Hepatitis C

VHC virus copyright ASSCATA continuación podréis leer una introducción generalista sobre la HEPATITIS C. Ninguna de las informaciones sobre la Hepatitis C de este sitio web tiene como finalidad sustituir la opinión médica especializada, sino reforzarla, así como dar apoyo e información confiable al paciente con hepatitis C y a su entorno más próximo. También pretendemos que la ciudadanía pueda acceder a esta información para que tenga el conocimiento necesario para pedir la prueba de la hepatitis C y esté sensibilizada y concienciada sobre la importancia de esta enfermedad transmisible.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad elaboró un Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C en España que podéis descargar aquí.

Si queréis encontrar más información podéis entrar en todos los subapartados en los que se subdivide esta información y que están desglosados a la izquierda de la pantalla.

La hepatitis C es una enfermedad hepática provocada por el VHC ( virus de la hepatitis C) .La infección por el VHC representa un problema sanitario de gran magnitud a nivel mundial y es uno de los mayores desafíos de salud pública en Europa. La prevalencia en los distintos países miembros oscila entre el 0,4% y el 3,5% del total de la población, y es la principal causa de trasplante hepático en la Unión Europea (UE).

Más de la mitad de las infecciones agudas progresan a la cronicidad y ocasionan una enfermedad crónica del hígado de gravedad variable. El curso evolutivo de la hepatitis crónica debida al VHC es muy lento y las complicaciones de la enfermedad no se manifiestan hasta 20 o 30 años después de la infección, pero una proporción que oscila entre el 20 y el 40% de los pacientes, desarrollan una cirrosis o un hepatocarcinoma. Es a la vista de estos datos que la hepatitis C es una enfermedad que preocupa a los pacientes que la padecen y a los especialistas que les atienden.

El diagnóstico de la infección por VHC se realiza mediante exámenes analíticos, determinación del anti VHC y del RNA del VHC del suero, por lo que la identificación de los pacientes infectados podría hacerse fácilmente si aquellos que se encuentran o se han encontrado en situaciones de riesgo fueran sometidos a los análisis pertinentes . Estas pruebas deberían efectuarse no solo a los pacientes con manifestaciones clínicas o analíticas que muestran enfermedad hepática, sino también a aquellos que han estado expuestos a situaciones de riesgo de infección , por exposición a sangre o a material potencialmente infectada/o.

Tratamiento de la Hepatitis C

En la actualidad, se dispone ya en ESPAÑA de muchos fármacos para tratar la Hepatitis C bien sea combinándo dos o tres de ellos o con un único comprimido al día. Para tener información sobre todas estas posibilidades de tratamiento ver apartados:

2.1: Fármacos disponibles en España para el tratamiento de la Hepatitis C

2.2 : Estrategia terapéutica recomendada en el SNS Español para la HCC (Hepatitis Crónica C)

2.6: Nuevos fármacos y nuevas estrategias para el tratamiento de la hepatitis C

El tratamiento que puede curar la hepatitis C debería ofrecerse a todos los pacientes que no presenten contraindicaciones, pero en la práctica se propone a una proporción pequeña de ellos , ya que la mayoría de infectados no han sido todavía diagnosticados. Para paliar esta grave situación sería básico que los ciudadanos recibiesen información  y que desde la administración sanitaria se potenciase una actitud proactiva y comprometida de los médicos de Atención Primaria para diagnosticar los casos ocultos.

Según opinión de los especialistas los retrasos en el diagnóstico reducen la eficacia del tratamiento, permiten la progresión de la enfermedad y la aparición de complicaciones.También cuantos más pacientes estén sin diagnosticar más probabilidades existen de que se produzcan de nuevas infecciones, ya que quien desconoce que padece hepatitis C no puede tomar medidas de prevención ni para cuidarse ni para evitar transmitir la enfermedad a otras personas.

 

Última actualización: 17/02/16