La enfermedad hepática por grasa no alcohólica, NAFLD, se asocia a complicaciones extrahepáticas: evidencia actual de la existencia de un síndrome metabólico multiorgánico

16/06/2020 | Artículos científicos

La enfermedad hepática por grasa no alcohólica (NAFLD, en sus siglas en inglés) es la causa más común de enfermedad hepática crónica en todo el mundo y su incidencia está aumentando.

La NAFLD es una enfermedad metabólica con una afectación multiorgánica amplia. Las manifestaciones extrahepáticas incluyen: diabetes mellitus tipo 2, enfermedad cardiovascular, apnea obstructiva del sueño, enfermedad renal crónica, osteoporosis y síndrome de ovario poliquístico. Recientemente, se ha prestado atención a otras correlaciones patológicas no estrictamente relacionadas con la enfermedad metabólica, incorporando también en este amplio espectro de afectación sistémica, el hipotiroidismo, la psoriasis, la disfunción sexual masculina, la periodontitis y la urolitiasis. La causa más común de mortalidad en NAFLD está representada por la enfermedad cardiovascular, seguida de las complicaciones relacionadas con el hígado y el cáncer (digestivo y no digestivo). Por lo tanto, los médicos deben evaluar y tratar las manifestaciones extrahepáticas, y evaluar a estos pacientes en el marco de equipos multidisciplinares apropiados y con una vigilancia rigurosa. Esta revisión evalúa la evidencia actual con respecto a la asociación de NAFLD y posibles complicaciones extrahepáticas, enfocándose en la hipótesis de la patogenia sistémica y las implicaciones clínicas.

Introducción

La enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD, en sus siglas en inglés) representa un “desafío” único para el hepatólogo y se define por la presencia de esteatosis hepática en ausencia de otras causas de acumulación de grasa hepática, incluido el consumo de alcohol, medicamentos u otras causas de hepatopatía crónica. Como resultado de los cambios en los hábitos dietéticos y el aumento del sedentarismo, la incidencia de NAFLD ha aumentado en todo el mundo en los últimos años y, en consecuencia, ahora puede considerarse como la alteración hepática más frecuente en el mundo. La NAFLD abarca un amplio espectro patológico de daño hepático, que va desde la esteatosis indolente hasta la esteatohepatitis no alcohólica (NASH, en sus siglas en inglés), donde se produce fibrosis hepática progresiva que puede evolucionar a cirrosis con eventual descompensación hepática y/o carcinoma hepatocelular (CHC). Con respecto a la aparición de HCC, vale la pena señalar que NAFLD difiere de otras enfermedades hepáticas crónicas, en las que en la mayoría de casos el HCC se desarrolla después del inicio de la cirrosis.

En la población general, se estimó una prevalencia de NAFLD entre el 17% y el 33%, mientras que en individuos obesos y/o diabéticos, esta prevalencia alcanzó el 75%. De hecho, la NAFLD a menudo se conoce como la “manifestación hepática” del síndrome metabólico (MetS) y, recientemente, la creciente evidencia ha puesto de manifiesto la posibilidad de que la NAFLD sea un factor clave en el MetS; de hecho, la afectación hepática podría ser sólo un componente de un síndrome sistémico que involucra los sistemas cardiovascular, renal y endocrino. Recientemente se ha demostrado que la NAFLD puede preceder al desarrollo de diabetes mellitus tipo 2 (DM2) y MetS, por lo que la teoría convencional de que la NAFLD es la “manifestación hepática” del MetS ahora ha sido superada por los datos que indican que la NAFLD posiblemente puede ser el determinante patogénico y el origen del MetS.

La mortalidad relacionada con el hígado aumenta entre 5 y 10 veces en pacientes con NASH en relación con el grado de fibrosis hepática, pero las principales causas de muerte están representadas por enfermedad cardiovascular y neoplasia maligna extrahepática, por lo que se destaca la carga de la afectación metabólica sistémica de esta enfermedad. Durante la última década, se ha demostrado una amplia gama de afectación de órganos extrahepáticos en la EHGNA, y además un fuerte vínculo entre la EHGNA y la diabetes mellitus tipo 2 (DM2), enfermedad renal crónica, aterosclerosis y enfermedad cardiovascular. Además, la evidencia reciente ha aumentado el amplio espectro de participación extrahepática en la EHGNA, incluyendo cardiomiopatía, arritmias cardíacas, osteoporosis, apnea obstructiva del sueño, síndrome de ovario poliquístico, disfunción sexual masculina, psoriasis, hipotiroidismo, urolitiasis y periodontitis.

En esta revisión, se evaluan evidencias actuales en la literatura sobre las hipótesis patogénicas en base a estas conexiones y sus implicaciones clínicas.

Conclusiones

La carga clínica de la enfermedad por NAFLD no se limita a la morbilidad y mortalidad relacionadas con el hígado, sino que involucra múltiples órganos sistémicos. El vínculo patogénico de la NAFLD no sólo se extiende a enfermedades metabólicas comunes, incluida la DM2, la aterosclerosis y las enfermedades cardiovasculares, sino también con enfermedades que a menudo no están relacionadas intuitivamente con los desequilibrios metabólicos encontrados en dichos pacientes.

A la luz de la evidencia actual, se necesita una mayor conciencia de estas correlaciones; por lo tanto, se debe proporcionar una evaluación multidisciplinaria exhaustiva a los pacientes con EHGNA. Los principales enfoques terapéuticos para los pacientes con NAFLD deben referirse a la modificación del estilo de vida (actividad física, pérdida de peso, dejar de fumar) y posibles tratamientos farmacéuticos (sensibilizadores a la insulina, agentes hipolipemiantes) para impactar en las manifestaciones extrahepáticas. En la mayoría de los estudios analizados, se observó la afectación extrahepática de la NAFLD durante un corto período de seguimiento, por lo tanto, la evaluación de estas manifestaciones debe llevarse a cabo lo antes posible.

 

Fuente: International Journal of Environmental Research and Public Health

Referencia: Int. J. Environ. Res. Public Health 2019, 16, 3415; doi:10.3390/ijerph16183415

Artículo traducido y adaptado por ASSCAT

16/06/2020

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post