Guía de la OMS para la prevención, cuidado y tratamiento de las personas con hepatitis B

La Hepatitis B es una infección causada por el virus de la hepatitis B (VHB), que infecta el hígado, causando necrosis hepatocelular y inflamación. La infección por VHB puede ser aguda o crónica, y la enfermedad asociada varía en severidad desde asintomática a sintomática en función de la progresión de la enfermedad. La hepatitis B crónica (VHB), definida como la persistencia del antígeno de superficie de la hepatitis B (HBsAg) durante 6 meses o más, es un importante problema de salud pública.

A nivel mundial,se estima que hay 240 millones de personas con infección crónica, especialmente en países de ingresos bajos y medianos (PIBM). Las principales complicaciones de la HBC son la cirrosis y el carcinoma hepatocelular (HCC). Entre 20% y 30% de quienes quedan  crónicamente infectados desarrollarán estas complicaciones, y se estima que 650 000 personas mueren anualmente debido a la HCB. La mayoría de las personas no son conscientes de su infección por el VHB, y por lo tanto a menudo cuando lo descubren la enfermedad ya está avanzada.

Los programas universales de vacunación contra la hepatitis B que se dirigen a lactantes, con la primera dosis al nacer, han sido muy eficaces en la reducción de la incidencia y prevalencia de la hepatitis B en muchos países endémicos. Sin embargo, estos programas no van a tener un impacto en las muertes relacionadas con el VHB hasta  varias décadas después de su introducción. Para leer más (en inglés) descargar el pdf de esta publicación clicando en la imagen:

OMS Guidelines Hepatitis B 2015

 

Última actualización: 15/03/15