Sistemas de salud y nuevas estrategias frente a las infecciones de transmisión sexual, incluyendo infección por VIH y hepatitis víricas

El pasado 1 de agosto de 2017, The Lancet Infectious Diseases publicó un artículo firmado por M. Unemo y cols. revisando el tema de las infecciones de transmisión sexual. En la misma publicación, aparece el artículo titulado “Los sistemas de salud y nuevas estrategias frente a las infecciones de transmisión sexual, incluyendo infección por VIH y hepatitis víricas” firmado por J. Klausner y N. Broutet.

Desde ASSCAT, nos parece importante destacar estas nuevas estrategias que se basan en la necesidad de dar más información a la población, en especial a los jóvenes sobre estas enfermedades transmisibles.

Por primera vez y reflejando el cambio en el enfoque de salud global, la OMS ha desarrollado nuevas estrategias para mejorar la atención en el sector de la salud mundial y que incluyen la infección por VIH, las hepatitis víricas y las infecciones de transmisión sexual (ITS). Estas nuevas estrategias conjuntas en la respuesta mundial de salud pública, contribuyen a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible que se une a nuevas orientaciones para la mejora de la salud de las mujeres, niños y adolescentes (2016-2030).

Un componente clave del nuevo enfoque holístico de la salud sexual es la introducción y difusión de la educación integral sobre salud sexual y reproductiva en las escuelas. Los adolescentes y los adultos jóvenes sufren una carga desproporcionada de las infecciones de transmisión sexual o ITS (más del 50% de las ITS se presentan en los menores de 25 años), y deben entrar en la edad adulta bien preparados y saber cómo prevenir la transmisión de ITS y cómo acceder a los servicios sanitarios si presentan ITS.

Las nuevas estrategias mundiales del sector de la salud que comprenden la infección por el VIH, las hepatitis víricas y las ITS se centran en cinco direcciones estratégicas clave: conocer la epidemia, cobertura de servicios, calidad de los servicios, financiación adecuada e innovación.

Estas orientaciones estratégicas principales ponen de relieve las intervenciones esenciales (algunas ya existentes) y que son comunes para afrontar el VIH, las hepatitis virales y las ITS: la eliminación de la transmisión materno-infantil de la infección por el VIH, la sífilis y la infección por el virus de la hepatitis B; la vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH) y el virus de la hepatitis B; y la vigilancia de la resistencia antimicrobiana.

En conclusión, los sistemas de información y vigilancia son fundamentales para mantener una respuesta eficaz ante cualquier epidemia. Es importante monitorizar en las nuevas infecciones su número y distribución. Además de la vigilancia continua de las infecciones, se evaluarán los resultados clínicos adversos de las ITS como la muerte fetal, la enfermedad inflamatoria pélvica, los embarazos ectópicos o la infertilidad debida a factores tubáricos.

 

Elaboración propia

Referencias:

thelancet.com (“Health systems and the new strategy against sexually transmitted infections”, agost 2017).

thelancet.com (“Sexually transmitted infections: challenges ahead”, agost 2017).

Última actualización: 31/08/17