Protocolos y recomendaciones para el tratamiento de la hepatitis B

El objetivo de la terapia para la hepatitis B crónica es mejorar la calidad de vida y supervivencia mediante la prevención de la progresión de la enfermedad a cirrosis, cirrosis descompensada, enfermedad hepática terminal, hepatocarcinoma y fallecimiento.

Este objetivo se puede lograr si la replicación del VHB se puede suprimir de manera sostenida.

La reducción de la actividad histológica implica una disminución del riesgo de cirrosis i cáncer hepático, particularmente en personas que no tienen cirrosis.

Sin embargo, la infección crónica por VHB no puede ser completamente erradicada debido a la persistencia de ADN circular cerrado covalentemente (cccDNA) en el núcleo de los hepatocitos infectados, lo cual puede explicar la reactivación del VHB.

Para tener información actualizada sobre el manejo de la hepatitis B crónica en cuanto al tratamiento os recomendamos leer a  partir de la página 170 la Guía publicada en 2012 por la European Association for the Study of the Liver (EASL). Cualquier duda podéis llamarnos o escribirnos.


Última actualización: 19/02/16