Bajo el título “Hacia la eliminación de la hepatitis C, un reto posible”, y con la colaboración de la compañía biofarmacéutica AbbVie, se ha celebrado una jornada liderada por el Dr. Antonio Aguilera, responsable de la Unidad de Virus Hepatotropos y Retrovirus del Servicio de Microbiología del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago y el Dr. Federico García, jefe del Servicio de Microbiología Clínica del Hospital Universitario San Cecilio de Granada.

Durante la misma, microbiólogos de todo el país han destacado el papel clave del microbiólogo en la eliminación de la hepatitis C y han compartido experiencias.

Una de las cuestiones que se han abordado es el diagnóstico en un solo paso de la hepatitis C. En este sentido, los expertos han recordado los resultados del estudio piloto GRA/SCQ que “puso al descubierto las barreras existentes para la derivación de pacientes infectados por el VHC a hepatología y demostró la eficacia de la incorporación del diagnóstico en un solo paso, conjuntamente con alertas informativas, en la derivación de dichos pacientes”, explica el Dr. Aguilera.

En otro estudio, realizado en 2017 a través de una encuesta realizada en hospitales del Sistema Nacional de Salud se reveló que “aunque el 80% de los hospitales españoles disponía de medios para realizar el diagnóstico de la infección por VHC en un solo paso, únicamente lo hacía el 30%”.

Sin embargo, García y Aguilera consideran que “a día de hoy, probablemente esté implementado en la gran mayoría de los laboratorios que tienen recursos para hacerlo y se ha logrado el consenso entre microbiólogos, hepatólogos e infectólogos, a través de la realización de un documento de consenso nacional avalado por las tres sociedades implicadas: Grupo de Estudio de las Hepatitis Víricas, GEHEP/SEIMC; Asociación Española para el Estudio del Hígado, AEEH; Sociedad Española de Patología Digestiva, SEPD, y por la Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Virales en España, AEHVE”.

Los expertos han destacado la eficiencia del diagnóstico en un solo paso, que en un estudio en 18 hospitales de Andalucía “evidenció que simplificando el diagnóstico los pacientes que llegaban al especialista aumentaron de un 55% a un 83%”, explica el Dr. García, lo que permite “evitar un mayor número de pérdidas en la derivación y mejora la cascada de tratamiento de la hepatitis C”.

Asimismo, han subrayado su coste-efectividad, ya que aunque el diagnóstico en un paso supondría un incremento en el coste en pruebas diagnósticas de 72.875 euros “significa un ahorro en términos de visitas médicas de 257.803 euros, el ahorro por paciente con carga viral positiva derivado al especialista sería de 3.634 euros”, apunta el Dr. García.

Además del diagnóstico en un solo paso, los microbiólogos han destacado que implementar alertas desde microbiología para informar de los casos positivos a quien solicita la prueba y al hepatólogo “es fundamental y tiene que ir de la mano del diagnóstico en un solo paso, además pueden ser reutilizadas en la recuperación de los pocos pacientes que no sean derivados”, explica el Dr. Aguilera.

Los expertos han resaltado el papel del microbiólogo en iniciativas de cribado de la hepatitis C, tanto las dirigidas a población general por cohorte de edad (como la puesta en marcha en Cantabria recientemente en población entre 40 y 70 años), como en el diagnóstico en poblaciones vulnerables como usuarios de drogas, personas con prácticas sexuales de riesgo o población inmigrante procedente de países de alta prevalencia. “El microbiólogo es una pieza clave para que estas iniciativas tengan éxito y ha de participar en el diseño de las estrategias de diagnóstico. Hemos de actuar como facilitador para la comunicación activa de resultados y ejercer como garante de que los pacientes llegan realmente a las consultas de los especialistas para ser tratados y curados. Además, debemos facilitar el acceso a nuevas metodologías de diagnóstico para poder acceder a poblaciones vulnerables que requerirán nuevos modelos asistenciales, como los test de sangre seca e incluso técnicas point of care”, concluye el Dr. García.

Según los datos preliminares de la Encuesta Nacional de Seroprevalencia del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social (MSCBS) de 2018, se estima que el 0,8% de la población española analizada (entre 2 y 80 años) tiene anticuerpos positivos frente al virus de la hepatitis C y el 0,17% tiene una infección activa.

 

Fuente: immedicohospitalario.es

10/05/2019

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post