Guía de la OMS para el screening de las hepatitis B y C

Las hepatitis B y C son, a nivel global, las causas más importantes de enfermedad hepática aguda y crónica y se estima que causan 1, 4 millones de muertes al año. Se estima que, actualmente,248 millones de personas viven con hepatitis B crónica, y 110 millones de personas tienen anticuerpos positivos del VHC, de los cuales 80 millones tienen infección con viremia activa.La detección y el diagnóstico de la hepatitis B y C son la puerta de acceso tanto a los servicios de prevención como de tratamiento, y son un componente crucial en la respuesta eficaz a la epidemia de hepatitis. La identificación temprana de las personas con infección crónica por VHB o VHC les permite recibir los cuidados y tratamiento para prevenir o retrasar la progresión de la enfermedad hepática. Durante las pruebas de diagnóstico se da una oportunidad para vincular a las personas a intervenciones de asesoramiento sobre situaciones de riesgo y para suministrar productos de prevención como agujas y jeringuillas estériles, así como vacunar contra la hepatitis B.

Esta es la primera publicación de la OMS con orientaciones para detectar y diagnosticar las hepatitis B y C y complementa la Guía publicada por la OMS sobre la prevención, cuidado y tratamiento de las infecciones crónicas por los virus B y C. Estas directrices describen el enfoque de salud pública para fortalecer y ampliar las prácticas actuales de pruebas para detectar el VHB y el VHC, y están diseñadas para su uso entre grupos de edad y poblaciones. Los principales destinatarios de estas directrices de la OMS son los directores de programas en los países y los proveedores de atención de salud, responsables de planificar e implementar los servicios de screening, prevención, atención y tratamiento de la hepatitis.

Para descargar esta publicación clica en la imagen:

Última actualización: 14/03/17