Tratamiento de la hepatitis B

Actualmente existen 7 terapias aprobadas anti-VHB (2 interferones y 5 análogos de nucleósidos o nucleótidos).

Todos los análogos tienen como diana el dominio RT de la ADN polimerasa y suprimen la replicación viral, pero debido a la larga vida media de los cccDNA y el estrecho control de su velocidad de recambio, ninguno de estos 5 análogos consigue erradicar por completo el virus en la mayoría de pacientes.

Los antivirales orales actuales inhiben la replicación del VHB con eficacia y seguridad y según estudios recientes se ha demostrado que la supresión viral a largo plazo estabiliza o incluso mejora la histología hepática; en algunos casos se ha comprobado la regresión histológica de la cirrosis. Se conocen algunos factores, tanto del huésped como del virus, que se asocian a un mayor riesgo de desarrollar cirrosis. Los factores relacionados con la replicación viral se pueden modificar con la terapia antiviral. En diferentes estudios se ha demostrado que los niveles muy elevados del ADN-VBH en la analítica de sangre se asocian a un mayor riesgo de cirrosis y de hepatocarcinoma. Estos datos ponen de relieve la importancia de disponer de una terapia antiviral potente, que al suprimir el ADN del VBH permite reducir la progresión de la enfermedad hepática.

Por tanto, el objetivo actual del tratamiento anti-VHB consiste en la supresión a largo plazo de la replicación viral con el objetivo de prevenir la aparición de cirrosis, de un fallo hepático o de un hepatocarcinoma.

Más información:

TRATAMIENTO Hepatitis B.1

TRATAMIENTO Hepatitis B.2

Última actualización: 18/02/16