Campaña ASSCAT 2018: Diagnosticar Para Eliminar HEP

21/06/2018 | Activismo

ASSCAT inicia su campaña previa al Día Mundial de la Hepatitis: #DiagnosticarParaEliminarHEP.

Durante esta campaña, previa a la celebración del Día Mundial de la Hepatitis, queremos lanzar los siguientes mensajes a la ciudadanía:

La hepatitis C es una enfermedad transmisible que no tiene vacuna y es asintomática, por tanto, si no somos proactivos no es fácil detectarla en fases no avanzadas. En Europa, actualmente viven alrededor de 15 millones de personas con hepatitis C, el 60% de las cuales no son conscientes de su infección. En España, ya se han tratado más de 100.000 pacientes, pero se estima que quedan otros 100.000 “pacientes ocultos” que aún no se han diagnosticado.

Actualmente los fármacos para tratar la hepatitis C tienen unas tasas de curación de casi el 100%, son seguros y rápidos. Por tanto, el diagnóstico y tratamiento de todos los pacientes infectados con el VHC es la mejor prevención, no sólo de nuevas infecciones sino de costes humanos y económicos, ya que los beneficios para la salud individual y pública son innegables. Los costes de hoy son ahorros para el futuro.

La hepatitis B es una enfermedad transmisible que tiene vacuna, aun así, millones de personas a nivel mundial son portadoras del VHB y sigue siendo un problema grave de salud. Según datos de la OMS de 2017, se estima que hay 257 millones de personas con infección crónica por el virus de la hepatitis B (se definen así las personas que tienen antígeno de superficie del VHB B). En 2015, la hepatitis B ocasionó 887.000 muertes, en su mayoría debido a sus complicaciones (cirrosis y carcinoma hepatocelular). En España se estima una prevalencia de la hepatitis B del 0,6%. Es de destacar que todos los niños nacidos en España reciben la vacunación frente al VHB y van a estar protegidos.

Los tratamientos actuales de la hepatitis B permiten frenar la replicación viral y disminuir la inflamación del hígado, aunque no curan totalmente, mejoran el pronóstico de la persona y disminuyen el riesgo de transmisión.

El diagnóstico tardío en todos los casos de hepatitis se asocia a un peor pronóstico, a una disminución de la calidad de vida y también a mayores costes para el sistema sanitario.

Las hepatitis víricas son una epidemia silenciosa global que afecta especialmente a las personas más vulnerables de la sociedad.

La lucha contra las hepatitis se inicia con la información a los ciudadanos, y se ha acompañar de procedimientos de prevención, diagnóstico y tratamiento.

Ahora, con la implicación y coordinación de tod@s es posible la eliminación de las hepatitis víricas.

NOhep es un movimiento global para la eliminación de las hepatitis víricas en 2030, al que ASSCAT se adhirió desde su inicio.

La eliminación de las hepatitis víricas, fortalece a los sistemas de salud, ya que a la larga disminuye los costes que podrán ser dedicados a otros problemas sanitarios.

El camino hacia la eliminación tiene obstáculos, pero estas barreras se conocen y se sabe cómo han de superarse.

Los avances en la eliminación son progresivos, pero se dispone de medios cuya aplicación ha de ser inmediata.

Para llegar a la meta se requieren objetivos alcanzables. Disponemos de las herramientas y sabemos cómo se ha de hacer:

En la hepatitis C, los equipos médicos y sanitarios han de conocer y seguir las normas, cada vez más sencillas, publicadas en las guías clínicas actualizadas.

Un tema muy importante es el riesgo de desarrollar hepatocarcinoma que se presenta en algunas personas que ya se han curado de la hepatitis C que estaban en estadio F4 cuando recibieron el tratamiento antiviral. Las personas curadas con enfermedad hepática avanzada no deben ser dadas de alta, sino que deben continuar con controles periódicos en su hospital.

En la hepatitis B, aunque hay temas no resueltos, las guías clínicas actualizadas orientan a los equipos médicos y sanitarios en el manejo de los pacientes infectados con el VHB. Existen grupos de personas con necesidades especiales para prevenir o tratar la hepatitis B y que precisan protocolos específicos:

  • Prevención de una posible recidiva postrasplante hepático.
  • Coinfección con otro virus, como el VHC, el VHD o el VIH.
  • Hepatitis aguda B.
  • Mujeres embarazadas.
  • Niños.
  • Trabajadores sanitarios.
  • Pacientes que precisan tratamientos inmunosupresores o quimioterapia.
  • Pacientes en hemodiálisis. Portadores de trasplante renal.
  • Pacientes con manifestaciones extrahepáticas del VHB (artritis, vasculitis, glomerulonefritis, etc.).

Se han de intensificar las acciones de concienciación e información para la prevención y para la detección con el fin de que lleguen a toda la ciudadanía.

Se ha reconocido el rol de los profesionales sanitarios y el de las asociaciones de pacientes que han de actuar impulsando campañas y programas nacionales sobre las hepatitis virales.

Se han de incrementar y adaptar los recursos humanos y asistenciales de manera que los flujos del Sistema Sanitario permitan atender a todos los pacientes.

Se han de diseñar programas de formación continuada y capacitación sobre la infección por el VHC para que los médicos de atención primaria (y otros niveles asistenciales) conozcan mejor la enfermedad y los criterios para su detección.

El enfoque más pragmático sería dividir las metas nacionales de eliminación en objetivos más gestionables, enfocando segmentos de población individuales o entornos concretos, en los que las intervenciones de prevención y tratamiento se pueden realizar de manera más rápida y eficiente utilizando métodos específicos. Este concepto se conoce como microeliminación.

Es fundamental contar con la financiación suficiente para poder llevar a cabo todas las acciones necesarias.

El Día Mundial de la Hepatitis es una fecha importante para visibilizar y concienciar sobre las difíciles situaciones que afrontan las personas afectadas, en los ámbitos sanitario, social, político y familiar, así como para acrecentar la sensibilización y la comprensión de las hepatitis víricas (principalmente en sus vías de transmisión para su prevención y para conseguir eliminar el estigma asociado a las hepatitis).

Fuente: ASSCAT

21/06/2018

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post