León busca el primer fármaco para el hígado graso

28/02/2020 | Noticias de prensa

El ácido obeticólico mejora la fibrosis hepática. Un ensayo clínico internacional en el que participa León podría dar luz al primer medicamento para el hígado graso no alcohólico, que afecta al 25% de la población.

No hay ningún tratamiento farmacológico para combatir el hígado graso. La única alternativa actual es la dieta y el ejercicio físico para conseguir pérdidas de al menos un 10% del peso corporal “lo que se consigue con suma dificultad y que se mantiene con una dificultad aún mayor”, explica el jefe del Servicio de Digestivo del Hospital de León, Francisco Jorquera. Al menos hasta ahora. La Unidad de Hígado del Servicio del Aparato Digestivo del Hospital de León participa a través de diferentes alianzas internacionales con el departamento de Fisiología de la Universidad de León, con otras universidades y otros hospitales del país en proyectos de investigación destinados a la evaluación, el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad.

León participa con una muestra de pacientes en un estudio que ha demostrado cómo un fármaco en investigación reduce los depósitos de grasa. “Los estudios han demostrado que el ácido obeticólico puede mejorar las características histológicas de NASH (la esteatohepatitis no alcohólica) para intentar evitar la progresión a cirrosis de los pacientes”, explica Jorquera. El Servicio del Aparato Digestivo forma parte, junto con el departamento de Fisiología de la Universidad de León, del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (CIBERehd) del Ministerio de Sanidad coordinado por Javier González Gallego, catedrático de Fisiología de la Universidad de León y es miembro del Ibiomed de León. También el Servicio de Aparato Digestivo participa en ensayos clínicos donde se investigan la eficacia y seguridad de nuevos tratamientos en investigación para el hígado graso y otras enfermedades.

“Participar en un ensayo clínico de estas características exige tener unas instalaciones hospitalarias de primer nivel y unos estándares de calidad que no todos los hospitales tienen”, destaca Jorquera. El especialista asegura que la llegada de este medicamento supondrá un cambio radical en la atención de los pacientes con hígado graso “similar a lo ocurrido con los enfermos de hepatitis C. El Hospital de León también participó en los ensayos clínicos para encontrar los medicamentos de última generación que están curando a muchos de los pacientes con hepatitis C sin apenas efectos secundarios, para los que antes había tratamientos que la mayoría no toleraba”.

La enfermedad hepática por depósito de grasa no alcohólica es, en estos momentos, la causa más frecuente de enfermedad hepática. Afecta al 25% de la población. “La esteatohepatitis no alcohólica (NASH, en sus siglas en inglés) es la forma de enfermedad hepática por depósito de grasa que puede evolucionar hacia una cirrosis, cosa que puede afectar a un 3% de la población”, asegura Jorquera.

El especialista pone el acento en la investigación biomédica como “indispensable” para dar solución a los problemas que plantean las diferentes enfermedades. “Investigar es difícil y costoso, por ello hacerlo en colaboración con otros centros, además de optimizar costes, potencia de manera exponencial las posibilidades de éxito”.

Los resultados preliminares de este ensayo clínico en red, del que León forma parte (única provincia de la Comunidad que participa en este gran estudio) se publicaron en diciembre en la revista Lancet. “El estudio del ácido obeticólico se ha planificado en tres fases que están en curso y en el que han participado 2.000 pacientes de 300 centros, la mayoría de Europa, Estados Unidos y Canadá, un estudio multicéntrico, controlado y aleatorizado en el que ha participado el Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Universitario de León”, explica Jorquera.

Los resultados muestran cómo el ácido obeticólico mejora significativamente la fibrosis y los componentes clave de la actividad de la enfermedad de esteatohepatitis no alcohólica. “Los resultados de este análisis intermedio planificado muestran una mejoría en la histología claramente significativa, mejora que razonablemente podrá predecir el beneficio clínico. Este estudio sigue en curso para evaluar los resultados clínicos”.

Se ha comunicado también la aceptación para su publicación en la revista Journal of Hepatology de otro trabajo colaborativo español en el que participa la Unidad de Hígado del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Universitario de León y lidera el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

“En este estudio se demuestra cómo en aquellos pacientes con hígado graso no alcohólico la existencia de fibrosis hepática predice el riesgo de desarrollar otras enfermedades como la diabetes o la hipertensión arterial, que dispara el riesgo de mortalidad cardiovascular en otros pacientes”, asegura.

 

Fuente: diariodeleon.es

28/02/2020

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post