Fármacos disponibles para el tratamiento de la Hepatitis C

Actualmente son varios los fármacos de los cuales disponen los hepatólogos   para tratar a los pacientes con Hepatitis C, contemplando todas las situaciones clínicas que puedan presentar estas personas y con un altísimo índice de respuesta viral sostenida (eliminación del VHC).

El gran avance en el conocimiento del ciclo vital del VHC (Virus de la Hepatitis C) y de las características de las proteínas del VHC, ha estimulado y facilitado durante estos últimos años el desarrollo de los nuevos agentes antivirales de acción directa (AAD).El VHC se replica a una velocidad muy elevada en el citoplasma de las células que forman el hígado (hepatocitos), durante el llamando ciclo vital. Este ciclo transcurre desde que el VHC se une a la membrana plasmática del hepatocito y su endocitosis a través de ésta, pasando por la pérdida de la envoltura y la generación de la red membranosa, la traducción y la replicación, el ensamblaje viral y finalmente el transporte y la liberación del nuevo virus en el espacio extracelular.

Ciclo Vital VHCLa progresiva comprensión de estos mecanismos ha permitido la identificación de dianas potenciales en puntos concretos del ciclo vital. Se pueden prever e inhibir una serie de posibles objetivos o dianas terapéuticas a nivel de la entrada viral, de la replicación viral y de la formación de partículas infecciosas, actuando sobre las cuales se interrumpe directamente la reproducción del VHC. Los objetivos más obvios son la proteasa NS3/4A y la polimerasa NS5B del VHC. Por eso la primera generación de AAD fueron los inhibidores de la proteasa y los inhibidores de la polimerasa análogos de nucleósidos o no nucleósidos.También muy importante ha sido el descubrimiento de los inhibidores del complejo de replicación NS5A.

Según la fase del ciclo vital sobre la que actúan impidiendo la replicación del VHC reciben diferentes nombres agrupándolos por clases o familias de fármacos.

Identificamos tres familias disponibles . Los nombres genéricos de los fármacos nos dan una pista, si nos fijamos en su terminación:
1. Inhibidores de la proteasa: terminación en “previr”
2. Inhibidores de la polimerasa: terminación en “buvir”
3. Inhibidores de la proteína NS5A: terminación en “asvir”

Con estos fármacos se puede incidir en tres fases del proceso replicativo del VHC: inhibiendo la proteasa viral, inhibiendo la polimerasa, e inhibiendo la proteína NS5A. 

Un único AAD no puede evitar por sí solo la reproducción del VHC porque éste realiza cada día millones de copias de sí mismo y fruto de esa reproducción incontrolada algunas de esas cópias podrían presentar ciertas variaciones en su estructura genética (llamadas mutaciones), que podrían causar que el VHC se volviera resistente a los fármacos antivirales, es por este motivo que como mínimo un tratamiento debe constar de dos fármacos de diferente familia de inhibidores. Los medicamentos actuales se presentan en una sola pastilla que incluye dos o tres fármacos.

Los nuevos inhibidores tienen propiedades muy favorables:
Cobertura de diferentes genotipos del VHC (pangenotípicos)- Menor duración de los tratamientos – Mejores perfiles de seguridad – Interacciones fármaco-fármaco menos pronunciadas.

Después de unos años en los que varios regímenes de tratamiento han estado disponibles en función del genotipo de cada paciente, los medicamentos más utilizados actualmente son pangenotípicos (eficaces frente a todos los genotipos del VHC ) y es el equipo de hepatología el que decide con criterios clínicos el medicamento más adecuado para cada paciente y la duración del tratamiento según las características individuales de cada persona.

 *Harvoni ® : sofosbuvir/ledipasvir. Sofosbuvir es un análogo de nucleótido que es el mejor inhibidor de la polimerasa. Actúa inhibiendo selectivamente la proteína NS5B del VHC, con actividad pangenotípica y con una barrera genética a las resistencias elevada. Ledipasvir actúa inhibiendo específicamente la proteína NS5A, que participa en la replicación del genoma viral, en parte a través de interacciones con la ARN polimerasa dependiente del ARN viral (NS5B). Con este fármaco se pueden tratar el genotipo 1 y el genotipo 4. Las personas con genotipo 1a y 1b sin cirrosis pueden recibir el fármaco durante 8-12 semanas y si tienen cirrosis entre 12-24 semanas o 12 semanas con ribavirina. Las personas con genotipo 4 sin cirrosis reciben el fármaco 12 semanas y si tienen cirrosis lo reciben 12 semanas, pero con ribavirina. Es un medicamento de Gilead.

*Zepatier® :elbasvir/grazoprevir Elbasvir es un inhibidor de NS5A del VHC, que es esencial para la replicación del ARN del virus y para el ensamblaje de los viriones. Grazoprevir es un inhibidor de la proteasa NS3/4A del VHC que es necesaria para la división proteolítica de la poliproteína codificada del VHC (en formas maduras de las proteínas NS3, NS4A, NS4B, NS5A y NS5B) y es esencial para la replicación del virus. Este fármaco se toma con o sin ribavirina (RBV) para el tratamiento del virus de la hepatitis C (VHC) con infección crónica de los genotipos 1 y 4 en adultos. Para el genotipo 1b la duración del tratamiento es de 12 semanas y para los genotipos 1a y 4 la duración es de 12 semanas o 16 semanas y además ribavirina. Es un medicamento de MSD.

*Epclusa®: sofosbuvir/ velpatasvir. Sofosbuvir es un análogo de nucleótido que es el mejor inhibidor de la polimerasa. Actúa inhibiendo selectivamente la proteína NS5B del VHC, con actividad pangenotípica y con una barrera genética a las resistencias elevada. Velpatasvir es un inhibidor de NS5A. La duración del tratamiento es de 12 semanas para todos los genotipos del VHC. Es un medicamento de Gilead.

*Maviret® : glecaprevir / pibrentasvir. Este nuevo medicamento de Abbvie, combina dos principios activos: un inhibidor de la proteasa NS3/4A (glecaprevir) y un inhibidor del complejo de replicación NS5A (pibrentasvir) en una sola pastilla. Se toma una vez al día y no necesita ribavirina. El tiempo tratamiento oscila entre las 8 y 12 semanas. Es eficaz en el retratamiento de personas que no han respondido a otros regímenes con Antivirales de Acción Directa. Los estudios muestran respuesta viral sostenida entre 98% y 100% para el genotipo 1 del VHC y entre 93% y 94% para el genotipo 3.

*Vosevi® : sofosbuvir / velpatasvir (inhibidor del complejo de replicación NS5A)/ voxilaprevir (inhibidor de la proteasa NS3/4A). Nuevo medicamento de Gilead que une tres principios activos en una pastilla para tomar una vez al día en regímenes de tratamiento de 12 semanas sin necesidad de ribavirina. Su nombre comercial es Vosevi®. Es eficaz, sin ribavirina, en retratamiento de personas que no respondieron a tratamientos con los medicamentos orales. Los resultados de los estudios muestran respuesta viral sostenida en porcentajes que oscilan entre 98% y 100%.

Como característica muy importante de estos tres últimos medicamentos, destacamos que son pangenotípicos, es decir, actúan frente a todos los genotipos del VHC, hecho que sugiere que se podría prescindir de realizar el genotipado del VHC en las personas enfermas antes de recibir el tratamiento.

Actualmente no existen nuevos medicamentos en estudio.  

Recomendaciones importantes:

  • Habla con tu hepatólogo para valorar la posibilidad de tratamiento. Ante este escenario actual de disponibilidad de fármacos que presentan altas tasas de eficacia, corta duración del tratamiento y efectos secundarios mínimos, las personas con hepatitis C  tienen derecho a recibir tratamiento, tienen derecho a la salud.
  • Sigue las recomendaciones de tu hepatólogo y las de su equipo.

Diversos estudios muestran que el diagnóstico precoz y el inicio del tratamiento antiviral es la mejor medida para reducir el impacto de la enfermedad en los pacientes infectados por VHC, incluso en términos de ahorro económico para la administración sanitaria porque evita el deterioro de la salud de los pacientes  y, en consecuencia, los enormes gastos que se generan si hay que tratar las complicaciones, ya que la infección por VHC supone una de las principales causas de cirrosis, hepatocarcinoma y trasplante hepático.

La OMS ha marcado como objetivo global la eliminación de la hepatitis C para 2030. Para conseguirlo se ha de avanzar en el diagnóstico de los “casos ocultos” para poder ofrecer tratamiento a TODAS LAS PERSONAS DIAGNOSTICADAS, tanto actualmente como en los próximos años. Si no se consigue que los pacientes puedan acceder al tratamiento curativo, antes de que se encuentren en fases avanzadas de la enfermedad hepática, el impacto de tantos fármacos eficaces para eliminar el VHC del organismo de las personas enfermas no sería optimizado y nunca se llegará a revertir la situación de la Hepatitis C a nivel global.

Para más información podéis leer:

Guías AEEH/SEIMC de manejo de la Hepatitis C de marzo de 2017

Guia de la ASLDS para tratar el VHC- Octubre 2017

 

Última actualización: 2/03/18