Cataluña desarrolla más acciones pioneras e innovadoras para diagnosticar y tratar la hepatitis C

11/02/2020 | Noticias de prensa

Salud se adhiere a la campaña ‘Un final feliz’, que anima a desestigmatizar la hepatitis C y que está protagonizada por el actor Carmelo Gómez, paciente curado de esta enfermedad.

También pone en marcha una iniciativa piloto de cribado dirigida a hombres que tienen sexo con hombres y que está teniendo excelentes resultados con el VIH.

Cerca de 30.000 personas se han tratado de esta enfermedad en Cataluña.

La Agencia de Salud Pública de Cataluña ha avanzado que pondrá en marcha un proyecto que estudiará, de manera piloto, la viabilidad y efectividad de una estrategia de automuestreo del cribado del virus de la hepatitis C (VHC) en una de las poblaciones clave con mayor prevalencia de infección de esta enfermedad. El proyecto, denominado ‘Téstate Plus’ y pilotado por el Centro de Estudios Epidemiológicos sobre las Infecciones de Transmisión Sexual y Sida de Cataluña (CEEISCAT), se dirigirá a partir del año que viene a los hombres que tiene sexo con hombres (HSH), que podrán solicitar un kit de cribado, de manera voluntaria, gratuita y confidencial a través de una plataforma digital. Una vez recogida la muestra (en sangre seca), ésta se enviará a un laboratorio de referencia; los resultados de la prueba se podrán consultar en línea.

El propósito del proyecto es diagnosticar y disminuir las barreras de acceso al tratamiento por el VHC y se inspira en el proyecto ‘Téstate’, que está teniendo unos excelentes resultados para el VIH y está siendo pilotado también por el CEEISCAT.

Esta iniciativa es una más de las acciones innovadoras que, de forma pionera en muchos casos, Cataluña está desarrollando tanto en el cribado como en el acceso a tratamiento de estas poblaciones en situación de vulnerabilidad, en tanto que pueden correr un alto riesgo de infección y que, generalmente, no están tan vinculadas al sistema sanitario: personas que se inyectan drogas, internas en centros penitenciarios, coinfectadas con el VIH, procedentes de países con altas prevalencias del VHC, o que tienen prácticas sexuales de riesgo sin protección (como los HSH).

Una campaña contra la estigmatización por la enfermedad

Por otro lado, el Departamento de Salud se ha adherido a la campaña “Un final feliz”, protagonizada por el actor ganador de un Goya, Carmelo Gómez. El intérprete contrajo el virus de la hepatitis C y se curó gracias al tratamiento de antivirales de acción directa: a través de su historia vital, pretende sensibilizar a las personas que hayan podido estar en contacto con el virus de la hepatitis C y a animarlas a hacerse la prueba. La campaña se podrá ver en cines de Barcelona y de otras grandes ciudades catalanas.

El caso de Carmelo Gómez es como el de tantas otras personas que contrajeron el virus a través de una transfusión de sangre. Se infectó cuando tenía siete años, pero supo sobre su enfermedad hasta que fue adulto, y de manera casual, cuando acudió a donar sangre y le dijeron que no podía hacerlo porque padecía una enfermedad hepática. El tratamiento que inició entonces tenía importantes efectos secundarios y no curaba la enfermedad. Finalmente, con la aparición de los antivirales de acción directa, en pocas semanas se curó.

La campaña la presentó el Director del Programa de Prevención, Control y Atención al VIH, las ITS y las Hepatitis Víricas (PCAVIHV), Joan Colom; el jefe de Hepatología del Hospital La Paz de Madrid y coordinador de la Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Víricas en España (AEHVE) (promotor de la campaña) Javier García-Samaniego; el catedrático de hepatología de la Universidad Autónoma Rafael Esteban; y la presidenta de la Asociación Catalana de Pacientes Hepáticos (ASSCAT), Teresa Casanovas.

“Cataluña puede eliminar la hepatitis C en los próximos años y tenemos planes para conseguirlo, sobre todo trabajando la detección precoz tanto en población general como en población vulnerable”, aseguró Joan Colom. En el mismo sentido se ha expresado el doctor Esteban, resaltando que “Cataluña está haciendo un extraordinario progreso”, sobre todo dirigiéndose a colectivos de mayor vulnerabilidad. Por otra parte, el doctor García-Samaniego ha enfatizado que aún es necesario incidir en aquellas personas que no saben que están infectadas, un objetivo al que también quiere contribuir una campaña “que resume las historias individuales de cada persona infectada, que felizmente se han acabado curando”.

“Estamos convencidos de que, con herramientas y recursos, la enfermedad se puede eliminar; de hecho, estamos en un momento histórico, en la primera vez que una enfermedad viral crónica se cura”, subrayó Teresa Casanovas. Por último, el actor Carmelo Gómez explicó cómo el tratamiento, simple y sencillo, “me cambió la vida completamente. Me recuperé rápidamente, gracias a los profesionales y al sistema público de salud”, dijo el actor antes de poner en valor el hecho de que la campaña pueda ayudar a desestigmatizar la enfermedad. “Le puede pasar a todo el mundo y antes de que se cure, porque se cura, se puede convivir con ella”, concluyó.

La Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Víricas en España (AEHVE) reúne las principales sociedades científicas y asociaciones de pacientes con el objetivo de eliminar el virus de la hepatitis C.

Casi 30.000 personas tratadas en 5 años

El Programa de Prevención, Control y Atención al VIH, las ITS i les Hepatitis Víricas (PCAVIHV) de la Agencia de Salud Pública de Cataluña se ha adherido a esta campaña ante la importancia de concienciar sobre la necesidad de diagnosticar los casos ocultos y vincularlos, de forma eficiente, a la atención especializada y al acceso precoz al tratamiento.

En este sentido, uno de los objetivos clave del Plan de Prevención y Control de la Hepatitis C en Cataluña es el diagnóstico precoz de infecciones ocultas, para hacer aflorar la infección no diagnosticada tanto en población general (a través de la atención primaria) como con aquellas personas que han estado expuestas a situaciones de riesgo, como son las transfusiones de sangre realizadas antes de 1992, el consumo de drogas por vía intravenosa o nasal, las relaciones sexuales de riesgo sin protección, la realización de tatuajes, piercings u otros procedimientos similares en que, sin las medidas de esterilización adecuadas, se pueden producir lesiones de la piel y sangrado, etc.

En Cataluña, en los últimos 5 años, más de 29.091 personas (dadas el 31 de octubre de 2019) han recibido tratamiento para la hepatitis C. Según el Registro de Pacientes y Tratamientos del Servicio Catalán de Salud (CatSalut), en 2018 se trataron 5.605 personas, con una duración de tratamiento de 8 semanas en el 51% de los casos (y de 12 semanas en el 49% restante). Actualmente, el tratamiento (oral y sin efectos secundarios) consigue unas tasas de curación a las 12 semanas del 96,4% sobre los pacientes evaluados.

 

Fuente: salutpublica.gencat.cat

Noticia traducida por ASSCAT

11/02/2020

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

PRÓXIMOS EVENTOS

No hay eventos!
Cargar más

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post