“Debemos eliminar la hepatitis C en Inglaterra, un virus que afecta a los más marginados”

26/03/2018 | Noticias de prensa

La hepatitis C no es un virus visible. Afecta desproporcionadamente a las comunidades desfavorecidas y marginadas, y casi la mitad de las personas que acuden al hospital por hepatitis C proviene de la quinta parte más pobre de la sociedad.

Las personas que viven con hepatitis C a menudo experimentan pocos síntomas obvios, y un 40-50% de los 160.000 estimados con hepatitis C en Inglaterra no saben que están infectados, aunque el virus puede provocar cirrosis hepática y cáncer fatales. Los que están en mayor riesgo de transmisión del contacto sangre a sangre provienen ya de grupos marginados con menos probabilidades de tener una voz fuerte, incluidas las personas que se inyectan drogas, los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y las comunidades de migrantes de países endémicos. Cuando se compara con el VIH, también un virus transmitido por la sangre con rutas de transmisión similares, el conocimiento de la hepatitis C es exponencialmente más bajo.

La vida para los diagnosticados no ha sido fácil. Hasta hace poco, la única opción de tratamiento era un tratamiento basado en inyecciones que duraba hasta un año, con efectos secundarios significativos y sólo un 50% de probabilidades de curarse. En 2015, nuevos tratamientos milagrosos que curan a más del 95% de las personas quedaron disponibles, con duraciones de tratamiento mucho más cortas y pocos efectos secundarios. Este fue un logro científico sobresaliente, pero las listas de espera para el tratamiento impidieron que algunos tuvieran acceso a una cura por largos períodos y causaron que muchos otros abandonaran la atención.

Todo esto está a punto de convertirse en una reliquia del pasado. Ahora tenemos una oportunidad extraordinaria para eliminar la hepatitis C, y los tratamientos comenzarán a estar disponibles universalmente luego de un nuevo acuerdo de financiamiento entre NHS England y la industria que se acordará más adelante este año. Se necesita una acción nacional urgente para encontrar, diagnosticar y tratar a todas las personas que viven con hepatitis C. Un nuevo informe de un grupo de pares y pares multisectoriales establece el camino hacia la eliminación en el contexto excepcional de este virus mortal que ahora es completamente curable con medicamentos de fácil entrega y altamente rentables.

Esta oportunidad viene con nuevos desafíos. A medida que las listas de espera para tratamiento disminuyen y la mayoría de los pacientes históricamente infectados que ya fueron diagnosticados y en contacto con los servicios de salud han sido tratados, debe ser una ambición nacional encontrar a los no diagnosticados y volver a involucrar a los diagnosticados previamente que nunca han sido tratados. Dejar a las personas vulnerables para desarrollar cirrosis y cáncer de hígado potencialmente mortal cuando tenemos una cura completa disponible es un grave problema de salud pública.

El informe del All-Party Parliamentary Group on Liver Health hace recomendaciones audaces diseñadas para avanzar hacia el logro de la ambición de NHS England para eliminar la hepatitis C en 2025, cinco años antes del objetivo mundial de la Organización Mundial de la Salud. Sin embargo, los testigos expertos de la investigación de este grupo parlamentario coincidieron en que, a menos que aumente significativamente el número de personas que reciben un diagnóstico y tratamiento, esta ambición no se cumplirá.

La investigación encontró que la baja aceptación de las pruebas, la falta de coordinación nacional y las estructuras ineficaces para la entrega del tratamiento son un obstáculo para el progreso. A pesar de la implementación de una política de prueba de exclusión para todas las recepciones nuevas en las cárceles, las pruebas en algunas cárceles siguen siendo lamentablemente bajas. Las vías de atención demasiado complejas crean barreras para acceder al tratamiento de los pacientes y los servicios comunitarios en los que se diagnostican. Las presiones de los fondos sobre los servicios de salud están teniendo un impacto negativo en los esfuerzos de prevención y las iniciativas de evaluación.

El informe hace un llamamiento al Gobierno para que exprese su apoyo explícito a la agenda de eliminación y asegure que el próximo acuerdo de financiación vaya acompañado de ambiciosos objetivos nacionales y regionales, junto con mecanismos para garantizar que los fondos se distribuyan equitativamente. También sugiere nuevas iniciativas para lograr que más personas sean diagnosticadas y tratadas.

El tratamiento debe estar disponible fuera del hospital, en entornos comunitarios como los servicios de drogas y alcohol y los servicios de salud sexual, para que sean más accesibles para las personas en riesgo que pueden tener vidas caóticas. Los servicios de drogas y alcohol deben ser comisionados para llevar a cabo pruebas de exclusión voluntaria para todos sus usuarios de servicios, con mecanismos claros para hacerles rendir cuentas si no cumplen los objetivos. Las estrategias innovadoras, como los incentivos en efectivo para las pruebas, especialmente para las redes de personas que se inyectan drogas cuando el riesgo de transmisión es alto, deben implementarse junto con un enfoque de “tratamiento como prevención” que busca reducir la prevalencia entre los que se inyectan activamente. Se pueden hacer muchas otras mejoras para que el tratamiento sea más accesible, como la simplificación de las vías de derivación.

El próximo acuerdo entre NHS England y la industria tiene el potencial de impulsar mejoras en la prevención, aumentar el diagnóstico y permitir el acceso ilimitado al tratamiento en todo el país. También es esencial que los variados y superpuestos roles y agendas de aquellos involucrados en el cuidado de la hepatitis C, incluyendo NHS England, el Departamento de Salud y Asistencia Social, las autoridades locales, el servicio penitenciario y la industria, se unan bajo una estrategia nacional coherente.

La eliminación de un problema de salud pública que afecta desproporcionadamente a algunos de los grupos más pobres y marginados de nuestra sociedad es una oportunidad notable y eminentemente alcanzable. No hay tiempo que perder para hacer de la eliminación de la hepatitis C un objetivo nacional.

El informe del Grupo Parlamentario de todos los partidos sobre la salud del hígado sobre la eliminación de la hepatitis C está disponible aquí. Para obtener más información sobre la hepatitis C en el Reino Unido, acceder a este enlace: www.hepctrust.org.uk.

Fuente: huffingtonpost.co.uk
Noticia traducida por ASSCAT

26/03/2018

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post