Reinfección después de la curación de la hepatitis C predicha por infecciones de transmisión sexual (ITS)

27/04/2021 | Noticias de prensa

La detección de infecciones de transmisión sexual en personas coinfectadas con VIH y hepatitis C durante o poco después de completar el tratamiento antiviral de acción directa para curar la hepatitis C puede predecir qué pacientes tienen un mayor riesgo de reinfección por hepatitis C, según un estudio realizado en San Diego.

El estudio encontró que las personas que se volvieron a infectar después de curarse tenían significativamente más probabilidades de dar positivo en una prueba de detección de gonorrea-clamidia durante el tratamiento o en las 12 semanas posteriores a su finalización.

La reinfección por hepatitis C después de curarse del virus mediante un tratamiento antiviral de acción directa (AAD) es más común en hombres homosexuales y bisexuales con VIH que en personas que se inyectan drogas. Los estudios en Europa y los EEUU han informado altas tasas de reinfección:

  • Un estudio multicéntrico en ciudades de Europa occidental descubrió que uno de cada cuatro hombres homosexuales y bisexuales con VIH curados de la hepatitis C se volvieron a infectar en tres años. Este estudio encontró grandes variaciones entre ciudades.
  • Un estudio multicéntrico en Alemania encontró que uno de cada siete hombres homosexuales y bisexuales con VIH curados de la hepatitis C se volvieron a infectar después de una media de un año.
  • Un estudio de los EEUU encontró una tasa de reinfección de cuatro casos por cada 100 personas / año de seguimiento en la ciudad de Nueva York en hombres homosexuales y bisexuales con VIH después de curarse.

La reinfección parece deberse principalmente a la transmisión sexual, no al intercambio de equipos de inyección.

Predecir quién podría estar en mayor riesgo de reinfección y ofrecer educación, medidas de reducción de daños y apoyo para reducir el riesgo de reinfección es esencial para lograr la eliminación de la hepatitis C entre los hombres homosexuales y bisexuales con VIH.

Para investigar la tasa de reinfección entre personas con VIH en San Diego, investigadores de la Universidad de California en San Diego llevaron a cabo un estudio prospectivo entre todas las personas con VIH curadas de hepatitis C entre 2014 y 2019.

El estudio inscribió a 200 personas con VIH, 85% hombres, 56% hombres homosexuales o bisexuales y 23% no blancos. El 59% de los participantes tenía antecedentes de consumo de drogas inyectables, incluido aproximadamente un tercio de los hombres homosexuales o bisexuales.

Durante el tratamiento, los participantes fueron examinados para detectar infecciones de transmisión sexual y se sometieron a exámenes de detección de drogas en la orina en cada visita clínica. El cribado también se llevó a cabo 12 semanas después de la finalización del tratamiento. Los participantes fueron evaluados para detectar el virus de la hepatitis C durante el período de seguimiento. Los investigadores del estudio no recopilaron información sobre el intercambio de equipos de inyección, el uso de condones o ChemSex.

La reinfección se definió como el virus de la hepatitis C detectable después de una respuesta virológica sostenida al tratamiento.

Durante un período de seguimiento medio de 1,38 años, ocho de cada 200 personas se reinfectaron con hepatitis C (2,44 casos por 100 personas / año de seguimiento). Cinco casos ocurrieron en hombres homosexuales y bisexuales, dos en hombres homosexuales o bisexuales que se inyectan drogas y uno en un usuario de drogas inyectables heterosexual. No se produjeron reinfecciones en mujeres, a pesar de que el 83% tenía antecedentes de consumo de drogas inyectables. Aunque la diferencia en la tasa de reinfección entre los grupos de exposición no fue estadísticamente significativa, hubo una tendencia hacia una mayor tasa de reinfección en hombres homosexuales y bisexuales y en personas de 30 a 39 años.

La reinfección no se asoció con una prueba de detección de drogas en orina positiva durante el tratamiento antiviral de acción directa, pero se asoció con una prueba de detección de gonorrea-clamidia positiva. El 25% de las personas con un resultado positivo de gonorrea-clamidia antes de lograr una respuesta virológica sostenida se reinfectaron, en comparación con el 3% de aquellas sin una prueba de detección positiva (p = 0,04).

Debido al pequeño número de reinfecciones, no fue posible determinar si un examen positivo de gonorrea-clamidia en un sitio específico (rectal, faríngeo u orina) se asoció más fuertemente con la reinfección, aunque no se produjeron reinfecciones en personas que sólo dieron positivo en la prueba (examen de orina o de garganta).

Los investigadores del estudio dicen que las pruebas de ITS pueden ayudar a identificar a las personas en riesgo de reinfección, pero reconocen que el asesoramiento parece tener una eficacia limitada para influir en los comportamientos que aumentan el riesgo de reinfección por hepatitis C. Sin embargo, los resultados positivos de las pruebas de detección de ITS pueden utilizarse como una indicación para el asesoramiento intensificado antes de completar el tratamiento, lo que podría mejorar la eficacia del asesoramiento.

 

Fuente: infohep.org

Referencia: Hill L et al. Screening for sexually transmitted infections during hepatitis C treatment to predict reinfection among people with HIV. Open Forum Infectious Diseases, 8 (2), ofaa643, 2021

Noticia traducida por ASSCAT

27/04/2021

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post