La mitad de la población estadounidense será obesa para 2030

07/02/2020 | Noticias de prensa

La obesidad sigue siendo un grave problema de salud en EEUU, contribuyendo a enfermedades cardíacas, diabetes, trastornos articulares e incluso ciertos tipos de cáncer. Y según los últimos datos, para el año 2030 habrá más estadounidenses obesos que nunca.

En un estudio publicado en el New England Journal of Medicine, los investigadores dirigidos por Zachary Ward en la Escuela de Salud Pública de Harvard TH Chan, analizaron los datos del Índice de Masa Corporal (IMC) informados por más de 6,2 millones de adultos que respondieron preguntas para la Encuesta del Sistema de Vigilancia del Factor de Riesgo Conductual (BRFSS, en sus siglas en inglés), una gran encuesta telefónica realizada por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés) de EEUU y otras agencias federales.

Debido a que la altura y el peso son autoinformados en esta encuesta, los investigadores compararon estos datos con los recopilados de más de 57.000 personas en la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (NHANES, en sus siglas en inglés), otra base de datos liderada por los CDC que incluye entrevistas y exámenes físicos. Utilizando los datos de NHANES como plantilla, los científicos ajustaron los datos de BRFSS para tener en cuenta cualquier posible sesgo de autoinforme.

Los investigadores encontraron que, en las últimas décadas, las tasas de obesidad, definidas como tener un IMC de 30 o más, han aumentado rápidamente. Por ejemplo, en el año 2000, ningún estado tenía una tasa de obesidad superior al 35%.

Para 2010, un total de 27 estados superaron esa marca.

Para 2019, todos los estados de EEUU tenían una tasa de obesidad superior al 35%, excepto dos: Colorado y Hawái (y el Distrito de Columbia). Diez estados superaron el 45%, y Mississippi, el estado con la tasa de obesidad más alta, casi alcanzó el 50%.

Luego, utilizando las tendencias actuales sobre el sobrepeso y la obesidad de cada estado, los investigadores proyectaron hacia el futuro y descubrieron que para 2030, uno de cada dos adultos en EEUU se considerará obeso, y uno de cada cuatro se considerará gravemente obeso, con un IMC de 40 o más. En 29 estados, las tasas de obesidad subirán a más del 50%.

Los datos sugieren que la mayoría de los considerados obesos serán mujeres negras no hispanas con ingresos familiares anuales de menos de 50.000 dólares, lo que refleja las tendencias generales que muestran tasas de obesidad más altas entre los negros no hispanos que entre los blancos no hispanos y entre las personas de bajos ingresos, en comparación con los de mayores ingresos. El ingreso en particular es un factor sorprendente en la obesidad; independientemente de dónde vivan las personas en el país, es más probable que los ingresos más bajos estén asociados con sobrepeso u obesidad.

Los datos destacan la necesidad urgente de encontrar aún más formas de abordar los factores de dieta, ejercicio y estilo de vida que pueden contribuir al aumento de peso, incluida la educación nutricional, el acceso a lugares seguros para caminar o hacer ejercicio, y el apoyo para evitar el comportamiento sedentario durante todo el día.

 

Fuente: time.com

Noticia traducida por ASSCAT

07/02/2020

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post