado.

Desde que se convirtió en una empresa pública en 2014, Dicerna ha comenzado a establecerse, uniéndose a varios fabricantes de medicamentos de primera línea. Hace dos años se firmó un acuerdo con Boehringer Ingelheim, y Dicerna siguió con las colaboraciones alcanzadas en octubre pasado con Alexion y Eli Lilly.

Durante ese tiempo, la tubería de Dicerna también se ha enfocado, ya que su principal activo para un trastorno genético raro llamado hiperoxaluria primaria ingresó a las pruebas fundamentales. La biotecnológica con sede en Cambridge, Massachusetts, también ha avanzado en la clínica el tratamiento de la hepatitis B en el que Roche ahora está asociado, y DCR-A1AT, una terapia para la enfermedad hepática por deficiencia de alfa-1 anti-tripsina.

Al dirigirse al ARN, Dicerna sigue el liderazgo establecido por Alnylam e Ionis Pharmaceuticals, que fue pionero en el desarrollo de fármacos antisentido. Alnylam obtuvo la aprobación para la primera terapia de ARNi el año pasado.

Dicerna no está sola en la persecución de la hepatitis B crónica, con otros fármacos dirigidos al ARN en desarrollo.

En agosto, GlaxoSmithKline decidió avanzar con medicamentos contra la hepatitis B con licencia de Ionis después de completar las pruebas de la Fase 2, mientras que Johnson y Johnson presentaron datos iniciales sobre un medicamento con licencia de Arrowhead Pharmaceuticals.

Alnylam y Vir Biotechnology también tienen un medicamento contra la hepatitis B llamado VIR-2218 ahora en Fase 1/2.

El acuerdo de Roche proporcionará cierta flexibilidad a Dicerna, permitiendo que la biotecnología elija eventualmente cofinanciar el programa fundamental y, por lo tanto, participar en la comercialización de productos que contengan DCR-HBVS, si se aprueba. Ejercer su opción también aumentaría las regalías de Dicerna sobre las ventas de cualquier medicamento comercial en EEUU, de acuerdo con una presentación regulatoria de la compañía.

 

Fuente: biopharmadive.com

Noticia traducida por ASSCAT

27/11/2019

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post