Hepatitis B

Revelar o no que vives con hepatitis B

Si le han diagnosticado una hepatitis B, quizá la persona se plantea rápidamente si debería informar de la enfermedad a varias personas.

No es imprescindible que se comunique a todo el mundo que se padeces una hepatitis B; hay muchos factores, entre ellos la libertad individual y la manera de ser de cada uno, que pueden influir en la decisión de comunicarlo o no y a quien sí y a quien no. Pero es muy importante, comunicarlo a los familiares con los que se convive y a los contactos sexuales.  Se ha de tener en cuenta que se puede transmitir la hepatitis B, si existe alguna posibilidad de que otra persona haya entrado o entre en contacto con la sangre o con los fluidos corporales, en estos casos sí se debe informar que se padece hepatitis B. El objetivo es que estas personas puedan decidir si se someten a las pruebas diagnósticas y a la vacunación preventiva, así como adoptar las medidas necesarias para no transmitir el virus a nadie más. Es importante también conocer el estado de otros familiares cercanos, como los hermanos, los padres, etc. personas con las que se ha convivido de pequeño, pues algunas personas sufrieron la transmisión de la infección en la infancia. En este contexto se puede ayudar a detectar casos no diagnosticados y favorecer el control. También hay personas a quienes puedes acudir que pueden ser dentistas, enfermeras que extraen muestras de sangre, acupuntores o tatuadores a quienes en su actuación profesional sería muy útil que se les comunique la enfermedad. Si te preocupa este aspecto, lo mejor es que hable con el médico o con los voluntarios de las asociaciones de pacientes quienes pueden ayudar a decidir a quién decírselo y cómo hacerlo.

07/06/2018

Info de contacto

Pere Vergés 1, piso 8, desp 11, Hotel d’Entitats La Pau,    08020 - Barcelona

}

L-J de 09:00-13:30h.

933 145 209 - 615 052 266

Envíanos un mensaje