11ª Jornada de Detección de la Hepatitis C mediante Test Oral e Información sobre las Hepatitis A, B y C en el Hospital de Bellvitge

02/12/2015 | Activismo

La Asociación Catalana de Enfermos de Hepatitis (ASSCAT), con el apoyo de una unidad móvil de Cruz Roja Barcelona, realizó el día 24 de noviembre de manera gratuita y confidencial pruebas orales de detección de la hepatitis C delante de la puerta de acceso del Hospital Universitario de Bellvitge.

Esta 11ª Jornada de Detección, así como la que vamos a realizar en Sant Boi de Llobregat el próximo día 8 de diciembre es la contribución de ASSCAT a la Semana Europea de la Prueba de Hepatitis-VIH, que este año por primera vez ha incluido las pruebas de hepatitis B y hepatitis C como enfermedades transmisibles que son, y de las que muchas personas no saben que están infectadas.

En esta Jornada realizamos 75 pruebas orales en el interior de la Unidad Móvil de Cruz Roja Barcelona, de las cuales 1 fue un resultado positivo (mujer de 47 años). Se le dio la información adecuada y se la derivó a su médico de cabecera. Tres voluntarios de Cruz Roja y cuatro voluntarios de ASSCAT entregaron a las personas que nos visitaron 430 dípticos informativos para diferenciar los distintos tipos de hepatitis viral, 125 opúsculos con información sobre hepatitis B, 400 ejemplares de la revista asscatinforma nº22 y 400 ejemplares del libro “Conviviendo con la Hepatitis C”.

La prueba oral se realiza obteniendo muestra de fluido oral frotando las encías superior e inferior y el resultado se obtiene en tan solo 20 minutos. Si bien es cierto que la más reciente información indica que el nuevo Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C (PEAHC) ve necesario el cribado, hasta este momento es una asignatura pendiente en nuestro país. Cuando los síntomas se manifiestan, la enfermedad ya está avanzada y podría haberse desarrollado alguna patología hepática grave (cirrosis descompensada o cáncer de hígado) en las que los tratamientos no son tan efectivos como si se realizan con la enfermedad hepática en estadio menos avanzado.

Por tal motivo es muy importante informar y sensibilizar a la sociedad sobre las hepatitis víricas y promocionar su detección precoz ya que con tratamiento, las personas pueden tener una mejor calidad de vida y alcanzar, cada vez en mayor proporción, la curación total gracias a los nuevos medicamentos de última generación. Además, la falta de diagnóstico abre la posibilidad de que las personas infectadas, que no lo saben, no tomen las medidas necesarias para evitar la transmisión del virus.

La prueba de detección oral de la hepatitis C detecta si el resultado es positivo o negativo en anticuerpos. Si da resultado positivo debe realizarse un análisis de sangre para confirmar la viremia activa o que los anticuerpos se deben a una infección por el VHC ya curada.

ASSCAT dispone de un protocolo de counseling que incluye referencia inmediata al médico de cabecera. Además, ofrece a la persona recién diagnosticada apoyo y atención continuada mediante el acompañamiento de un voluntario experto de ASSCAT en el seguimiento de su hepatitis C para que pueda aprender a autogestionarla conjuntamente con su médico.

Es conveniente que se realicen la prueba del anti-VHC las personas que:

  • Han usado o usan drogas por vía intravenosa o intranasal y han compartido o comparten jeringuillas o cualquier material para inhalar drogas en polvo.
  • Nacieron entre 1955 y 1970. En España, de los pacientes diagnosticados hasta ahora, se ha comprobado que la mayoría de éstos nacieron entre esos años.
  • Padecen hemofilia y recibieron transfusiones con factores de la coagulación antes de 1990.
  • Recibieron transfusiones de sangre, hemoderivados u órganos trasplantados antes de la introducción de los análisis de control en 1992.
  • Son personas portadoras del VIH y/o tienen coinfección con el virus de la Hepatitis B/virus de la Hepatitis Delta.
  • Recibieron trasplante/s de órgano/s realizado previamente a la detección sistemática del VHC.
  • Reciben tratamiento renal sustitutivo con hemodiálisis.
  • Tienen elevación persistente de las transaminasas en los análisis de sangre.
  • Llevan un piercing, tatuaje o micropigmentación.
  • Conviven con una persona portadora del VHC, son parejas sexuales de personas portadoras del VHC o tienen múltiples parejas sexuales.
  • Son niños nacidos de madres portadoras del VHC.
  • Proceden de un país con alta prevalencia de la Hepatitis C.
  • Son cuidadores, personal sanitario o trabajadores de seguridad y se han pinchado con agujas o han estado expuestos a mucosas con sangre con VHC positivo.
  • Creen que ha estado expuestas a una situación de riesgo y están angustiadas ante la duda de una posible infección.

El organismo puede tardar unas semanas en generar anticuerpos tras la infección y por tanto es necesario dejar pasar de 3 a 6 meses antes de hacerse la prueba oral de anticuerpos para que el resultado sea fiable.

ASSCAT agradece a Cruz Roja Barcelona su apoyo para la realización de esta actividad.

 

Fuente: ASSCAT

02/12/2015

SÍGUENOS EN NUESTRAS RRSS

TE PODRÍA INTERESAR

Related Post