Los nuevos antivirales también curan la hepatitis C en pacientes coinfectados con VIH

28/02/2018 | Noticias de prensa

La investigación ha empleado los datos del Registro de Utilización de Antivirales para el Virus de la Hepatitis C (VHC) en la Comunidad de Madrid, donde los profesionales registran los datos de situación clínica, tratamiento y evolución de la enfermedad.

Desde que en 2014 se inició el tratamiento con antivirales de acción directa hasta enero de 2018, se han tratado 18.687 pacientes en los centros del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS). El estudio engloba a los primeros 2.369 pacientes coinfectados por VHC y VIH que hasta agosto de 2016 habían completado el tratamiento. Ya existían estudios de tratamiento con antivirales de acción directa en pacientes coinfectados en el mundo real, pero la mayoría con un limitado número de pacientes. Sin embargo, esta investigación mucho mayor, unida a la calidad de los datos, ha permitido evaluar los resultados del tratamiento con diferentes pautas de antivirales, además de los factores predictores de respuesta al tratamiento, algo difícil de determinar para un tratamiento tan eficaz y sobre lo que apenas había información contrastada.

En este estudio se han tomado los datos del Registro de Utilización de Antivirales para el Virus de la Hepatitis C (VHC) en la Comunidad de Madrid, donde los profesionales sanitarios registran obligatoriamente los datos de situación clínica, tratamiento y evolución de la enfermedad de todos los pacientes infectados con este virus que son tratados en los hospitales madrileños. Como consecuencia, reúne el mayor número de pacientes en seguimiento registrado hasta el momento en Europa, incluyendo los infectados por Hepatitis C que también lo estaban por sida, pacientes que hasta hace unos años eran más difíciles de tratar.

Para medir la eficacia del tratamiento se utilizó la respuesta viral sostenida, es decir, la ausencia de partículas del VHC en sangre a las 12 semanas de haber finalizado el tratamiento. Así, se obtuvo la curación de la hepatitis C en el 92% de los pacientes y menos del 1% tuvieron que suspender el tratamiento debido a acontecimientos adversos.

El estudio lo  han realizado investigadores de los centros del Servicio Madrileño de Salud, la Subdirección General de Farmacia y Productos Sanitarios de la Comunidad de Madrid y el Instituto de Salud Carlos III, en una coordinación modélica entre profesionales y autoridades sanitarias. Los resultados preliminares se presentaron en el Congreso de la Sociedad Americana del Hígado celebrada en Boston en noviembre de 2016, y han sido publicados en la revista científica Hepatology, en enero de 2018. La introducción de antivirales de acción directa frente al virus de la hepatitis C ha sido uno de los principales avances en medicina clínica en las últimas décadas. Durante la investigación clínica de estos medicamentos y sus combinaciones se incluyeron en los estudios, en mayor o menor medida, a pacientes coinfectados por VHC/VIH.

Sin embargo, el efecto terapéutico y la seguridad que ofrecen estos tratamientos no se conocen completamente hasta que no se usan de forma generalizada. Por este motivo es muy necesario saber cómo se comportan en el mundo real en todo tipo de pacientes, que tienen con frecuencia enfermedades añadidas y características más desfavorables.

Fuente: consalud.es

28/02/2018

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post