Revelar o no que vives con hepatitis C

Si te han diagnosticado  hepatitis C, quizás te plantees rápidamente si has de informar de tu enfermedad a algunas personas de tu familia, a tus amigos, en el trabajo, etc.

No es imprescindible que comuniques a todo el mundo que tienes hepatitis C; hay muchos factores, entre ellos la libertad individual y la manera de ser de cada uno, que pueden influir en la decisión de comunicarlo o no y a quien sí y a quien no.

Pero cuando hay alguna posibilidad de que otra persona haya entrado o entre en contacto con tu sangre, sí deberías hacerle saber que tienes hepatitis C. El objetivo de que se lo comuniques es que pueda decidir si se somete a las pruebas, así como adoptar medidas para no transmitir el virus a nadie más, si es que se ha infectado.También para que adopte medidas de prevención complementarias a las que tomes tú, si convive contigo, como por ejemplo tener cuidado con los cepillos de dientes, cuchillas, etc.

También hay personas que pueden ser dentistas, enfermeras que extraen muestras de sangre, acupuntores o tatuadores a quienes en su actuación profesional tú puedes valorar que sería muy útil que les comunicases tu enfermedad, aunque todos los profesionales deberían seguir los protocolos establecidos, ya que muchas personas no están diagnosticadas y no pueden comunicar su infección por VHC a estos profesionales.

Si le preocupa este aspecto, lo mejor es que hables con tu médico y/o voluntarios de las asociaciones de pacientes quienes pueden  ayudarte a decidir a quien decírselo y cómo hacerlo.

Última revisión de esta información  : 15/12/2015

 

Última actualización: 13/02/16