Adherencia al tratamiento de la Hepatitis C y cómo optimizarla

¿Qué es la adherencia al tratamiento de la hepatitis C?

Cumplimiento de las dosis de los fármacos prescritos por el hepatólogo (esquema de tratamiento).

Llamamos adherencia al tratamiento al grado (porcentaje) de seguimiento de la pauta de medicación tal y como ha sido prescrita.La adherencia al tratamiento es básica para que los AAD sean eficaces. Para que la adherencia a un tratamiento pueda considerarse buena se deben tomar como mínimo más del 95% de la sdosis tal como fueron pautadas, a su hora y cumpliendo con las pautas de ingestión que se han marcado por el profesional sanitario que supervisa el tratamiento.

Es bastante difícil establecer en qué medida el nivel de adherencia condiciona la respuesta al tratamiento y las probabilidades de curación ya que las características no modificables asociadas al virus, al paciente y al tratamiento són factores muy definitorios en la respuesta positiva o no al tratamiento. Pero de hecho es casi lo único en lo que el paciente, con su cumplimiento, puede influir de cara al éxito de su tratamiento: en la  calidad del nivel de cumplimiento.

El paciente debe intentar cumplir al 100 % con estas pautas:s

● Tomar todos los medicamentos que forman el tratamiento contra la hepatitis C en las dosis adecuadas.
● Tomarlos en el momento apropiado (dos o tres veces al día).
● Tener en cuenta las particularidades de cada antiviral (como, por ejemplo, si hay que tomarlos con o sin comida).
● No tomar durante el tratamiento otras medicaciones , alimentos, terapias herbales o drogas recreativas de los que se sabe que interactúan con los fármacos contra la hepatitis C.

Si el paciente se ajusta a los horarios de las dosis mantendrá los niveles de fármaco dentro de un determinado intervalo de concentraciones en el torrente sanguíneo, las adecuadas para que la cantidad de medicamentos en la sangre no sea ni demasiado alta ni demasiado baja. Unos niveles excesivamente elevados pueden provocar efectos secundarios (o empeorarlos). Por otro lado, si los niveles son demasiado bajos, es posible que los fármacos pierdan eficacia.

Si el paciente se salta una dosis la cantidad de fármaco disminuye hasta un nivel en el cual no puede asegurarse que éste tenga la capacidad de inhibir la reproducción del virus, lo cual incrementaría el riesgo de que desarrollara resistencia al tratamiento.Aunque debes intentar poner todos los medios para optimizar el cumplimiento, es también importante que no te angusties si te saltas una dosis. Procura tomártela tan pronto como te acuerdes , pero si ya está muy cercana la hora de la siguiente toma, es preferible esperar y tomar ya la que toca, intentando retomar el horario habitual. Nunca debes tomar una dosis doble para compensar.

Además, es muy importante tener en cuenta que el tratamiento contra la hepatitis C puede interaccionar con numerosos fármacos, hecho que puede reducir su eficacia o incrementar su toxicidad. Es, por ello, necesario informar al médico especialista sobre cualquier medicamento o suplemento herbal que estés tomando o pienses tomar antes de empezar la terapia contra la hepatitisC.
En el caso de las personas coinfectadas por VIH, puesto que el tratamiento anti-VHC podría interactuar con algunos de los fármacos antirretrovirales, es básico que , antes de empezar la terapia , el especialista seleccione para estos pacientes  aquellos fármacos antirretrovirales que no interactúan con los medicamentos contra la hepatitis C.

Factores que influyen en la adherencia y consejos para mantenerla en grado óptimo

Estos factores son muy variados:

Presentar depresión, una enfermedad a menudo asociada al VHC, ya sea por la falta de energía relacionada con la infección crónica, la percepción del estigma asociado a la infección o por los efectos secundarios de los medicamentos (formen parte o no de la terapia contra el VHC). Estar deprimido dificulta el seguimiento de actividades rutinarias y hábitos, lo cual afecta de forma directa a una actividad sumamente metódica como la toma pautada de muchas pastillas.

Padecer efectos secundarios es un factor que, directa o indirectamente, puede afectar a la adherencia: de forma directa si se trata de un efecto adverso que afecta a la capacidad de la persona para seguir de manera adecuada la terapia contra la hepatitis C (como, por ejemplo, problemas de concentración derivados del uso de interferón pegilado), e indirectamente si los efectos adversos sobrepasan el límite que la persona esté dispuesta a tolerar y ésta decide retirar por su cuenta algunos fármacos o abandonar el tratamiento de forma temporal o definitiva. En este punto, es importante recordar que hay que hablar con el hepatólogo o con una persona de su equipo médico antes de tomar cualquier decisión relativa al tratamiento, ya que los efectos secundarios pueden ser tratados o aliviados.

Factores de tipo social. Entre ellos destaca la falta de apoyo del entorno (familiares, amigos, cuidadores, etc.), de gran importancia, dado que tanto por la propia hepatitis C como por su tratamiento pueden tener lugar alteraciones del estado de ánimo u otros efectos adversos, tales como la falta de concentración, que podrían hacer que te saltaras algunas dosis. Contar con personas de confianza a tu lado garantiza que alguien pueda recordarte la toma de la medicación. Otro factor social destacable es llevar una vida “desordenada”, con cambios frecuentes en los horarios de comida y sueño, que pueden hacer que tu rutina diaria no esté muy controlada y esto suponga un impacto negativo sobre la adherencia.

 ●Consumir drogas, lo cual podría alterar tu capacidad de percepción, el control de tus actos y tu memoria, impidiendo una buena adherencia al tratamiento contra la hepatitis C.

Con la finalidad de mantener la adherencia en los niveles más altos posibles hay intentar tener todos los recursos posibles para  facilitar y potenciar la buena capacidad de un paciente para adherirse a su régimen de tratamiento , lo cual, como hemos dicho, tendrá un impacto sobre el éxito de la terapia.

Para mejorar tu adherencia puedes llevar un diario de tomas  para controlar tu tratamiento y comprobar con facilidad si te tomaste o no las dosis, facilitando así que tu adherencia al tratamiento sea óptima.

 

 

Última actualización: 19/04/15