La curación de la hepatitis C se relaciona con marcadores de diabetes mejorados

08/01/2019 | Artículos, Noticias de prensa

Sin embargo, aunque la HbA1c y los niveles de glucosa en ayunas disminuyen después de una curación para la hepatitis C, la importancia clínica de tales cambios sigue sin estar clara.

Las personas con diabetes que se someten con éxito a un tratamiento con antivirales de acción directa (AADs) para el virus de la hepatitis C (VHC) experimentan mejoras en los marcadores clave de la diabetes. Eso es de acuerdo con la primera revisión sistemática que examina cómo curar el VHC y está asociada con los resultados glico-metabólicos, específicamente los cambios en la hemoglobina glucosilada (HbA1c) y la glucosa plasmática en ayunas (FPG).

Una mejor comprensión de cómo curar la hepatitis C afecta a la diabetes y es crítica, ya que aproximadamente un tercio de la población con VHC tiene diabetes tipo 2. De manera preocupante, la diabetes tipo 2 aparentemente aumenta el riesgo de carcinoma hepatocelular (CHC, la forma más común de cáncer de hígado) entre las personas con hepatitis C.

Diversos estudios han indicado que la hepatitis C altera directamente el metabolismo de la glucosa a través de las proteínas virales y lo hace de manera indirecta al elevar los niveles de las proteínas inmunitarias que provocan la inflamación, llamadas citoquinas.

Estudios recientes han indicado que las personas con diabetes y VHC que se curan con el tratamiento con AADs sí ven disminuir su HbA1c y también disminuyen su uso de medicamentos hipoglucemiantes como la insulina o la metformina. Pero la confianza de los científicos en la validez de tales hallazgos sigue siendo tenue, dado que ciertos estudios no han demostrado beneficios relacionados con la diabetes asociados con la curación del VHC.

Buscando una mayor claridad sobre estos temas, un equipo de investigación con sede en Italia realizó una revisión sistemática y un metanálisis de artículos científicos que proporcionaron datos sobre HbA1c y FPG entre personas con diabetes, incluidos los resultados de las pruebas realizadas antes y después del tratamiento con AADs para el VHC. Después de seleccionar 287 artículos, revisaron más cuidadosamente 39 de ellos y terminaron con 11 estudios para su análisis, que publicaron en Acta Diabetologica. El metanálisis se centró en cinco de estos estudios, que incluyeron a 2.750 personas con diabetes (el 99% de ellas tenía diabetes tipo 2) y el VHC.

Los 11 estudios se realizaron entre 2016 y 2018. Excluyendo el único caso de estudio revisado para el análisis, las poblaciones del estudio variaron en tamaño entre 13 y 2.435 personas tratadas por hepatitis C, para un total de 3.214 personas con diabetes y VHC. Entre el 89,5% y el 100% de las cohortes del estudio se curaron del virus, principalmente gracias al tratamiento con regímenes basados ​​en Sovaldi (sofosbuvir). Las poblaciones estudiadas tenían una edad promedio de 52 a 71 años. Dos de los estudios incluyeron personas coinfectadas con VHC y VIH.

Los participantes en estos estudios fueron seguidos durante 12 semanas a 28 meses después de completar el tratamiento con AADs.

Un par de estudios compararon los resultados glico-metabólicos entre los que lograron y no lograron una cura para el VHC después del tratamiento con AADs. Estos documentos encontraron diferencias significativas en las medidas de control glico-metabólico entre estos dos grupos, pero es posible que dichas diferencias se debieran a variaciones en la adherencia de los participantes del estudio a sus regímenes de medicamentos para la diabetes y la hepatitis C. Las personas que tienen más probabilidades de seguir con sus medicamentos AAD tienen más probabilidades de hacer lo mismo con su insulina y, por lo tanto, obtener beneficios en ambas planicies.

Ocho documentos proporcionaron información sobre los cambios en el uso de medicamentos para la diabetes. En siete de estos estudios, la curación de la hepatitis C se asoció con la disminución de dichos tratamientos, incluidos la insulina y otros fármacos hipoglucemiantes.

De las 26 personas en un estudio que habían recibido un trasplante de hígado y estaban recibiendo tratamiento para la diabetes, 10 (38%) pudieron suspender sus medicamentos para la diabetes después de curarse el VHC.

Ocho (73%) de los estudios concluyeron que curar el VHC se asoció con una mejora en el control glico-metabólico, lo que significa que tres estudios no vieron ningún beneficio relacionado con la lucha contra el virus.

El metanálisis de los autores del estudio encontró que, en los cinco estudios que proporcionaron datos adecuados, la curación de la hepatitis C se asoció con una disminución promedio de 0,45% en la HbA1c. (Los cambios en la HbA1c variaron considerablemente entre los estudios). Esta cifra está justo por debajo de la disminución del 0,5% considerada clínicamente significativa para las personas con diabetes y una razón para considerar las alteraciones del tratamiento para la enfermedad.

En cuanto a los cambios en FPG en los cuatro estudios que proporcionaron los datos necesarios, el descenso promedio fue de 22,03 miligramos por decilitro. (Los resultados variaron en una medida “extrema” entre los estudios).

Este par de hallazgos sobre las mejoras de HbA1c y FPG indicaron que curar el VHC conduce a un control glico-metabólico significativo, uno logrado independientemente del régimen de AADs particular prescrito. Sin embargo, la importancia clínica de estos cambios sigue siendo incierta a la espera de nuevas investigaciones.

Los descubrimientos de este documento están limitados por el pequeño número de artículos incluidos en el análisis, así como por las considerables variaciones observadas en las asociaciones entre la curación del VHC y las disminuciones promedio en HbA1c y FPG.

“Se necesitan estudios más grandes, con una evaluación inicial más completa y un seguimiento prolongado, para apreciar completamente las implicaciones a largo plazo y los resultados de salud de los beneficios endocrinos relacionados con la diabetes de curar el VHC”, concluyeron los autores del estudio. “Estos hallazgos sirven también para indicar la necesidad de un monitoreo cercano de los parámetros metabólicos en pacientes diabéticos que reciben AADs, para guiar la reducción de los medicamentos antidiabéticos para evitar eventos hipoglucémicos de salud”.

 

Fuente: hepmag.com

Noticia traducida por ASSCAT

08/01/2019

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post