La infección por el virus de la hepatitis D en la población mundial es mucho más frecuente de lo que se creía: resultados de una revisión sistemática y metanálisis

11/02/2019 | Artículos, Artículos científicos

En 2010, se estimó que alrededor de 248 millones de personas eran portadoras del HBsAg (diagnóstico de hepatitis por virus B) a nivel mundial.

A partir de 2016, se estimó que 468 millones de personas vivían con la hepatitis B y que 119 millones de personas se habían infectado durante este mismo año. Los estudios científicos han demostrado que la infección por el virus de la hepatitis B (VHB), que fue descubierta en 1963 por Blumberg, es la causa más común de carcinoma hepatocelular (HCC) en todo el mundo. El porcentaje de pacientes con cirrosis hepática y cáncer de hígado debido al VHB ha aumentado entre 2006 y 2016.

El virus de la hepatitis D (VHD) fue descubierto por primera vez por Rizzetto y colegas a mediados de la década de 1970 mientras investigaban a un grupo de pacientes con VHB con hepatitis grave. El VHD es un virus defectuoso ya que sólo puede propagarse si existe el VHB. Se estimaba que aproximadamente el 5% de los portadores crónicos de VHB se coinfectan con VHD. Según los datos publicados entre los años 80 y 90, se estimaba que entre 15 y 20 millones de personas eran portadoras del VHD en todo el mundo.

Los estudios sistemáticos realizados sobre la historia natural de la coinfección crónica del VHB y VHD es una de las formas más grave de hepatitis viral, y este grupo tiene un riesgo más elevado de desarrollar cirrosis y HCC que las personas con monoinfección por VHB. En 2015, 97 naciones habían incluido la vacuna del VHB para los recién nacidos, y 180 países incluyeron la vacuna HepB3 (HepB3 = tres dosis de la vacuna de la hepatitis B) en su programa de vacunaciones de rutina.

Sin embargo, aún se detectan brotes epidémicos de infección por VHD y las opciones de tratamiento de la infección por VHD siguen siendo muy limitadas, puesto que el único tratamiento parcialmente eficaz es el interferón. Tras la administración de interferón (IFN) α o de IFN-pegilado podrían producirse recaídas. No hay ningún estudio publicado en la literatura que haya evaluado globalmente el número de personas afectadas por la infección por VHD. Por lo tanto, se precisan estimaciones fiables para establecer la prevalencia actualizada de la infección por el VHD. El objetivo del presente estudio es investigar la prevalencia actual, los genotipos y los factores de riesgo asociados a la infección por VHD.

Objetivo

El virus de la hepatitis D (VHD) es un virus defectuoso que precisa en su ciclo de vida el virus de la hepatitis B (VHB). Se puede producir una coinfección cuando se transmiten a la vez o bien la persona portadora del VHB puede sufrir una superinfección. El VHB con superinfección por el VHD se ha considerado como una de las formas más graves de hepatitis viral crónica. Sin embargo, existen pocos datos sobre la carga global de la infección por el VHD.

Diseño

Se realizaron búsquedas sobre hepatitis delta en PubMed, Embase, la biblioteca de Cochrane y bases de datos integradas de recursos de conocimiento de China desde el 1 de enero de 1977 hasta el 31 de diciembre de 2016. Se incluyeron estudios con un tamaño de muestra mínimo de 50 pacientes. El presente estudio analizó datos referidos a un total de 40 millones de individuos para estimar la prevalencia de VHD utilizando el modelo de efectos aleatorios Der-Simonian. Los datos se categorizaron de acuerdo con los factores de riesgo.

Resultados

De un total de 2.717 estudios inicialmente identificados, sólo 182 artículos de 61 países y regiones cumplieron con los criterios de inclusión final. La prevalencia general del VHD fue del 0,98% de la población (95% IC 0,61 a 1,42). En la población con HBsAg positivo, la prevalencia combinada de VHD fue del 14,57% (95% IC 12,93 a 16,27): la seroprevalencia fue del 10,58% (95% IC 9,14 a 12,11) en la población general sin factores de riesgo, si existía de uso de drogas por vía intravenosa (UDVI) y/o comportamiento sexual de riesgo de CSR fue del 37,57% (95% IC 29,30 a 46,20), en la población UDVI y del 17,01% (95% IC 10.69 a 24.34) en la población con CSR.

Conclusión

Se estima que aproximadamente el 10,58% de portadores de HBsAg (no UDVI ni CSR) se hallan coinfectados con el VHD, que es el doble de lo que se ha estimado anteriormente. También se observa una prevalencia de VHD sustancialmente mayor en la población de UDVI y en los individuos con CSR. Tras el presente estudio se destaca la necesidad de un mayor interés en la detección del VHD de rutina y la implementación rigurosa del programa de vacunas contra el VHB.

Importancia de este estudio

¿Qué se sabe ya sobre este tema?

  • Es conocida la elevada prevalencia del virus de la hepatitis D (VHD) evaluada entre las poblaciones positivas para el HBsAg en las regiones africanas.
  • Pero se necesitan más estudios para determinar la carga del VHD y los factores de riesgo para la infección de VHD en todo el mundo.
  • Estos resultados son importantes para impulsar el examen de rutina para detectar el VHD y alentar el programa de vacunación antivirus de la hepatitis B (VHB).

¿Cuáles son los nuevos hallazgos?

  • La prevalencia del VHD entre dos grupos especiales (usuarios de drogas intravenosas y personas que tienen un comportamiento sexual de alto riesgo) fue mucho mayor que en la población general.
  • La prevalencia combinada del VHD en la población con HBsAg-positivo fue el doble de lo que se estimó anteriormente.
  • La aparición de nuevos genotipos VHD en Europa es un reto y es de destacar para el futuro.

¿Cómo podría impactar en la práctica clínica del futuro?

  • La tendencia temporal que sigue la infección por el VHD no es tan optimista como nos imaginábamos, sugiriendo que es preciso que se pongan en práctica a la mayor urgencia las directrices internacionales de cribado del VHD y del programa de vacunación anti-VHB.

Comentarios de ASSCAT

Después de leer esta revisión sistemática publicada en la revista Gut sobre la hepatitis por VHD sabemos que es una infección mucho más frecuente de lo que nos imaginábamos. Se estima que más de 60 millones de personas en todo el mundo podrían estar infectadas por el VHD. Esta cifra es mucho más elevada de lo que se había estimado antes, afecta en especial a usuarios de drogas intravenosas y a personas con prácticas sexuales de riesgo y además dicha infección ha ido en aumento en los últimos años.

¿Qué podemos aprender de este estudio? El número de personas que se estima infectadas por el VHD es mucho mayor de lo que se pensaba anteriormente, aunque la verdadera prevalencia del VHD sigue siendo un tema de debate. Basándonos en los números presentados en el artículo de Chen et al., se pueden calcular cifras que pueden ser conflictivas y sin precedentes.

En conclusión, la carga de enfermedad global causada por el VHD, está aumentando y es urgente diagnosticar a los afectados, para poderlos tratar cuando ello sea posible, detectar a sus contactos para vacunarlos e implementar las directrices de vacunación eficaz con tres dosis de la vacuna anti-VHB.

 

Fuente: Gut

Referencia: Chen H-Y, et al. Gut 2019;68:512–521.

Artículo traducido y adaptado por ASSCAT

11/02/2019

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post