Aragón quiere acabar con la hepatitis C en dos años

05/03/2019 | Artículos, Noticias de prensa

El Gobierno de Aragón ha presentado una estrategia basada en la prevención, el diagnóstico precoz y el tratamiento de pacientes evaluados pero no tratados todavía.

La hepatóloga y coordinadora del Plan Estratégico para la Eliminación de la Hepatitis C en Aragón, Marta Bestué, ha asegurado que Aragón podría lograr la completa “eliminación” de la enfermedad en 2021 a través de las acciones que se están llevando a cabo en la comunidad.

La OMS, por otra parte, ha concretado como fecha prevista para la eliminación de la hepatitis C en Europa el año 2030, ha explicado Bestué.

El plan autonómico ha sido presentado por el director general de Asistencia Sanitaria, José María Abad, la coordinadora del plan y médico patóloga del Hospital Clínico de Zaragoza, Trinidad Serrano y la coordinadora del plan, Marta Bestué.

Bestué ha reflejado que en Aragón hay alrededor de 3.500 pacientes infectados de hepatitis C, cifra que ha calificado como “muy escasa”, y unos 500 todavía por diagnosticar, ya que se trata de una enfermedad “silente”.

Por ello, a pesar de que ya se ha sanado a 3.200 pacientes en Aragón, Bestué ha incidido en la importancia de difundir los conocimientos precisos a la sociedad sobre esta enfermedad para su prevención y tratamiento, a través de acciones como el Plan Estratégico Autonómico.

En la información del plan, orientada tanto para profesionales de la salud como para la ciudadanía, se incluyen las causas por las que una persona puede tener hepatitis C, cómo se puede transmitir, diagnosticar y tratar, así como su prevención.

Además, Abad ha subrayado que uno de los objetivos que busca lograr el plan es la eliminación de la enfermedad a través de la identificación de casos sin síntomas para poder tratarlos de forma precoz.

Para lograr los objetivos propuestos en el plan autonómico, Bestué ha explicado que se crearon “diversos grupos de trabajo” integrados por un amplio abanico profesional de la salud como microbiólogos, enfermeros o farmacéuticos, con el objetivo de repartir el trabajo.

Las acciones que se llevaron a cabo con los grupos de trabajo fueron la prevención primaria de la hepatitis C e incrementar el conocimiento de la enfermedad en la ciudadanía, el diagnóstico, simplificación del mismo, el tratamiento y atención farmacéutica y la investigación en epidemiología.

Finalmente, Bestué ha añadido que aunque en la actualidad la hepatitis C no resulta una enfermedad mortal, ya que el 95% de los pacientes logra su total curación, resulta importante tratar la prevención de esta enfermedad para lograr erradicarla.

 

Fuente: cadenaser.com

05/03/2019

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post